Haaland eleva al Dortmund al liderato de su grupo

Compartir en:

EFE,  Germany, Nordrhein-Westfalen, Dortmund, 

Un doblete de Erling Haaland y un gol de Thorgan Hazard en la primera parte le dieron al Borussia Dortmund la victoria (0-3) y el liderato de su grupo ante un decepcionante Brujas que no tuvo ninguna posibilidad.

El delantero noruego, que fue duda hasta el último momento, va camino de convertirse una leyenda de la Liga de Campeones. Las dos dianas de hoy hacen que sume catorce goles en los once partidos que ha disputado en la máxima competición europea. Ni Odilon Kossonou ni Simon Deli, los dos encargados de marcarle, pudieron hacerle sombra al gigante noruego, que se entendió especialmente bien con Giovanni Reyna.

El conjunto alemán, con un 4-2-3-1, presentó una defensa inusual debido a las bajas de Mats Hummels y Dan-Axel Zagadou, y Lucien Favre puso en su lugar a Manuel Akanji y Thomas Delaney. El Brujas por su parte se plantó en el césped con un 4-3-3, en lugar de su habitual 3-5-2, y sorprendió con la presencia del ex del Ajax Noa Lang en la delantera en lugar de Charles de Ketelaere.

En los primeros diez minutos pareció que el partido iba a ser igualado. Lang fue el primero en probar suerte con un disparo fuerte, tras un buen avance de Hans Vanaken. Poco después, el desmarque de Krépin Diatta por la izquierda culminó con un centro que Clinton Mata no supo cabecear bien.

En el 12 llegó la primera sustitución del partido. El cuarto árbitro esloveno Dragoslav Peric tomó el relevo de su compatriota, Damir Skomina, pues el colegiado dio muestras de molestias físicas. El parón cortó la racha del Brujas y el conjunto alemán no lo desaprovechó. 

El primer gol llegó por la banda izquierda. Mignolet despejó mal un centro de Delaney, Thomas Meunier no llegó, pero detrás estaba Thorgan Hazard, el hermano menor del madridista Eden Hazard, que remató con la izquierda al fondo de la red.

Haaland casi marcó después de un error de Kossonou, pero el portero belga la pudo despejar. El córner consiguiente se envenenó y el gigante noruego remató en dos tiempos. El cabezazo lo repelió Mignolet como pudo, pero el rebote le cayó al delantero a los pies y no perdonó.

Bonaventure Dennis se echó el Brujas a la espalda. Suyas fueron la mayoría de conducciones de pelota que concluían en ocasiones para los suyos. Falló la definición, casi siempre a base de disparos lejanos de Ruud Vormer o de Eduard Sobol que apenas intimidaron al guardameta del Dortmund. 

Hazard y Haaland avisaron, con una volea y un disparo lejano respectivamente, que el conjunto alemán aún tenía hambre, en lo que fue el precedente del tercer tanto. Una preciosa triangulación, iniciada con un pase en profundidad de Mahmoud Dahoud a Meunier, la culminó Haaland rematando a placer.

El Brujas, un equipo acostumbrado a ir al ataque, sufría cada vez que perdía la pelota. Diatta lo intentó sin éxito con regates y chut lejanos. Con el 0-3 en el 32, el partido entró en una fase mucho más tranquila.

La escuadra belga fue incapaz de levantar el resultado y la segunda parte perdió la intensidad vivida en los primeros 45 minutos. Lang dejó algún detalle para la galería, Meunier evitó un tanto de Sobol en el 59 gracias a un gran marcaje y Haland no encontró portería en el 62. 

Lucien Favre, con la mente puesta en el duelo contra el Bayern Múnich del próximo domingo, en el que está en juego el liderato de la Bundesliga, introdujo cinco cambios en los últimos veinte minutos. Dio descanso a Delaney, Reyna, Julian Brandt, Meunier y Haaland. Al gigante noruego lo sustituyó Reinier, cedido del Real Madrid, pero el brasileño solo disputó siete minutos de partido.

El Brujas probó el gol de la honra sin fe, pues en el ambiente se respiraba que el partido del Jan Breydelstadion estaba muerto. Sobol y Schrijvers lo intentaron con sendos tiros libres que se fueron fuera. 

Con los resultados de esta noche, grupo F se aprieta. El Borussia Dortmund se pone líder con seis puntos, el Lazio le sigue con cinco, el Brujas con cuatro y cierra la clasificación el Zenit con uno.





Kevin de Bruyne sufre fractura de nariz y de órbita izquierda

Compartir en:

Multimedios,  Ciudad de México, Mexico, 

El centrocampista belga del Manchester City Kevin De Bruyne sufre una fractura de nariz y de la órbita izquierda tras su violento choque con el defensa del Chelsea Antonio Rudiger este sábado mientras disputaban la final de la Champions, según explicó el propio jugador en Twitter.

En un mensaje en redes sociales, De Bruyne explicó que le han diagnosticado una fractura aguda en la nariz y otra en la órbita izquierda tras el golpe con Rudiger que le dejó aturdido en el suelo durante varios minutos y finalmente le obligó a retirarse de la final con su equipo 0-1 abajo en el marcador.

"Ahora me encuentro bien. Obviamente, aún decepcionado por lo de ayer, pero volveremos", señaló el belga tras la derrota de su equipo en la final del torneo continental que se disputó en Oporto.

El jugador, que debió incluso abandonar las gradas antes del final del encuentro para recibir tratamiento, es una de las estrellas de la convocatoria de Roberto Martínez para la Eurocopa que comienza en menos de dos semanas, pero aun no está claro cuáles serán las consecuencias de esta lesión para su participación en la competición.

En declaraciones recogidas por el diario Het Laaste Nieuws, el médico deportivo Chris Goossens considera inevitable que el centrocampista tenga que usar una máscara protectora y, aunque advirtió de la dificultad que puede conllevar la fractura en la cuenca del ojo además de la de los huesos de la nariz, se mostró confiado en que pueda volver a jugar en dos semanas.

Los Diablos Rojos debutarán en la Eurocopa el sábado 12 de junio ante Rusia y ya estaba previsto que De Bruyne se incorporase al grupo el lunes 7 de junio, más tarde que el resto, para descansar tras la final de la Champions.



Real Madrid fracasa; Chelsea avanza a la final de la Champions League

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El Chelsea se impuso 2-0 al Real Madrid este miércoles para meterse en la final de la Champions, donde se enfrentará en un duelo inglés al Manchester City, vencedor la víspera ante el PSG. Timo Werner abrió el marcador a puerta vacía y Mason Mount hizo el 2-0 (85), que volvió a llevar al Chelsea a una final europea, casi diez años después de que alzara la Champions en 2012.

Tras el 1-1 de la ida, el equipo merengue llegó a Stamford Bridge obligado a atacar y a marcar, pero se encontró con un Chelsea, que cerraba bien atrás y que apretaba delante, impidiendo el juego de los españoles.

Los blancos no lograron encontrar los huecos en el dispositivo defensivo del Chelsea, que aprovechaba sus robos en el centro del campo para salir en velocidad y sorprender al Real Madrid con N'Golo Kanté de catalizador. Los robos del centrocampista francés en la medular serían claves en los dos tantos que sentenciaron a los merengues.

En el primero Kanté descargó sobre Havertz que disparó al larguero, pero el rebote lo cabeceó Werner a puerta vacía para hacer el 1-0 (28). El equipo blanco pudo irse al descanso con el empate, pero Mendy sacó una buena mano a un cabezazo de Benzema (35).

En el segundo tiempo, Zidane buscó reanimar a un equipo superado metiendo a Fede Valverde y Marco Asensio por Mendy y Vinicius. Los cambios sirvieron para mejorar algo el rendimiento del equipo blanco, pero el paso de los minutos empezó a pesar en contra de un Real Madrid, que se iba quedando sin gasolina.

Los blancos no bajaron los brazos pero a apenas cinco minutos del final, Christian Pulisic, que había entrado por Werner (68), puso un balón atrás para Mount que fusiló en boca de gol para hacer el 2-0 definitivo (85). El Chelsea buscará ahora su segunda 'Orejona' en Estambul frente al Manchester City, mientras el Real Madrid se centrará en la apretada lucha por la Liga española.



PSG cae 1-0 pero elimina al campeón Bayern y es semifinalista en Champions

Compartir en:

Reuters,  France, Île-de-France, Paris, 

El Paris Saint Germain clasificó el martes a las semifinales de la Liga de Campeones a pesar de la derrota 1-0 en casa contra el Bayern Munich, y el defensor del título se despidió tras un resultado global de 3-3.

Eric Choupo-Moting marcó el único gol de un encuentro apasionante antes del descanso, pero no fue suficiente para remontar la derrota del equipo alemán 3-2 en el partido de ida de la semana pasada.

El PSG, que había pasado apuros en Múnich, tuvo las ocasiones más claras pero le faltó eficacia en el primer tiempo, con dos remates de Neymar en los postes y la velocidad de Kylian Mbappé, que volvió a ser imparable para la defensa rival.

El equipo del DT Mauricio Pochettino aguantó bien en el final y reservó un lugar en la instancia de los cuatro mejores de la competencia, donde se medirá al ganador de la llave entre Manchester City y Borussia Dortmund en busca de llegar a la final por segundo año consecutivo.

"Normalmente mi equipo tiene mucha calidad en el último tercio, pero hoy le faltó ese golpe final. Tenemos que aceptarlo, aunque nos hubiera gustado un resultado diferente", dijo el técnico del Bayern, Hansi Flick.

En el otro partido del día, jugado en Sevilla, Chelsea cayó 1-0 ante Porto, pero aseguró su pase a las semifinales con una victoria de 2-1 en el global.

El equipo de Thomas Tuchel contaba con una buena ventaja desde el partido de la semana pasada, también jugado en Sevilla, y tuvo que aguantar un intenso arranque del Porto, aunque pudo contener los ataques del elenco luso casi hasta el final, cuando el iraní Mehdi Taremi anotó el único gol del partido.

Fue la primera clasificación del Chelsea a semifinales de la máxima competición europea de clubes desde 2014.

"Aceptamos que era lo que se necesitaba, fue una pelea dura", dijo Tuchel a BT Sport. "Quizás en la televisión no fue tan agradable de ver pero fue un partido muy intenso, un partido muy rápido".



B.Dortmund deja en el camino al Sevilla en Champions League

Compartir en:

Milenio,  Ciudad de México, Mexico, 

El Borussia Dortmund y el Sevilla empataron 2-2 en el partido de vuelta de los octavos de final; sin embargo el conjunto alemán avanzó a la siguiente ronda de Champions League, ya que el marcador global culminó 5-4.

 Ocampos lanzó el primer zapatazo desde la frontal, no habían pasado ni dos minutos, y Óscar -la gran novedad en el once- estuvo cerca de conectar una volea ganadora dentro del área. El Sevilla rondaba el gol y lo demostraban los apuros locales, que tuvieron que echar mano de Erling Haaland para achicar agua en su propio área. 

El noruego, autor de un doblete en el Sánchez-Pizjuán, permaneció en la sombra los primeros compases, incluso sufrió con impotencia un tiro de Suso al lateral de la red, pero a su primer oportunidad llevó la presa a la cazuela. Fue curioso, pero en la primera ocasión de los locales llegó el 1-0 castigando de manera cruel el esfuerzo de los nervionenses. 

Los de Lopetegui pidieron falta sobre Suso en el arranque de la jugada, pero el árbitro concedió el gol sin acudir a la pantalla. El partido se puso muy cuesta arriba, pero todavía quedaban 45 minutos para la esperanza. Ese fue el mensaje del técnico sevillista, que no dejó de aplaudir las actuaciones de sus jugadores en la primera mitad. 

En la segunda, el Sevilla terminó de morir, pero lo hizo con las botas puestas, siendo mejor que su rival y desplegando un excelente derroche de fuerza y de fe. En diez minutos todo enloqueció. Haaland marcó el 2-0 tras hacer falta a Fernando, pero el colegiado decidió pitar un penalti previo de Koundé. Bono paró el lanzamiento pero tuvo que repetirse por la posición incorrecta del meta marroquí. 

Haaland, en su segundo intento, no falló y celebró con saña el tanto, riéndose de su rival, el mismo gesto infantil que había tenido Bono con él en su primer disparo. Un despropósito que hundió casi todas las opciones del Sevilla, pero que no mató el juego de los de Lopetegui. Óscar buscó desde la lejanía recortar distancias, pero fue otro ex pepinero, en este caso En-Nesyri, quien marcó desde los 11 metros. 

De Jong fue derribado por Emre Can y el tanto aupó a los españoles, que se volcaron sobre la meta de Hitz para provocar el nerviosismo de su rival. Sin embargo, el gol llegó muy tarde en otro cabezazo de En-Nesyri. Ya en el tiempo de descuento. 

Los borussers, que sintieron el miedo en el cuerpo, han tumbado al Sevilla en total con cinco goles, cuatro de ellos de uno de los jugadores que está llamado a marcar el fútbol mundial de los próximos años: Erling Haaland. 



Lopetegui: "Es un mal resultado pero queda la vuelta"

Compartir en:

EFE,  España, Sevilla, 

El entrenador del Sevilla, Julen Lopetegui, admitió este miércoles que el 2-3 sufrido frente al Borussia Dortmund en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones "no es un resultado bueno, es una evidencia, un mal resultado", pero advirtió que "queda la vuelta".

"Nos agarramos a la vuelta para ganar allí. No hemos merecido perder pero tienen arriba a jugadores que marcan diferencia. El 1-3 al descanso ha sido un castigo muy duro, excesivo. En la segunda no han llegado y hemos tenido opciones para empatar", añadió Lopetegui tras el partido.

El técnico vasco subrayó que "en la segunda mitad", su equipo ha "merecido algún gol más" mientras que el Borussia Dortmund "en la primera parte, ha marcado cada vez que ha llegado. Además, el colegiado ha permitido un nivel de agresividad que no se da en España" al que sus jugadores se han "tenido que adaptar" tras el descanso.

Lopetegui manifestó que ahora "toca recuperar bien y limpiar la mente. Pese a todo, ha habido cosas positivas al margen del resultado final", por lo que anunció que sus hombres jugará "la vuelta con la ilusión de superarles y de ganarles". 



Apuestas Deportivas en Linea Betway