Granada-Barcelona, plato fuerte de los cuartos de final de la Copa del Rey

Compartir en:

España, Barcelona, 

Ganador por goleada frente al Navalcarnero (0-6), el Granada recibirá al Barcelona en los cuartos de final de la Copa del Rey, ronda que se sorteó este viernes en Madrid y cuya eliminatoria, a partido único, se disputará entre el martes y el jueves de la próxima semana. El duelo entre el club andaluz y el azulgrana alumbra como el más destacado, completando el cuadro los enfrentamientos Betis-Athletic Bilbao, Levante-Villarreal y Almería-Sevilla.


Con el Barça, que ha superado 28 de las últimas 30 eliminatorias de Copa que ha jugado, como principal favorito, los cuatro clasificados entrarán en el sorteo de semifinales, ya a doble partido y cuyo primer duelo se jugará la siguiente semana, disputándose los partidos de vuelta la segunda semana de marzo.


El duelo entre Granada y Barcelona será el segundo entre ambos, y también en Los Cármenes, en menos de un mes, después de que el 9 de enero el equipo de Koeman venciera en LaLiga por un concluyente 0-4, en la que fue tercera derrota de los andaluces como locales esta campaña después de 14 partidos desde septiembre.


Curiosamente el de Granada será el noveno partido que el Barça dispute lejos del Camp Nou de los primeros diez que juegue desde que comenzó el 2021.


Los precedentes en la Copa de España entre ambos se remontan a 1949 y 1959, no habiendo vuelto a verse las caras desde entonces. En los cuartos de final de la edición de 1949 el partido de ida, disputado en el viejo estadio de Los Cármenes, terminó con empate a dos, mientras que en la vuelta, jugada en Les Corts el Barça goleó por un incontestable 5-0, con sendos dobletes de Marcos Aurelio y Basora. El equipo azulgrana acabaría siendo eliminado por el Valencia, a la postre campeón, en las semifinales.


La segunda y última vez que se cruzaron en la Copa fue en la final de 1959, la única disputada en toda su historia por el Granada y que, disputada en el Santiago Bernabéu fue vencida con solvencia por el Barça de Helenio Herrera, que semanas antes ya había ganado la Liga y que se impuso por 4-1, con doblete de Kocsis, Eulogio Martínez y Tejada frente al solitario gol de Arsenio Iglesias.


IGUALDAD

Si el Barça aparece como favorito sobre el Granada, que la pasada temporada fue eliminado por el Athletic de Bilbao en las semifinales por el doble valor de los goles en campo contrario, ocurre lo mismo en el duelo en el que el Almería, unico representante de 2ª División, recibirá al Sevilla.


Eliminado por el Mirandés en la cuarta ronda de la pasada temporada, el Sevilla, campeón por última vez de la Copa en 2010 (cuando venció al Atlético en el Camp Nou por 2-0), disputó su última final en 2018, derrotado por el Barça en el Metropolitano. Para el Almería será la primera vez que jugue los cuartos de final desde 2011, cuando cayó en las semifinales frente al Barcelona.


Más igualdad se presume en el Levante-Villarreal, equipos que nunca llegaron a jugar la final, y en el Betis-Athletic de Bilbao, protagonistas de la histórica final de 1977 y que venció el equipo andaluz en la tanda de penaltis (8-7) después de acabar el partido con empate a dos.


El Athletic, campeón por última vez del torneo en 1984, perdió las finales de 2009, 2012 y 2015 ante el Barcelona mientras que el Betis busca su primera final desde la de 2005, que significó su segundo trofeo tras imponerse (2-1) a Osasuna.





Barcelona remonta al Sevilla 0-3 en la Copa del Rey

Compartir en:

EFE,  España, Barcelona, 

El Barcelona remontó la eliminatoria ante el Sevilla en la prórroga y se clasificó para la final de la Copa del Rey tras vencer por 3-0 al Sevilla con goles de Ousmane Dembélé en el minuto 12, Gerard Piqué en el 94+ y ya en la prórroga de Martin Braithwaite en el 95.

El conjunto hispalense pudo sentenciar la eliminatoria en el minuto 73 cuando el resultado aún era de 1-0, pero Marc-André Ter Stegen atajó el penalti lanzado por Lucas Ocampos. Fernando fue expulsado por doble tarjeta amarilla en el 90+2.



Empate que deja la resolución para el Ciutat de Valencia

Compartir en:

EFE,  España, Bizkaia, Bilbao, 

La eliminatoria de semifinales de la Copa del Rey entre el Athletic y el Levante se decidirá en la vuelta, en el Ciutat de Valencia, después del empate 1-1 en la ida en San Mamés con tantos de Gonzalo Melero, en la primera parte, e Iñigo Martínez, en la reanudación.

Sendos tantos a centros de Jorge de Frutos e Iker Munian que, no obstante, dejan en ligera ventaja al conjunto de Paco López, que la busca la primera final de su historia, por el valor de los goles marcados en campo contrario.

Se puede decir que el 1-1 hizo justicia a cada equipo en cada tiempo, ya que el Levante fue mejor en la primera mitad y el Athletic, con tres cambios hechos por Marcelino García Toral, en la segunda.

Aunque en llegadas y ocasiones fue superior el equipo bilbaíno, que encontró con un gran Dani Cardenas bajos palos y un Oscar Duarte insuperable. El costarricense bloqueó hasta tres balones, dos a Iñaki Williams y uno a Alex Berenguer, con muchas opciones de gol.

Una llegada al área visitante de Iñaki Williams en el minuto 1 y otra de Roger a la local en el 2 parecían prometer el partido sin especular anunciado por ambos entrenadores, que no acabó de confirmarse.

Aunque el Levante, posicionado en un 1-4-1-4-1 que dio muchos problemas al centro del campo del Athletic, se hizo con el mando del juego y gozó de una buena ocasión en el minuto 4, un cabezazo de Melero que lamió la cruceta en jugada castigada con fuera de juego.

Cada vez mandaba más el conjunto granota cuando elaboró un gran combinación de banda, nacida en una superioridad numérica de los de Paco López que acabó en el 0-1.

Los protagonistas finales De Frutos, que centró, Melero, que batió a Simón. Lo hizo a la segunda porque, aunque falló el primer intento, estaba tan solo que le dio tiempo a repetir. Algo casi increíble tratándose de un remate al borde del área pequeña y con la posición muy centrada.

Aunque acusó el gol, el Athletic trató de rehacerse y buscó el empate en varias jugadas generadas por Muniain. En la dos primeras, el costarricense Duarte bloqueó los intentos de disparo de Williams; y en la tercera Iñigo remató un córner del capitán, pero Radoja se interpuso en el cabezazo.

Un disparo lejano de Raúl, que no sorprendió a Cárdenas, y un pared entre Capa y Muniain que se le fue un larga al navarro dieron paso al descanso con el Levante merecidamente por delante en el marcador, aunque con el Athletic empezando a llegar con peligro.

Tan descontento acabó Marcelino de la primera parte que hizo un triple cambio sin esperar a que se iniciase al segunda mitad. En los vestuarios se quedó el doble pivote Dani García-Vencedor, desubicado en el 0-1, y Capa. Lo que significó que De Marcos retrasase su ubicación al lateral. Entraron Vesga, Unai López y Berenguer.

Y bien con notó el Athletic esa decisión de Marcelino, ya que salió desatado y en apenas siete minuto generó hasta tres ocasiones de gol en las que Cárdenas dejó claro porqué su técnico confío en él para este partido.

Primero despejó un cabezazo de Raúl, a centro de Muniain; después repelió un remate a bocajarro de Berenguer; y finalmente volvió a repeler, bien colocado, un duro disparo con poco ángulo de Williams en el primer palo.

Con el cuarto remate seguido de los leones no pudo. Un testarazo cruzado de Íñigo Martínez, a centro de Muniain en un saque de esquina. Es la séptima asistencia del capitán rojiblanco en los diez partidos que lleva Marcelino en el banquillo bilbaíno.

El cabezazo de Íñigo, todo un homenaje a Arit Aduriz, que hoy cumplía 40 años.

Había intentado frenar un poco el brío rojiblanco el conjunto hoy de albinegro con un remate de Bardhi bloqueado por Iñigo, pero el Athletic no cejó ni con el empate y buscó el 2-1 por medio de Berenguer. A quien primero le bloqueó un disparo Duarte y después no le salió como quería un cabezazo a centro de De Marcos.

Un remate de Yeray ya en el descuento fue la última oportunidad de variar un marcador que deja casi todo para la vuelta en el Ciutat de Valencia. Al que el Levante, no obstante, saldrá con ligera ventaja.



Copa del Rey Semifinales: Sevilla vs Barcelona y Athletic vs Levante

Compartir en:

España, Madrid, 

El Sevilla se enfrentará al Barcelona en Semifinales de la Copa del Rey, mientras el Athletic de Bilbao se medirá al Levante en busca del otro billete para la final del torneo del KO, determinó el sorteo celebrado este viernes.


El Sevilla recibirá la próxima semana al Barcelona, el rey del torneo con 30 trofeos, en la ida de semifinales de la competición. El Barça se metió el miércoles entre los cuatro mejores de la Copa, tras remontar y forzar la prórroga frente al Granada para acabar ganando 5-3.


​El Sevilla se había impuesto el martes 1-0 al Almería, el último superviviente de la segunda división, en el partido que abrió los Cuartos de Final de la Copa del Rey.


El Sevilla y el Barça no habían vuelto a enfrentarse en unas semifinales de Copa desde 1919, aunque más recientemente se han enfrentado en dos finales. En la final de 2016, el Barça se impuso 2-0 y en la de 2018, los azulgrana volvieron a imponerse 5-0.


En el otro encuentro, el Athletic de Bilbao se medirá al Levante: "Damos por bueno el resultado del sorteo", dijo este viernes el técnico del Athletic, Marcelino Toral, satisfecho con su rival.


Tras rondas a partido único, las semifinales de la Copa del Rey se disputarán a ida y vuelta.


¿Cómo se jugarán las Semifinales de la Copa del Rey?


Partidos de Ida:


Miércoles 10 de febrero, Sevilla - Barcelona

Jueves 11 de febrero, Athletic de Bilbao - Levante

Partidos de Vuelta:


Miércoles 3 de marzo, Barcelona - Sevilla

Jueves 4 de marzo, Levante - Athletic de Bilbao



Épico pase a semifinales del Athletic por penaltis, con Simón decisivo

Compartir en:

EFE,  España, Bizkaia, Bilbao, 

El Athletic Club, tras empatar en el añadido con el Betis (1-1), terminó por lograr un épico pase a las semifinales de Copa resuelto en la tanda de penaltis (4-1) en la que fue decisivo Unai Simón, que paró dos de los tiros desde los once metros, a Canales y Juanmi, tras un partido que también tuvo como héroe a Raúl García que igualó el gol local y forzó la prórroga, para decepción de los béticos, que ya acariciaban la clasificación.

Tras una primera parte igualada, con escasas ocasiones y ambos equipos cuidándose mucho de no incurrir en errores, en la segunda el Betis se adelantó a seis minutos del final por medio de Juanmi Jiménez, pero cuando todo parecía decidido, Raúl García empató en el 94 y forzó “in extremis” una prórroga en la que se mantuvo el 1-1, lo que dio paso a los penaltis para que se desatara la fiesta bilbaína.

Se medían dos clásicos del fútbol español por undécima vez en este torneo, con dos finales, además, entre esas eliminatorias -el Athletic ganó la de 1931 y el Betis la de 1977-, y con el plus de que visitaba el Villamarín uno de los finalistas de la Copa de 2020 -fijada para el 3 de abril en La Cartuja- y campeón hace 18 días, también en Sevilla, de la Supercopa de España ante el Barcelona.

Con la sensible baja de última hora del rojiblanco Iker Muniain por unas molestias, ambos equipos salieron con cambios: los más destacados la presencia del argentino Guido Rodríguez y el luso Carvalho y Borja Iglesias en el Betis; y del meta Unai Simón, Berenguer y Villalibre, por Ezkieta, el lesionado mediapunta navarro e Iñaki Williams, en principio suplente, en el Athletic.

Ambos llegaban a esta cita crucial e ilusionante en un momento dulce, con 6 victorias y 2 empates los béticos, invictos este 2021, y 6 triunfos y 2 derrotas -ambas contra el Barça- los vascos. Este estado de forma compartido y la ambición de los contendientes se palpó desde el inicio, aunque quizá con algo más de pujanza en los bilbaínos.

Con una gran pelea en el medio campo y los dos conjuntos algo conservadores para no hacer concesiones al rival, en especial un Betis al que le costó soltarse para encontrar su juego, el equipo de Marcelino tuvo más claridad a la hora de armar sus ataques hasta el ecuador del primer tiempo, pero sin ocasiones claras.

Impulsado por sus recuperaciones de balón, las subidas de sus laterales Lekue y Yuri y la movilidad arriba de Villalibre, el Athletic buscó pases a la espalda de la zaga local, centros y acciones a balón parado, pero sin poner en apuros a Joel Robles, salvo en un balón que le cayó en el área a Berenguer y despejó Guido a los 4 minutos.

El Betis se asentó en el campo y la calidad y clarividencia de Sergio Canales y del galo Nabil Fekir, hasta entonces más perdidos, catapultaron a los del chileno Manuel Pellegrini, que tuvieron la opción más clara a los 28 minutos, aunque el cántabro remató al lateral de la red tras una incursión de un activo Ruibal.

Esto animó al cuadro sevillano, que también pudo marcar cinco minutos después por medio de Juan Miranda, de nuevo a pase del extremo canterano, pero disparó en semifallo ante Lekue y el balón salió fuera.

Poco antes del descanso también replicó el Athletic con un cabezazo de Raúl García al saque de una falta, si bien lo detuvo, muy seguro, Joel, con lo que el marcador no se movió en una primera mitad muy equilibrada.

En la reanudación, aunque los equipos continuaron recelosos y sin arriesgar en exceso para no dejar espacios ni, sobre todo, huecos cerca de las áreas, el Betis salió con más brío, con Guido Rodríguez y William Carvalho aportando salidas más claras, y se hizo con la iniciativa del juego ante un rival ahora mucho más incómodo.

Canales lo intentó al botar una peligrosa falta al borde del área, pero no calibró bien y mandó el balón alto y desviado, mientras que el Athletic, que se cargó de amarillas con 5 amonestados, respondió con un disparo cruzado de Yuri Berchiche, en una rápida llegada desde la izquierda, que despejó con los pies Joel.

Los béticos, quizás por no poder generar ocasiones nítidas de gol ante el buen repliegue de los leones, pareció desinflarse un poco y disminuyó su empuje ante un cuadro rojiblanco que, más vertical ya con Iñaki Williams en el campo al relevar a Villalibre en el ecuador de este periodo, tomó oxígeno y merodeó más por el área verdiblanca.

De Marcos rozó el gol en un centro de Yuri, pero cabeceó ligeramente alto en el minuto 71, lo que espabiló al Betis, que volvió a mandar y, sin perder nunca la fe, fue el que atinó a seis del final al enganchar Juanmi, que había entrado 14 minutos antes por Ruibal, una volea con la zurda que se coló por bajo y ajustada en la meta rojiblanca.

A pesar del mazazo, Marcelino metió a toda su artillería (Unai López y Morcillo), una maniobra a la que replicó Pellegrini con el medio Guardado y el zaguero Sidnei Rechel por los atacantes Borja Iglesias y Fekir para guardar su botín, pero el Athletic no se rindió y en el último minuto de la prolongación halló el premio al forzar la prórroga Raúl García con un espléndido cabezazo a centro de Íñigo Martínez.

En este tiempo extra, en el que Pellegrini dio entrada a Joaquín por Guido y luego a Tello y Emerson por Carvalho y Miranda para recomponer a su equipo, la lucha se recrudeció y ambos, aun con reservas para evitar riesgos, buscaron el gol en sendos tiros de Morcillo, desviado por Joel, y Joaquín, que sacó, providencial, Yerai.

El panorama no varió en la segunda parte de la prórroga, con los jugadores muy castigados físicamente y empleándose a fondo para evitar los intentos ofensivos de unos y otros. El Betis reclamó penalti sobre Juanmi, pero el árbitro no lo consideró tras consultar con el VAR, con lo que todo se resolvió con una tanda desde los 11 metros donde irrumpió Unai Simón para mandar a su equipo a las semifinales.



Reacción in extremis del Barça para pasar a semifinales en la prórroga

Compartir en:

EFE,  España, Granada, Granada, 

El Barcelona cumplió los pronósticos y se clasificó este miércoles, aunque con muchísimo sufrimiento, para las semifinales de la Copa del Rey al vencer en el cruce de cuartos de final, disputado a partido único en el Estadio Nuevo Los Cármenes, por 3-5 al Granada en un partido que se decidió en la prórroga tras acabar 2-2 el tiempo reglamentario.

El equipo local llegó al minuto 88 ganando por 2-0 gracias a los tantos del brasileño Robert Kenedy en el primer tiempo y de Roberto Soldado al inicio del segundo, pero el Barça forzó el tiempo extra con un tanto del francés Antonio Griezmann en el minuto 88 y otro de Jordi Alba en el tiempo añadido.

Griezmann culminó la remontada visitante en la primera parte de la prórroga y Fede Vico empató de nuevo al transformar en gol un penalti, mientras que en la segunda mitad del tiempo extra el holandés Frankie De Jong y de nuevo Jordi Alba firmaron el 3-5 final y el pase a semifinales del Barça

El entrenador del Barcelona, el neerlandés Ronald Koeman, se tomó el partido muy en serio y sólo realizó tres cambios respecto al pasado choque de liga ante el Athletic Club, que fueron las entradas en el once de Sergi Roberto, Sergio Busquets y el portugués Francisco Trincao, además de mantener en la portería a su cancerbero titular, el alemán Marc Andre Ter Stegen.

En cambio, el técnico del Granada, Diego Martínez, trató de refrescar su once inicial por la carga de encuentros que acumula el equipo e introdujo hasta siete novedades en relación al anterior encuentro frente al Celta, entre ellos el regreso a la portería de Aarón Escandell, suplente habitual del portugués Rui Silva y que esta campaña sólo ha jugado en la Copa.

El cuadro azulgrana dominó con claridad el choque desde el inicio, metiendo por momentos a los andaluces en su área, y en los diez primeros minutos Aarón tuvo que salvar a los suyos hasta en tres ocasiones claras ante el uruguayo Ronald Araujo, el argentino Leo Messi y el portugués Francisco Trincao.

El Granada no era capaz de alargar sus posesiones, pero asustó al Barcelona mediado el primer tiempo con un cabezazo de Antonio Puertas que se marchó muy cerca de la portería culé.

El Barça respondió con una falta desde la frontal del área muy bien lanzada por Messi que obligó de nuevo a intervenir con acierto a Aarón, que poco después volvió a quedarse con el esférico tras otro remate de Araujo.

Aunque el dominio visitante fue constante, el paso de los minutos trajo consigo la mejoría del Granada, que en el minuto 31 aprovechó una pérdida de balón en zona peligrosa del francés Samuel Umtiti para que Kenedy marcara el 1-0 tras una perfecta asistencia de Alberto Soro.

El propio Kenedy sacó ventaja poco después de otro error defensivo del Barcelona, en este caso de Araujo, para montar una rápida jugada personal que concluyó con un mal remate.

Volvieron a apretar los visitantes en el tramo final del primer tiempo, con una última opción lejana de Sergi Roberto que apenas puso en apuros a Aarón.

Nada más comenzar la segunda mitad llegó el 2-0, marcado por Soldado tras un sensacional pase al espacio de Ángel Montoro, ganarle en la carrera a Umtiti y superar a Ter Stegen en el mano a mano.

Con dos goles abajo y un pie fuera de la Copa, al Barcelona no le quedó otra que volcarse sobre la meta local con casi 45 minutos aún por delante, aunque no encontró entre la zaga local los espacios que sí había hallado en la primera parte y la velocidad de sus combinaciones fue menor.

Messi quiso liderar la reacción de los suyos, pero se topó con un paradón de Aarón, a la hora de partido, y después su sensacional pase a Trincao acabó con un chutazo del portugués que se estrelló en el larguero.

Koeman trató de revitalizar a su equipo con la entrada al campo del francés Ousmane Dembele y del danés Martin Braithwaite, mas los catalanes tuvieron muchos problemas para romper el casi perfecto entramado defensivo rojiblanco y tampoco sacaron rédito del balón parado, con 18 córners botados por ninguno del Granada.

Con el Barça totalmente volcado y los locales viviendo ya en su área, Aarón se consagró del todo con un paradón ante una chilena de Antoine Griezmann y otra parada ante el enésimo intento de un Messi que nunca desistió y que se vistió de asistente para rescatar a los suyos.

Tras un disparo al larguero de Dembele, Griezmann aprovechó un pase de Messi para marcar en el minuto 88 el 2-1 con la ayuda del poste y de Aarón, pese a rematar sin ángulo, y poner emoción a la recta final.

El Barça tuvo el empate con un remate de Messi al palo, y lo consiguió definitivamente para forzar la prórroga en el minuto 92 con una diana de Jordi Alba de cabeza tras un pase de Griezmann en otra acción iniciada por Messi.

En un loco final de partido, aún hubo tiempo para que el Granada se quedara con la victoria al marrar el colombiano Luis Suárez un mano a mano ante Ter Stegen en la última acción del tiempo reglamentario.

En la prórroga continuó el dominio del Barcelona, con Aarón sosteniendo a los suyos a nuevos remates de Messi y de Braithwaite, pero en el minuto 100 no pudo evitar que el cabezazo de Griezmann, tras un medido centro de Jordi Alba, se convirtiera en el 2-3.

Casi en la siguiente acción, el Granada fue capaz de montar una rápida jugada y el estadounidense Sergiño Dest cometió un penalti sobre Carlos Neva que Fede Vico marcó para empatar de nuevo el choque (3-3).

Messi también estuvo presente en el minuto 108 en el 3-4, ya que Aarón no atrapó un disparo lejano del argentino y De Jong aprovechó el rechace para poner de nuevo el choque de cara para los suyos ante un Granada que ya no tuvo capacidad de reacción.

De hecho, Jordi Alba finiquitó el duelo con un gran remate en el minuto 113 tras otra asistencia de Griezmann ante un Granada que ya con el 3-5 bajó definitivamente los brazos.



Apuestas Deportivas en Linea Betway