¿Tu crees? Profeco reconoce alza en el precio del limón

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), reconoció este lunes el aumento del precio del kilogramo del limón en los últimos días.

En cambio, en conferencia de prensa del presidente López Obrador, y al presentar el informe de “¿Quién es quién en los precios de la canasta básica?” el procurador informó que ha bajado el precio del jitomate saladet y el chile serrano.

“Si bien es cierto que ha subido el limón, también es cierto que ha bajado el chile serrano y ha bajado el jitomate saladet, estos Dos productos han compensado el precio final del paquete la alza en el limón, esperemos que pronto pueda llegar a las centrales de abasto este producto que sí lo hay en el país y que debiera de estar llegando pronto a las centrales de abasto”, señaló.

En Palacio Nacional, Ricardo Sheffield afirmó que desde que inició este informe el precio de 21 productos “ha bajado 2%”.

Profeco informó que la canasta básica en la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala se adquiere más cara en Soriana Super Echegaray, en Naucalpan, con 992 pesos, y la más económica, con 724 pesos, se compra en la Central de Abasto de la capital de la República, también en Iztapalapa.

En la región de Baja California Sur, Aguascalientes, Durango, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas se adquieren los 21 productos de primera necesidad en 991 pesos en Walmart Express las Américas en Morelia, Michoacán y el precio más bajo, por 897 pesos, se encuentra en la Central de Abasto en Guadalajara, Jalisco.

Mientras que, en Baja California, Chihuahua, Coahuila, nuevo León, Sonora y Tamaulipas el precio más caro está en Walmart Hipódromo en Tijuana, Baja California, con mil 06 pesos y la más económica con 713 pesos en la Central de Abasto en Monterrey, Nuevo León.

En el caso de Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán la canasta básica se adquiere en mil 12 pesos en Walmart Express Montejo en Mérida, Yucatán, y se adquiere más barato 828 pesos en la Central de Abasto en Villahermosa, Tabasco.





Estos son todos los productos que retiraron Cofepris y Profeco

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

En lo que va del 2022, el gobierno federal retiró una serie de productos alimenticios luego de encontrar que éstos pueden ser nocivos para la salud o porque no cumplen con la normatividad respectiva, entre los que están cereales, chocolates, fórmulas lácteas, refrescos de cola, botanas entre otros.

Por ello, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Procuraduría Federal del Consumidor enviaron “alertas sanitarias”, “inmovilizaron” o retiraron del mercado diversos productos. Aquí tienes la lista:

-En enero se inmovilizaron 380 mil 149 cajas de cereal de Kellogg´s porque se detectaron incumplimientos a la Norma Oficial Mexicana de etiquetado.

Se trató de siete distintos tipos de cereales, como son de trigo, maíz, arroz y avena, en algunos casos mezclado con arándanos, almendras o chocolate, entre otros, que ya están de nueva cuenta en el mercado reetiquetadas para cumplir con la norma, según dijeron a EL UNIVERSAL, autoridades sanitarias. En ese caso están:


Cereales que incumplieron la NOM

-Hojuelas de maíz marca Kellogg’s Corn Flakes

-Hojuelas de maíz granuladas adicionadas con vitaminas y hierro, empanizador granulado marca Kellogg’s

-Cereal de arroz inflado con vitaminas y hierro, marca Kellogg’sRice Krispies

-Cereal de trigo, maíz y arroz, con vitaminas y minerales, sabor natural con grano entero marca Kellogg’s Special K Original

-Cereal de trigo, maíz, arroz, avena y salvado de trigo con almendras, sabor vainilla con almendras y esencia natural de vainilla con grano entero, marca Kellogg’s Special K Equilibrio

-Cereal de trigo, maíz, arroz, avena y salvado de trigo con frutos rojos, vitaminas y minerales, sabor arándanos y moras con grano entero, marca Kellogg’s Special K Antioxidantes

-Cereal de trigo, maíz, arroz y avena mezclado con hojuelas con cobertura sabor chocolate y notas de café latte y grano entero, marca Kellogg’s Special K Energía.  


El 23 de febrero de 2022 la Cofepris alertó que 16 lotes fórmulas lácteas de Abbott se retiraron del mercado por daños a la salud, al detectarse que contienen salmonela.

La autoriad pidió “evitar el uso y consumo de productos” con los números de lotes siguientes:

-Fortificador de Leche humana Similac lotes: 22294Z200, 22295Z200, 26785Z200, 27892Z200, 27983Z200, 31541Z200, 33753Z200, 34890Z200.

-Elecare, lotes: 27871Z203, 29258Z200, 32429Z200, 35025Z200.

-Alimentum 27938Z260, 29284Z261, 32416Z200, 35014Z200


Kinder mini eggs y la salmonella

También se lanzó una alerta sanitaria para el chocolate Kinder mini Eggs de Ferrero México también por “sospecha de contaminación con Salmonella”.

Los lotes que pueden estar en esta situación por lo que la autoridad pidió evitar la adquisición y consumo son:

-L291R03UMV con fecha de caducidad 13-Jul-22

-L292R03UMW 14-Jul-22

-L298R03UNC 20-Jul-22 y

-L299R03UNC 20-Jul-22 


Chocolates y botanas inmovilizados

La alerta más reciente se emitió el 13 de abril en la que la Cofepris y Profeco inmovilizaron más de 10 mil unidades de productos nacionales de importados entre los que están:

-Chocolate en polvo, fortificado con vitaminas y minerales, marca Choco Tavo.

-Polvo para preparar una bebida sabor a chocolate, marca Choco Tavo, 327 gramos.

-Jarabe para malteada sabor vainilla, chocolate y fresa, marca D’Gari.

-Chocolate para mesa tradicional mexicano, marca Chocolate Ibarra, 540 gramos.

-Galletas sándwich sabor a chocolate con relleno cremoso, sabor a vainilla, marca Oreo, 273.6 gramos.

-Galletas chunky, marca Chips Ahoy!, 333 y 552 gramos.

-Cereal de avena tostado y endulzado con malvaviscos, marca Lucky Charms, 309 gramos.

-Salsa pesto, marca Filippo Berio, 190 gramos.

-Bombón blanco, marca Kraft, 283 gramos.

-Fritura de maíz, marca Doritos, 262.2 gramos.

-Pop Corn sabores flamin hot y queso, marca Cheetos, 396.9 gramos.

-Jarabe de maíz líquido, marca Hershey’s, 623 gramos.

-Gelatina sabor limón, marca JELL-O, 85 gramos.

-Refresos sabor cola sin calorías, sin azúcar, marca Coca Cola

-Refrescos, marca Dr. Pepper

-Refresco, sabor cherry vainilla marca Coca Cola

-Refresco sabor cereza marca Pepsi

-Palomitas sabor queso, marca Chester´s

-Papas fritas sabor picos, marca Lays

Entre muchos otros como barras de amaranto, salsas.



Cofepris y Profeco retiran de mercados: Cheetos, Doritos, galletas y más

Compartir en:

Cadena Noticias,  Ciudad de México, Mexico, 

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en conjunto con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), retiraron este miércoles 10 mil 75 productos de tiendas de autoservicio y supermercados por violar las normas de etiquetado.

En un operativo realizado en conjunto en Nueva Walmart, City Fresko, Chedraui y Soriana en la Ciudad de México, ambas dependencias detectaron que productos como Doritos, Cheetos y las galletas Oreo violaron la norma NOM-051.

A través de un comunicado, Cofepris y Profeco informaron que productos de más de 80 marcas fueron retirados de estas tiendas, pues en algunos casos omitieron el sello de exceso calorías o exceso azúcares, omitieron leyendas de alérgenos y las asociadas al contenido de cafeína y edulcorantes, presentar imágenes interactivas en productos con sellos de advertencia u omitieron por completo el etiquetado. 

Ambas dependencias recordaron que la norma es de carácter obligatorio a nivel nacional, por lo que los productos comercializados en el país deben de contener los sellos de advertencia nutrimental al frente de los empaques, ya que colocarlos en los costados o en la parte posterior del empaque puede invisibilizar los contenidos no saludables o engañar los consumidores sobre las propiedades nutrimentales de los artículos.

Para evitar esto, "las y los fabricantes de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados de productos mexicanos e importados son sujetos obligados del cumplimiento de la normatividad vigente, pueden encontrar guías y manuales sobre la aplicación de la NOM-051", expusieron.

Cofepris y Profeco invitaron a los consumidores a denunciar cualquier incumplimiento en las normas de etiquetado que detecten a través de las páginas telefonodelconsumidor.gob.mx y gob.mx/cofepris. 



Limón en México: por qué el coste del cítrico alcanzó un ''récord histórico''

¿Qué se esconde detrás de este aumento de precio y cuándo volverá a bajar?

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

En los tacos al pastor, en el pozole o con el tequila: cualquiera que haya comido (o bebido) en México sabe que el limón es mucho más que un simple acompañamiento.

Sin embargo, su precio se ha disparado tanto -especialmente en los últimos dos meses- que contar con este sabor fundamental para tantos platillos está siendo cada vez más difícil para los consumidores.

"Para la comunidad mexicana es imposible prescindir del limón", asegura Alejandro Pichardo, vendedor en una frutería de la colonia Roma en Ciudad de México donde el kilo de limón cuesta 85 pesos (algo más de US$4).

La importancia de este cítrico puede verse en un puesto de tacos no muy lejos de allí, donde los clientes se sirven a su gusto de una bandeja repleta de limones en pedazos que exprimen sobre sus tortillas.

Luis, quien regenta el puesto desde hace una década, sabe que en otros lugares se está limitando el uso de limón para los compradores. También que en otros puestos se ha aumentado el precio de los tacos por el coste actual de esta fruta.

Pero él se resiste a acometer cambios y sigue vendiendo la orden de cinco tacos por 30 pesos (US$1,5). Al menos de momento, pero sí reconoce haber pensado en subir el precio.

"No queremos limitar el limón porque para la gente es muy importante, pero es que ahora el kilo nos cuesta igual que el kilo de carne. Prácticamente no hay ganancias", le dice a BBC Mundo.

Un "récord histórico"

En efecto, el precio del limón casi se triplicó en un año en México hasta los 46,41 pesos por kilo como promedio del pasado enero, según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM).

Pero es que hace solo dos meses, el limón costaba menos de la mitad: 19,56 en noviembre. Según la Procuraduría General del Consumidor (Profeco), el precio promedio de venta al consumidor en la semana del 2 al 8 de febrero era de 80,19 pesos.

"Son récords históricos, no tenemos registro de que el limón llegara antes a los precios actuales", le confirma a BBC Mundo Luis Fernando Haro, director del Consejo Nacional Agropecuario mexicano (CNA).

Este aumento podría entenderse dentro de la inflación global que está impactando a los precios de casi todos los países. El limón en Chile, por ejemplo, se encareció en enero un 35,2% respecto a diciembre. En Lima, Perú, aumentó un 7,38%.

Pero en México la subida fue mucho más dramática. Según el Instituto Nacional de Estadística (INEGI), el limón fue el producto de la canasta básica que más se encareció en los dos últimos meses: 46,11% en diciembre y 68,77% en enero.

Queda lejos de la calabacita, segundo producto que más aumentó en enero con un 19,28%. Y aún más de la inflación general en México, que el pasado mes fue del 0,59% con una tasa anual del 7,07%.

Así, detrás de estos precios se esconde también una bajada de producción del limón en México, segundo productor mundial, solo por detrás de India. En 2021, según datos de la Secretaría de Agricultura mexicana, se recolectaron 2.965.000 toneladas.

Y aunque realmente, en promedio, esta cifra supuso un 4% más que en 2020, fue en los últimos tres meses de 2021 -en los que se obtiene casi un tercio de la producción del año- cuando las cifras cayeron notablemente.

Así, diciembre tuvo un descenso de producción nacional de 45.357 toneladas respecto al mes anterior. En tres de los principales estados productores (Veracruz, Michoacán y Tamaulipas), por ejemplo, se recolectaron 24,3% menos que en noviembre.

Por si fuera poco, junto a esta menor oferta se da una mayor demanda de limones que suele repetirse a finales de año coincidiendo con los meses de frío y sus beneficios ante algunas enfermedades.

El propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseguró cuando se contagió de covid en enero que el cítrico había sido parte de su tratamiento junto a agua, paracetamol y miel. "Aunque está caro el limón, procuraba yo no ponerle tanto", dijo tras recuperarse.

¿Cuáles son las causas?

El descenso de recolección a finales del año pasado sumado a que el período de enero a marzo es siempre el de menor producción del año explica la menor oferta actual -y, en consecuencia, el encarecimiento- de limones en México, pero ¿cuáles son las causas?

Tanto productores, economistas como la Secretaría de Agricultura del gobierno apuntan a factores relacionados con el cambio climático como las heladas y lluvias recientes que causaron pérdidas en las cosechas.

Otra de las razones fue el encarecimiento de los fertilizantes. "En menos de un año su costó aumentó más de un 100%. Y eso ha provocado que algunos productores no tengan recursos para utilizarlos, lo que afecta a la productividad", señala el director del CNA.

Y también, si bien este es un problema que viene de lejos, afecta la inseguridad en entidades de tanta producción limonera como Michoacán, donde algunos agricultores abandonaron sus producciones ante las amenazas y extorsión del crimen organizado.

"Estos grupos condicionan qué día se corta (el limón), hacen que el productor les venda a los precios que ellos marcan e incluso se van adueñando de los terrenos. Primero se sirven y luego dejan que la gente trabaje, casi parecen terratenientes", le dice a BBC Mundo el párroco del municipio michoacano de Aguililla, Gilberto Vergara.

Desde esta localidad asediada desde hace años por pugnas entre carteles, el religioso cuenta cómo estos grupos pedían dinero a los agricultores a cambio de dejarles sacar sus productos del pueblo o directamente impedían la salida de camiones cargados de limones mediante el bloqueo de la principal carretera.

"Por esto y por la violencia, la gente se ve obligada a abandonar sus parcelas. Así que tristemente tenemos alrededor de (la localidad de) El Aguaje limoneras abandonadas que no producen, y llenas de maleza porque algunas familias se fueron, otras no pueden pasar y otras tienen miedo. Es un gran problema y una gran pérdida", denuncia.

"Estamos secuestrados aquí": el pueblo asediado por el narco que se convirtió en epicentro de la violencia incontrolable en México

Un aumento de precio que "no es proporcional"

Dada su posición entre los principales exportadores de limones, podría pensarse que la venta de cítricos fuera de México influyó también en la poca oferta existente dentro del país.

"Pese a que el consumo anual de limón en México es de 15,1 kilos per cápita, muy por encima por ejemplo de los 8,1 kilos de aguacate, queda una cantidad destinada al consumo local que satisface la demanda", afirma Kathia Ramos, directora de la licenciatura en Finanzas del Tec de Monterrey.

"Pero es importante recordar que gran parte de lo que se produce está destinado a la exportación porque está mejor pagado en el extranjero. Es algo muy similar a lo que ocurre con el aguacate en Estados Unidos, por el que ofrecen mejor precio. Podemos ver lo mismo con el limón", le dice a BBC Mundo.

EE.UU. es, con diferencia, el principal comprador de limón cultivado en México. Le siguen a gran distancia Países Bajos, Reino Unido, Japón y otros países europeos, según datos oficiales de 2019.


Sin embargo, la Secretaría de Agricultura aseguró en un informe del 20 de enero que el volumen que México destina al mercado externo (que suele ser de casi un 30% de su producción total de limones) no presentó modificaciones al alza en 2021 que pudieran explicar el actual encarecimiento, ni tampoco hubo aumento en los precios de venta de exportación.

De hecho, pese a las razones que pueden explicar la situación actual, la Secretaría advirtió que este encarecimiento del limón "no es proporcional a los aumentos de precios" al comprador y advirtió que "debe revisarse el factor intermediarismo para que el consumidor no se vea afectado injustificadamente".

Un análisis de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) publicado por el diario El Universal apuntaba en esa misma dirección al asegurar que el precio de venta del limón al consumidor durante la última semana de enero fue 82,6% mayor que a lo que se vendió en el medio mayoreo.

Luis Fernando Haro, del Consejo Nacional Agropecuario, reconoce que "uno podría pensar que al productor le está yendo muy bien, pero es importante señalar que estos precios que vemos son los del final de la cadena productiva, no los que llegan al agricultor".

Según el director del CNA, el precio promedio en 2020 y 2021 de lo que recibieron los productores de limón fue de unos 10-12 pesos por kilo. Actualmente, tomando el estado de Jalisco como referencia, pueden recibir entre 40 y 55 pesos.

"Tenemos que ver de qué manera podemos hacer que se produzcan más alimentos que lleguen de manera más asequible al consumidor", reconoce.

¿Cuándo bajarán los precios?

A la pregunta de cuándo bajará el precio del limón -probablemente lo que más interese al consumidor-, los expertos consultados coinciden al apuntar a entre abril y mayo, ya que es cuando la producción suele aumentar cada año y hay más cítricos a la venta.

Pero, pese a este récord de precios y un salario mínimo general en el país de solo 172,87 pesos diarios (menos de US$8,5), parece difícil que la mayoría de mexicanos puedan vivir sin un producto tan fundamental en su dieta diaria.

"Los salarios no incrementan al mismo ritmo que la inflación, pero quienes estamos acostumbrados a la cocina mexicana sabemos que casi no hay sustituto para el limón. Esto afecta al bolsillo de las personas porque no lo dejan de comprar, sino que incrementan el gasto en limones y dedican menos a otros productos", opina la economista Ramos.

Desde su frutería en Ciudad de México, Alejandro Pichardo confirma que sus clientes siguen adquiriendo limones pese a haberse convertido en casi un producto de lujo para muchas familias.

"Creo que los intermediarios le suben el precio precisamente porque saben que se va a seguir comprando. Es algo tan importante en México que la gente se va a quitar de otras cosas antes que del limón", concluye.



⚠️ Profeco desaparecerá estos ''pastelitos'' del mercado

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), a través de la Revista del Consumidor en su edición más reciente, se encargó de analizar 25 marcas y presentaciones de “pastelitos” con el propósito de corroborar que la información proporcionada por cada una fuera verídica. No obstante, el estudio de calidad arrojó que en el mercado existen varios de estos productos que incumplen o mienten con sus procesos, por lo que podrían ser retirados permanentemente del mercado.

En la meticulosa búsqueda se analizaron diversos factores como la cantidad de conservadores, edulcorantes y azúcares añadidos. Así como la supervisión de las etiquetas correctamente exhibidas. En Menú te contamos cuáles son las marcas de pastelitos que la Profeco retirará de los estantes

Qué pastelitos serán retirados del mercado por no cumplir especificaciones

El análisis se realizó a 25 distintos tipos de “pastelitos” individuales comercializados en tiendas y cadenas de autoservicio.

La Profeco define a estos alimentos como un producto sometido a un proceso de batido y horneado, cuya preparación incluye harinas, azúcares, grasas o aceites, sales y otros ingredientes utilizados durante la panificación.

La mayoría de los pasteles analizados pueden adquirirse con facilidad, por lo que se hicieron señalamientos sobre la responsabilidad que recae en padres y tutores para supervisar la ingesta de estos en niños.

Mediante 337 pruebas realizadas se detectaron anomalías como etiquetados engañosos, adición de edulcorantes y aportes excesivos de calorías.

En los resultados se señaló que las presentaciones Vualá Swich y Vualá Swich Roll, por brindar información engañosa en su etiquetado, mintiendo sobre el contenido de azúcares, lo que incumple la NOM-051-SCFI/SSA1-2010, normatividad que hace referencia a las especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados, podrían ser retiradas del mercado.

Otro aspecto de Vualá que menciona la Profeco es que específicamente estas dos presentaciones de sus productos no son fabricados en México, sino que su sede es Rumania, haciendo énfasis en la cantidad de edulcorantes que les son añadidos para poder realizar los viajes de importación y conservarse en buen estado en los anaqueles. En ese sentido, recalcó que los productores que no cumplan las leyes mexicanas serán acreedores a multas o sanciones.

Estudio revela qué pasteles exceden las cantidades de azúcar recomendadas

Pese a que únicamente serán retirados del mercado dos de los 25 pastelitos analizados por la Profeco, el organismo indicó cuáles son las presentaciones que exceden la cantidad de azúcares recomendados en la ingesta diaria. En esta prueba, los tres productos que no cumplieron son:

- Hostess Cinnamon Roll, de origen estadounidense que aporta 29.9 gramos.

- Marinela Napolitano, producido en México que aporta 25.7 gramos.

- Mr’s Freshleys Balonazos, proveniente de Estados Unidos que aporta 25.1 gramos.

La razón es que la cantidad máxima de azúcares recomendada por la Organización Mundial de la Salud es de 25 gramos, por lo que debe tomarse en cuenta que el consumo de estos abarcaría en su totalidad este límite. Eso significa que, para que no ocasione ningún efecto negativo, habría que cuidar no consumir ningún otro alimento con azúcares.

Va Profeco por etiquetados engañosos

Algunos de los pastelitos más populares en el país también fueron señalados por no mencionar qué otros ingredientes fueron usados para su preparación, mismos que incluyen jarabe de maíz de alta fructosa, jarabe de glucosa y jarabe de maíz. En estos casos, se hace mención a que esta información debe ser legible y mencionar que no son recomendados para niños. Las marcas de las que se advierte son:

- Marinela Choco Roles, incluyendo su presentación miniatura

- Kinder Délice

- Marinela Napolitano

- Marinela Rollo con Fresa

- Marinela Gansito

- Marinela Pingüinos, incluyendo su versión miniatura

- Marinela Submarinos

- Wonder Chocotorro

- Wonder Dálmata

- Wonder Twinkies

- Colosseo Amigo

- Freddi Buondolce Latte Fresco

- Freddi Dark

- Freddi Dolcceto

- Hostess White Fudge Cremes

El estudio publicado en la edición de febrero de la Revista del Consumidor concluyó con una serie de recomendaciones para orientar a los compradores hacia un consumo responsable, invitándolos a leer los etiquetados, revisar la información nutrimental y corroborar los sellos exhibidos en el etiquetado.



Comerciantes compran limón a 44 pesos por kilo y lo venden a consumidores en 80

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Los márgenes de comercialización de diversos agroproductos provocan un encarecimiento de precios, como en el caso del limón, que en la última semana de enero se vendió en casi 44 pesos el kilo, pero se vendió a los consumidores en un promedio de 80 pesos, de acuerdo con un análisis de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

El incremento de precios que se registra entre el medio mayoreo y el precio al público llega a duplicarse o quintuplicarse dependiendo de la fruta de que se trate.

Por ejemplo, en la última semana de enero de 2022, el precio de venta a los consumidores del limón fue 82.6%, mayor a lo que se vendió en el medio mayoreo.

El productor lo vendió en 27 pesos el kilo, pero el precio de reparto fue de 35 pesos, es decir 29.6% más. 

Mientras que el incremento que tuvo del precio de reparto al medio mayoreo en promedio en la Ciudad de México fue de 24.8%, lo que significó un incremento de 35 pesos a casi 44 pesos el kilo.

De acuerdo con GCMA, los precios al productor de limón mexicano sí registraron incrementos, porque mientras en enero del 2021 el kilo se dio a 7.8 pesos, en diciembre de 2021 subió a 16, y para la última semana de enero estuvo en 27 pesos el kilogramo.

En el caso del aguacate, en la cuarta semana de enero, el productor lo vendió en 30 pesos el kilo, el precio de reparto fue de 35 pesos, es decir 16.7% de aumento.

Al llegar al precio de medio mayoreo el incremento fue de 53.7%, para llegar a casi 54 pesos en promedio en la Ciudad de México para comercializarse al público en general en los 74 pesos el kilo, lo que significó casi 38% más.

Sin embargo, sí existió un incremento de precios del aguacate de enero del 2021 a enero del 2022, ya que de 15.4 pesos subió a 30 pesos el precio al productor.

Hay otros productos con bajos precios por kilo como la naranja, cebolla, jitomate, tomate y chile jalapeño, que los productores los venden entre 3 y 10 pesos el kilo, pero que llegan hasta a quintuplicar esas cifras al llegar al consumidor en general.

Por ejemplo, con el mayor aumento está el tomate verde que se vendió al consumidor en 39 pesos, que fue 550% más de precio al que se dio en medio mayoreo de 6 pesos el kilo; el precio de reparto fue de 5.4 pesos y el precio que dio el productor fue de 3.6 pesos. 

El kilo de naranja la vendió un productor en la última semana de enero en 3.2 pesos; subió a 4.5 pesos el precio de reparto; a 4.9 el medio mayoreo en la Ciudad de México; y terminó en 17 pesos en precios al consumidor; es decir, 243% de aumento en el último eslabón de la cadena.

El jitomate saladette se vendió en 16 pesos el kilo en la ciudad de México, lo que significó 161% más que los 6.2 pesos del precio de medio mayoreo y mucho más de los casi 3 pesos a que lo vendieron los productores.

Los consumidores compraron, en esas mismas fechas, el chile jalapeño en casi 35 pesos el kilo, 147.7 % más que los 14 pesos al medio mayoreo, mientras que los productores lo dieron a 9.2 pesos el kilo y el precio de reparto fue de 12.5 pesos.

La cebolla en la cuarta semana de enero pasado se vendió en 10.5 pesos, pero se comercializó al público en general en 38 pesos el kilo, lo que significó 109% más que el precio de medio mayoreo de 18.2 pesos.