El Sevilla elimina con solvencia a un deprimido Valencia

Compartir en:

EFE,  España, Sevilla, 

El Sevilla se clasificó con solvencia para los cuartos de final de la Copa del Rey al golear por 3-0 a un deprimido Valencia, que, con hasta nueve cambios en su once y la ausencia de hasta nueve titulares habituales, fue siempre muy inferior a un conjunto sevillista que resolvió por la vía rápida con tres goles en el primer tiempo.

El equipo andaluz cimentó su claro triunfo en un gran juego colectivo en la primera parte y en la efectividad del neerlandés Luuk de Jong, que aprovechó la oportunidad que le dio Julen Lopetegui al hacer un doblete en su regreso a la titularidad, con sendos goles en los minutos 20 y 33, una ventaja que el croata Ivan Rakitic amplió en el 38 y que hundió al Valencia, impotente y con poca capacidad de reacción, aunque lo intentó tras el descanso.

Sevilla y Valencia se lo jugaban a todo o nada en un torneo que les ha dado alegrías en lo que va de siglo, en un duelo al que estos clásicos del fútbol español llegaron con estados de ánimo opuestos, al ser los sevillistas cuartos y ocupar plazas de ‘Champions’ frente al decimocuarto puesto del conjunto che, a sólo dos puntos del descenso.

Aparte de sus numerosas bajas (Cillessen, Correia, Diakhaby, Mangala, el repescado Piccini, Gameiro y Guedes), el técnico valencianista, Javi Gracia, quizás por su imperiosa necesidad en la Liga, revolucionó su once con hasta nueve cambios respecto al choque del Metropolitano. Sólo repitieron el brasileño Gabriel Paulista y el serbio Racic.

Gracia dejó en el banquillo a gente importante como Gayá, Soler, el exsevillista Cheryshev, Musah o los delanteros Manu Vallejo y el uruguayo Maxi Gómez, mientras que en el Sevilla Julen Lopetegui sacó un equipo con la mayoría de sus habituales titulares y sólo tres novedades: el serbio Gudelj, Munir y el neerlandés De Jong por el brasileño Fernando, el argentino Ocampos y el marroquí En-Nesyri, su máximo goleador.

De salida, el equipo andaluz se vio sorprendido por una fuerte presión alta de los valencianistas para buscar robos de balón en zonas de peligro, aunque el Sevilla se hizo poco a poco con el control y, con subidas rápidas y aperturas a las bandas, sobre todo a un activo Suso Fernández, neutralizó el empuje inicial de los levantinos.

Los hispalenses dieron sus primeros avisos sobre el primer cuarto de hora, con un remate bombeado de Jordán que despejó Cristian Rivero o un tiro desde la frontal del área del extremo gaditano, frente a un Valencia sin ideas ni profundidad para poner en apuros al meta marroquí Bono y que se fue diluyendo ante la superioridad local.

Esta carencia del cuadro valenciano se recrudeció al encajar el 1-0 a los 20 minutos, cuando De Jong se elevó por encima de Racic y batió de un certero cabezazo a Rivero en un córner botado por el argentino Marcos Acuña.

Este golpe fue mortal para los intereses valencianistas, pues menos de un cuarto de hora después, en el 33, De Jong marcó el segundo al fusilar con un tiro cruzado al joven portero visitante tras una gran jugada de los de Lopetegui, con multitud de pases y que acabó con un sutil pase atrás de Suso al internacional neerlandés.

El conjunto de Gracia, muy perdido ante el claro dominio local, fue incapaz de reaccionar y sólo dispuso de dos intentos ofensivos en un disparo flojo y centrado de Jason que paró Bono antes del 2-0 y, ya después de este gol, un remate alto del canterano Álex Blanco que se fue alto por poco, tras un pase desde la izquierda de Toni Lato.

Mientras, el Sevilla no bajó el ritmo, dispuesto a aprovechar las facilidades de un rival cada vez más deprimido y a rentabilizar su superioridad, lo que se tradujo en el 3-0, a siete minutos del descanso, con un gran gol de vaselina del croata Ivan Rakitic, quien, tras recoger un rechace en la frontal del área, sorprendió algo adelantado a Rivero.

En la reanudación, y con la eliminatoria virtualmente resuelta a favor de los hispalenses, el Valencia quiso tirar de orgullo y merodeó en algunas acciones cerca del área local, pero apenas creó peligro de verdad, mientras que el Sevilla conservó sin problemas una renta que, desde los primeros minutos de este periodo, incluso pudo ampliar.

Estuvieron cerca de lograr el cuarto Jordán, que, completamente solo, cabeceó alto un centro y, de nuevo, Rakitic, que remató fuera una dejada de De Jong. Al no variar el decorado tras el descanso y ante la rotundidad del marcador en contra, Javi Gracia reservó a Gabriel Paulista y Racic al sustituirles por Esquerdo y Guillem Molina.

Lopetegui también dio descanso a habituales titulares como Suso y Jordán, primero, y más tarde a los laterales Jesús Navas, en este caso al notar un pinchazo muscular en el 65, y Acuña, quienes fueron relevados por Óliver Torres, el marroquí Idrissi, Aleix Vidal y el neerlandés Rekik.

El Sevilla se relajó y el Valencia buscó acortar su desventaja, aunque, como en todo el partido, no estuvo muy atinado a pesar de que el danés Daniel Wass, que reapareció tras cumplir su sanción, buscó en el tramo final el gol con un fuerte chut que despejó Bono y con un peligroso centro que sacó la zaga, con lo que el partido acabó con una gran decepción para los valencianistas.





Chucky Lozano se acerca al Sevilla

El Sevilla del balompié de España estaría en negociaciones con el Napoli para adquirir al mexicano

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El Sevilla del balompié de España estaría en negociaciones con el Napoli para adquirir los servicios del mexicano Hirving "Chucky" Lozano. De acuerdo al rotativo italiano "Il Mattino", las negociaciones van adelantadas para que el cuadro español adquiera los derechos federativos del futbolista mexicano.

Señaló que, tras la salida de Gennaro Gattuso, se abre la posibilidad de que "Chucky" Lozano emigre a otro equipo. El contrato de Lozano termina el 30 de junio de 2024 y Sevilla tendría que pagar cerca de 40 millones de euros para que el salga el seleccionado mexicano.

Durante la temporada que recién terminó, Lozano jugó 43 partidos, consiguió 15 goles y tuvo cinco asistencias. Por lo pronto, el futbolista se encuentra con la selección mexicano, aunque podría reforzar a la Sub-23.




B.Dortmund deja en el camino al Sevilla en Champions League

Compartir en:

Milenio,  Ciudad de México, Mexico, 

El Borussia Dortmund y el Sevilla empataron 2-2 en el partido de vuelta de los octavos de final; sin embargo el conjunto alemán avanzó a la siguiente ronda de Champions League, ya que el marcador global culminó 5-4.

 Ocampos lanzó el primer zapatazo desde la frontal, no habían pasado ni dos minutos, y Óscar -la gran novedad en el once- estuvo cerca de conectar una volea ganadora dentro del área. El Sevilla rondaba el gol y lo demostraban los apuros locales, que tuvieron que echar mano de Erling Haaland para achicar agua en su propio área. 

El noruego, autor de un doblete en el Sánchez-Pizjuán, permaneció en la sombra los primeros compases, incluso sufrió con impotencia un tiro de Suso al lateral de la red, pero a su primer oportunidad llevó la presa a la cazuela. Fue curioso, pero en la primera ocasión de los locales llegó el 1-0 castigando de manera cruel el esfuerzo de los nervionenses. 

Los de Lopetegui pidieron falta sobre Suso en el arranque de la jugada, pero el árbitro concedió el gol sin acudir a la pantalla. El partido se puso muy cuesta arriba, pero todavía quedaban 45 minutos para la esperanza. Ese fue el mensaje del técnico sevillista, que no dejó de aplaudir las actuaciones de sus jugadores en la primera mitad. 

En la segunda, el Sevilla terminó de morir, pero lo hizo con las botas puestas, siendo mejor que su rival y desplegando un excelente derroche de fuerza y de fe. En diez minutos todo enloqueció. Haaland marcó el 2-0 tras hacer falta a Fernando, pero el colegiado decidió pitar un penalti previo de Koundé. Bono paró el lanzamiento pero tuvo que repetirse por la posición incorrecta del meta marroquí. 

Haaland, en su segundo intento, no falló y celebró con saña el tanto, riéndose de su rival, el mismo gesto infantil que había tenido Bono con él en su primer disparo. Un despropósito que hundió casi todas las opciones del Sevilla, pero que no mató el juego de los de Lopetegui. Óscar buscó desde la lejanía recortar distancias, pero fue otro ex pepinero, en este caso En-Nesyri, quien marcó desde los 11 metros. 

De Jong fue derribado por Emre Can y el tanto aupó a los españoles, que se volcaron sobre la meta de Hitz para provocar el nerviosismo de su rival. Sin embargo, el gol llegó muy tarde en otro cabezazo de En-Nesyri. Ya en el tiempo de descuento. 

Los borussers, que sintieron el miedo en el cuerpo, han tumbado al Sevilla en total con cinco goles, cuatro de ellos de uno de los jugadores que está llamado a marcar el fútbol mundial de los próximos años: Erling Haaland. 



Barcelona remonta al Sevilla 0-3 en la Copa del Rey

Compartir en:

EFE,  España, Barcelona, 

El Barcelona remontó la eliminatoria ante el Sevilla en la prórroga y se clasificó para la final de la Copa del Rey tras vencer por 3-0 al Sevilla con goles de Ousmane Dembélé en el minuto 12, Gerard Piqué en el 94+ y ya en la prórroga de Martin Braithwaite en el 95.

El conjunto hispalense pudo sentenciar la eliminatoria en el minuto 73 cuando el resultado aún era de 1-0, pero Marc-André Ter Stegen atajó el penalti lanzado por Lucas Ocampos. Fernando fue expulsado por doble tarjeta amarilla en el 90+2.



Lopetegui: "Es un mal resultado pero queda la vuelta"

Compartir en:

EFE,  España, Sevilla, 

El entrenador del Sevilla, Julen Lopetegui, admitió este miércoles que el 2-3 sufrido frente al Borussia Dortmund en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones "no es un resultado bueno, es una evidencia, un mal resultado", pero advirtió que "queda la vuelta".

"Nos agarramos a la vuelta para ganar allí. No hemos merecido perder pero tienen arriba a jugadores que marcan diferencia. El 1-3 al descanso ha sido un castigo muy duro, excesivo. En la segunda no han llegado y hemos tenido opciones para empatar", añadió Lopetegui tras el partido.

El técnico vasco subrayó que "en la segunda mitad", su equipo ha "merecido algún gol más" mientras que el Borussia Dortmund "en la primera parte, ha marcado cada vez que ha llegado. Además, el colegiado ha permitido un nivel de agresividad que no se da en España" al que sus jugadores se han "tenido que adaptar" tras el descanso.

Lopetegui manifestó que ahora "toca recuperar bien y limpiar la mente. Pese a todo, ha habido cosas positivas al margen del resultado final", por lo que anunció que sus hombres jugará "la vuelta con la ilusión de superarles y de ganarles". 



Munir y Bono dan el triunfo al Sevilla ante un osado Huesca

Compartir en:

EFE,  España, Sevilla, 

El Sevilla ganó por 1-0 a un sólido y osado Huesca y enlazó su noveno triunfo seguido entre Liga y Copa para asentarse en los puestos de Champions, tras un partido en el que tiró de pragmatismo y, después de marcar Munir El Haddadi, su portero Yassine Bono se convirtió en salvador al parar dos goles casi cantados.

Tras una primera con escasas ocasiones y más trabajo que brillo, en la que los oscenses exhibieron un disciplinado sistema defensivo, en la segunda llegó el gol de Munir al filo de la hora de juego y el empuje del Huesca, que hizo sufrir al Sevilla y tuvo el empate en un cabezazo de Rafa Mir y en una doble acción de Sergio Gómez y Mir, pero un 'gigante' como Bono lo evitó con paradas espectaculares.

Se medían un equipo pletórico, con ocho triunfos seguidos y la moral por las nubes tras ganar al Barcelona (2-0) en la ida de su semifinal de Copa, y un Huesca colista y con el agua al cuello pese a la mejoría experimentada con la llegada de José Rojo 'Pacheta', que, a sabiendas del potencial sevillista, se lo jugaba casi todo a una carta.

De inicio, sin embargo, al conjunto de Julen Lopetegui le costó hacerse con el control y, carente de profundidad y de claridad de ideas para superar el poblado entramado defensivo de los oscenses, fue incapaz de traducir su dominio, más territorial que otra cosa, en acciones de gol.

El primer tiempo adoleció de ocasiones claras. Predominó más el trabajo, estajanovista en el caso del Huesca en defensa, que el brillo, con el equipo altoaragonés bien plantado y abortando los contados intentos ofensivos de los sevillistas a pesar de que debió reorganizar su zaga por la temprana lesión del uruguayo Gastón Silva, sustituido por Pablo Insua.

Tras un primer aviso del azulgrana Rafa Mir con una volea que se marchó alta con el meta Bono adelantado, el Sevilla se armó de paciencia para tratar de poner en problemas al Huesca, que se empleó a fondo con un ordenado y disciplinado sistema defensivo.

Con un juego espeso y poca producción ofensiva, salvo un tiro fuera de Óliver Torres y otro de Munir que atajó en dos tiempos Álvaro Fernández, el Sevilla hizo pocos méritos en un mal primer tiempo, aunque pudo adelantarse en el tiempo añadido en un rechace del visitante Pulido que salvó el meta oscense cuando se colaba.

En la reanudación, el Sevilla buscó más claridad con un activo Papu Gómez y un incisivo Munir, aunque no lo tuvo demasiado claro hasta que una buena acción de Óliver Torres, con un centro sobre la línea de fondo, lo cabeceó el hispanomarroquí para hacer el 1-0 anticipándose a la zaga oscense, que no estuvo acertada a la hora de defender.

A partir de ahí, Pacheta movió el banquillo y sacó a Ferreiro y Escriche, por el nigeriano Doumbia y el japonés Okazaki, para dar más profundidad a su equipo e ir a por el empate, y pronto se vio que su apuesta era acertada.

El Huesca se fue hacia arriba y creó problemas a un cuadro hispalense que intentó controlar para frenar las embestidas del rival, como en un tiro lejano del griego Siovas que detuvo Bono.

Lopetegui también movió ficha con la entrada de Jordan y En-Nesyri por Rakitic y el neerlandés De Jong, y que también asustó al cuadro aragonés con un lanzamiento desviado de Gudelj y aproximaciones de Munir o el Papu Gómez.

Aún así, el Huesca fue a por todas y tuvo muy cerca el empate si no llega a ser por la magnífica actuación del meta Bono. Con un carrusel de cambios ofensivos en los oscenses y de cariz más defensivo en el Sevilla, el marroquí salvó a su equipo.

Así, Bono fue decisivo en un cabezazo picado de Rafa Mir, a centro de Maffeo en el 76; en un tiro cuatro minutos después de Seoane; y, sobre todo, en un doble remate a dos del final primero de Sergio Gómez y, tras desviar el portero, de Mir que de nuevo despejó Bono y luego sobre la línea Gudelj para dejar los tres puntos en el Pizjuán. 



Apuestas Deportivas en Linea Betway