Dos Diablos con Los Ángeles en el diamante

Compartir en:

Ciudad de México, Mexico, 

Cayó el telón de las Grandes Ligas con la coronación de los Dodgers de Los Angeles al vencer en seis juegos las Rayas de Tampa Bay, siendo el sexto y definitivo juego, un encuentro histórico para el beisbol mexicano, ya que el pitcher ganador fue el mexicano Víctor González y el lanzador que se llevó el salvamento fue el sonorense Julio Urías.

Una noche histórica, porque por primera vez en las Series Mundiales, dos mexicanos ganan y salvan el mismo día. 

Una noche histórica, porque Víctor González se convirtió en el cuarto lanzador nacido en México que se lleva un triunfo en Serie Mundial, uniendo su nombre a Fernando Valenzuela (Dodgers-1981), Aurelio López (Tigres-1984) y José Urquidi (Astros-2019).

Una noche histórica, porque Víctor González es el segundo pitcher mexicano que ganó el juego decisivo de la Serie Mundial, se unió a Aurelio López que lo hizo en 1984.

Una noche histórica, porque Víctor González apareció en su cuarto juego de Serie Mundial, igualando a Fernando Salas que lanzó en cuatro juegos del Clásico de Otoño con los Cardenales de San Luis en el 2011.

Una noche histórica, porque Julio Urías se convirtió en el primer pitcher mexicano en participar en dos Series Mundiales, 2018 y 2020. 

Una noche histórica, porque Julio Urías impuso una nueva marca de ponches en una postemporada para un lanzador mexicano con 29, superando a Fernando Valenzuela. 

Una noche histórica, porque Julio Urías se convirtió en el mexicano con más ponches recetados en una Serie Mundial, con 13 chocolates, superando los 10 que recetó Jaime García con San Luis en el 2011.

Una noche histórica, porque es la primera vez en la historia que dos jugadores mexicanos que ganan una Serie Mundial pertenecen a una misma organización de la Liga Mexicana de Beisbol, tanto Julio Urías como Víctor Gonzalez son parte de los Diablos Rojos del México. 

Apenas el 31 del 2020 Víctor González debutó en las Ligas Mayores con los Dodgers de Los Angeles, enfrentando a los Diamantes de Arizona, en la temporada regular González vio acción en 15 juegos y ganó tres encuentros y no conoció la derrota, lanzó 20 entradas con un tercio, permitiendo tres carreras que fueron limpias, y regaló solo dos bases por bolas a cambio de 23 ponches, dejó en su primera campaña de Grandes Ligas un espectacular 1.33 de pcla.

En la postemporada 2020, Víctor González lanzó en ocho juegos, un total de seis innings con dos tercios, ganó un juego (Serie Mundial) y no perdió, su efectividad fue de 2.45. En total entre temporada regular y playoffs Víctor terminó ganando cuatro juegos sin perder un encuentro en su primera campaña en el mejor beisbol del mundo.

Por su parte Julio Urías, jugó su cuarta temporada con los Dodgers de Los Angeles y en el rol regular dejó marca de 3-0 en ganados y perdidos, con una efectividad de 3.27 en pcla., en seis juegos de los cuales en dos fue abridor, en total lanzó 55 entradas con 18 bases por bolas y 45 ponches.

En la postemporada 2020, Julio Urías, lució impresionante al ganar cuatro juegos sin conocer la derrota, y una estupenda efectividad de 1.17 de pcla, ponchó a 29 rivales y regaló cuatro bases por bolas.

Entre temporada y postemporada Julio Urías y Victor González ganaron 11 juegos sin conocer la derrota, los dos jóvenes lanzadores que se conocieron en la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú con un sueño y una meta por cumplir, ahora en este 2020 hacen historia al ganar la Serie Mundial con uno de los equipos más populares de las Grandes Ligas en México, gracias a Fernando Valenzuela, que en 1981 y con la Fernandomanía conquistó el corazón de miles de aficionados para la causa de Los Angeles.





Jorge Cantú, primer mexicano en pegar 100 jonrones en Ligas Mayores y la LMB

Con un cuadrangular por todo el jardín derecho en estadio Eduardo Vasconcelos de Oaxaca

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Con un cuadrangular por todo el jardín derecho en estadio Eduardo Vasconcelos de Oaxaca, el experimentado pelotero Jorge Cantú, se convirtió este miércoles, en el primer mexicano en volarse la barda en al menos 100 ocasiones, tanto en el béisbol de las Grandes Ligas, como en la Liga Mexicana de Beisbol.

Se jugaba la parte baje del octavo inning en la casa de los Guerreros de Oaxaca, con la pizarra 2-1 a favor de los Diablos Rojos sobre la novena local, cuando el primera base le prendió un lanzamiento de Jonathan Aro e impulsó dos carreras a la registradora con batazo de cuatro esquinas.

Durante diez campañas en la llamada Gran Carpa, Cantú registró 104 vuelacercas. En su paso por los Rays conectó 44, 55 con los Marlins, 3 con San Diego y una vez lo hizo con Reds y Rangers.

Se integró a los Tigres de Quintana Roo en el 2013, con los que bateó más de 50 cuadrangulares; en Toros de Tijuana y Diablos Rojos, completó la cuenta de 100.



Cantante olvida el himno nacional en el regreso de la LMB

La cantante Marisol Castillo olvidó la letra del himno mexicano previo a un juego

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

La cantante regia Marisol Castillo olvidó la letra del himno nacional mexicano en el juego inaugural de la serie entre Unión Laguna y Bravos, disputado en León.

Hace algunos días el equipo guanajuatense dio a conocer que Castillo sería la encargada de cantar el himno.

Tras el error, en las redes sociales criticaron a la también conductora.

Ya en el campo, el equipo de Coahuila venció en el arranque de la temporada 2021 a los Bravos.



Muere exlanzador All-Star Stan Williams a los 84 años

Compartir en:

AP,  Estados Unidos, California, Los Angeles, 

Stan Williams, el temible lanzador All-Star que ayudó a los Dodgers de Los Ángeles a ganar la Serie Mundial de 1959, murió. Tenía 84 años.

Williams falleció el sábado en su hogar en Laughlin, Nevada. Había sido hospitalizado el 11 de febrero y posteriormente puesto bajo cuidados paliativos por los efectos de una enfermedad cardiopulmonar, informaron los Dodgers el domingo, lo que luego fue confirmado por su hijo, Stan Jr.

Williams también alzó un título de Serie Mundial en 1990 como entrenador de lanzadores con los Rojos de Cincinnati.

El derecho, dos veces All-Star, formó parte de una poderosa rotación de los Dodgers que incluía a Sandy Koufax, Don Drysdale y Johnny Podres de 1960 a 1962.

Williams, conocido como “Big Hurt” debido a su afición por realizar lanzamientos muy cerrados, tuvo una foja de 109-94 y una efectividad de 3.48 durante una carrera de 14 años en Grandes Ligas.

“Siempre hablaron sobre mi papá como un malvado cazador de cabezas. Se ponía el uniforme y cambiaba de inmediato”, comentó Stan Jr. vía telefónica. “Henry Aaron siempre dijo que mi papá era el tipo más rudo que enfrentó”.

Williams fue firmado como agente libre por los Dodgers y fue incorporado al equipo de ligas mayores cuando el equipo se mudó de Brooklyn a Los Ángeles en 1958. Permaneció con el equipo hasta 1962.

Fue canjeado a los Yanquis de Nueva York por Bill Skowron el 26 de noviembre de 1962. Formó parte de los Yanquis hasta 1964 y posteriormente se mudó a Cleveland (1965-69), Minnesota (1970-71), San Luis (1971) y Boston (1972).

Tras retirarse como jugador, Williams continuó en el béisbol como entrenador de lanzadores, reclutador de talentos y asesor de varios equipos. Como entrenador de pitcheo, ayudó a los Medias Rojas, Yanquis y Rojos a ganar títulos divisionales, de Liga y de Serie Mundial.

Además de su hijo, a Williams le sobreviven su hija Shawn, su hermano Jim Williams y tres nietos. Su esposa Elaine ya falleció.



Omar Narváez busca despertar al bate tras mala campaña

Compartir en:

AP,  Estados Unidos, Wisconsin, Milwaukee, 

El receptor Omar Narváez, de los Cerveceros de Milwaukee, se rehúsa a culpar de sus problemas de bateo del año pasado a las inusuales circunstancias de una temporada acortada por la pandemia.

“Todo se salió de control”, admitió el venezolano el domingo, en el centro de prácticas de primavera del equipo en Phoenix. “Para mi, creo que no hay excusas. Fue una temporada corta. Todos hablan de eso. Siento que siendo un profesional no puedo tener excusas. No me fue bien”.

Narváez, de 29 años, llegó a Milwaukee con la reputación de ser un bateador de calidad y sin habilidad defensivamente. Sin embargo, fue lo opuesto en su primera campaña en la Liga Nacional después que los Cerveceros lo adquirieron proveniente de los Marineros de Seattle en diciembre de 2019.

Su promedio de bateo se desplomó de .278 en 2019 a .176 el año pasado. Su promedio de embasado cayó de .353 a .292, mientras que su porcentaje de embasado más slugging se hundió de .813 a .562.

Tras tener 22 jonrones en 132 duelos en 2019, conectó tan solo dos en 40 juegos el año pasado.

El entrenador de bateo Andy Haines indicó que Narváez fue uno de muchos bateadores que se presionaron demasiado debido a la acortada temporada.

“Lo podías ver intentando hacer demasiado”, admitió Haines. “No hablo sólo de Omar, sino sobre muchos bateadores que observaba, que literalmente estaban intentando tener una buena temporada con cada bateo. El béisbol no se puede jugar así. Si el béisbol nos envía un recordatorio de que no puede jugarse de esa manera, lo hizo con fuerza en el 2020”.

Narváez coinciden en que no abordó el plato de la forma correcta la campaña pasada.

“Sólo le estaba abanicando a todo”, afirmó Narváez. “Me puse en la situación incorrecta de intentar pegarle a la pelota. Ese es uno de los ajustes que estoy realizando esta pretemporada. Me voy a apegar a eso durante la temporada”.

Sus errores de bateo eclipsaron el enorme avance que mostró detrás del plato, lo que había sido una de sus mayores debilidades.

Y ahora llega a una nueva temporada listo para remontar.



Tras cirugía de muñeca, Strasburg se dice listo para campaña

Compartir en:

AP,  Estados Unidos, Florida, Tampa Bay, 

El problema de nervio en la muñeca de Stephen Strasburg que puso fin a su participación en la temporada 2020 tras apenas cinco innings se agravó cada vez que realizó un lanzamiento, reveló el propio abridor de los Nacionales de Washington, y “básicamente fue de la entumecimiento de pulgar a entumecimiento en toda mi mano”.

Hablando ante los reporteros por primera vez desde antes de ser inhabilitado en agosto, el as de los Nacionales señaló el domingo que el problema desapareció inmediatamente después de una cirugía que tomó 15 minutos para corregir un síndrome del túnel carpiano.

El Jugador Más Valioso de la Serie Mundial en 2019 inició sus preparaciones para esta campaña mucho antes de lo normal, con sesiones leves para soltar el brazo el 1 de noviembre, en lugar de empezar a mediados de diciembre, y empezó a lanzar en el bullpen en enero, antes de la fecha prevista de finales de ese mismo mes.

“Con una mejoría en cuanto a resistencia y vigor, siento como si progresara mucho más de lo que lo he hecho en años anteriores”, explicó el abridor derecho. “Quería darme a mí mismo tiempo adicional para resolver algunas cuestiones mecánicas y estar preparado para el primer día”.

Y así fue: El pitcher de 32 años estaba lanzando desde un montículo al lado de sus compañeros durante los entrenamientos del viernes.

“Él es uno de nuestros lanzadores confiables. Y el no haberlo visto en el campo de juego fue duro. Pero para mí, si él va a sufrir una lesión y va a corregir un problema, el año pasado habría sido el momento”, comentó el mánager Dave Martínez. “Me alegra que lo haya resuelto, y me alegra que se sienta genial”.

Strasburg dijo que la vacilante naturaleza del calendario de juegos de un 2020 afectado por la pandemia de coronavirus — en el que el campamento de primavera fue detenido en marzo, luego los equipos reanudaron sus preparativos en julio — resultó complicada para su brazo.



Apuestas Deportivas en Linea Betway