Policía captura en Medellín al rector de colegio por abuso sexual de menores

Compartir en:

EFE,  Colombia, Antioquia, Medellín, 

La Policía colombiana capturó en Medellín, capital del departamento de Antioquia (noreste), al rector de un colegio de esa ciudad por supuestamente abusar sexualmente de siete alumnas y tener en computadores material pornográfico.

El educador, de 67 años y cuya identidad no fue suministrada, fue detenido en el barrio Sevilla después de ser denunciado por una de las siete víctimas, informó la Policía en un comunicado.

La información detalló que el profesor aprovechaba su cargo para contactar a sus víctimas dentro del colegio "ganándose su confianza, y aprovechándose de la vulnerabilidad económica" les ofrecía golosinas, dinero, ropa y celulares a "cambio de recibir por parte de las víctimas fotografías con contenido sexual".

Durante las investigaciones las autoridades hallaron material pornográfico en un computador de la rectoría en donde trabajaba el profesor detenido.

Además, en otro allanamiento realizado a la vivienda del educador, las autoridades se incautaron dos computadores portátiles, una CPU, una cámara de vídeo, una tarjeta SD, una micro SD, ocho USB y una tableta.

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses reportó que entre enero y noviembre de 2018 se registraron en el país 21.515 casos de abuso sexual de menores de edad en el país.

Entre tanto, la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, aseguró hoy que el Gobierno implementará una estrategia institucional para acabar con las redes de tráfico sexual de menores.

"Con el presidente Iván Duque tenemos cero tolerancia con el abuso sexual de menores. El trabajo interinstitucional nos permitirá acabar las redes de proxenetas y de tráfico sexual de menores, así como proteger a nuestros niños y niñas contra familiares abusadores", manifestó Ramírez. 





“La maté porque me reconoció”, confiesa asesino y violador de niña

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El autobús que trasladaba pasajeros de Cuernavaca a Cuautla paró en la colonia Cuautlixco, unos 3.5 kilómetros antes de la cabecera municipal, donde un viajero pidió descender. El hombre de 33 años huía de la justicia, pero la imagen de su rostro estaba en manos de todas las corporaciones policiales del estado, lo buscaban desde el sábado 10 de agosto como principal sospechoso del abuso sexual y asesinato de una niña de seis años.

Su cara se multiplicaba en redes sociales por una credencial a nombre de José Alfredo "N", que los elementos de la Fiscalía Especializada en Feminicidio y de la Policía de Investigación Criminal encontraron en el cuarto que alquilaba en esa vecindad de la colonia Carolina, en Cuernavaca, donde se perpetró el homicidio.

En el cateo del lugar, situado en el mismo corredor donde dormía la víctima, también hallaron una solicitud de antecedentes no penales que tramitó en 2018, en la cual José Alfredo señaló un domicilio en el municipio de Cuautla, donde vivió con sus padres, hasta que se vio envuelto en investigaciones por el asesinato de un ingeniero.

La Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidio custodió una navaja tipo cutter con manchas hemáticas, así como un lazo con restos de sangre.

Pero los primeros indicios del supuesto responsable fueron captados por las cámaras de video del C5 de la Comisión Estatal de Seguridad, instaladas en la calle Ayuntamiento, por donde se le vio caminando con un tanque de gas butano al hombro, el cual robó en el domicilio donde vivía la menor con su abuelita, Gris.

Los trabajos de la Policía de Investigación Criminal arrojaron que al final de la calle, el sujeto vendió el taque de gas en 150 pesos y luego se dirigió a otro cuarto que también alquilaba en la colonia Patios de la Estación, situada frente a una central camionera de Cuernavaca.

En ese lugar se despojó de la camisa e intentó quemarla, pero finalmente desistió y la arrojó al suelo. Más tarde abandonó el sitio con el mismo pantalón y los zapatos. 

Según la reconstrucción de los hechos, José Alfredo se dio tiempo para acudir a su trabajo de "viene, viene" en el centro comercial del Casino de la Selva, pero salió rápido del lugar porque uno de sus compañeros le avisó que unos agentes habían preguntado por él.

Del centro comercial regresó a los Patios de la Estación —una colonia de condiciones precarias—, con el dinero que obtuvo por la venta del taque de gas compró cerveza y deambuló por las calles por unas dos horas. Después caminó hacia la avenida Plan de Ayala y abordó el autobús que lo llevaría al municipio de Cuautla, a unos 54 kilómetros al oriente.

Un hombre "peligroso y vago"

"¿Por qué la mataste?", preguntaron los agentes de súbito al presunto homicida de la niña de seis años. 

"Me reconoció, y por eso la maté", respondió José Alfredo, imputado por el delito de homicidio calificado y abuso sexual.

— ¿A qué te metiste al cuarto?

— A robar.

— ¿Y qué te robaste?

— Un tanque de gas.

— ¿Y por qué le hiciste daño a la niña?

— Me reconoció y me dijo: "Le voy a decir a mi abuelita", contestó el procesado en su encuentro con agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC), en la Fiscalía Regional Oriente.

Ahí el presunto responsable negó la comisión de abuso sexual contra la menor, pero la Fiscalía Especializada afirmó que la acusación está sustentada en estudios periciales y muestras de semen encontradas en el cuerpo de la pequeña víctima.

En su descargo, José Alfredo aseguró a los agentes de la PIC que no recordaba con claridad lo que sucedió porque estaba alcoholizado, pero evocó con precisión la amenaza de la menor por acusarlo con su abuelita Gris, la mujer que renta un cuarto en la misma vecindad donde habita el detenido. Son cuartos situados en una especie de sótano porque la construcción se encuentra a la orilla de una barranca, y están en un terreno en declive.

Vecinos de la zona cuentan que doña Gris, la abuela, llegó a ese lugar hace casi un año y encontró trabajo haciendo tortillas a mano en un negocio que se encuentra a menos de 30 metros de la vecindad, frente al panteón municipal de La Leona.

José Alfredo es conocido en ese barrio como un hombre con problemas de alcoholismo y adicción a las drogas, pero sobre todo con una percepción de "peligroso y vago". Es posible que por esas características sus vecinos lo mencionaron de inmediato como uno de los principales sospechosos del crimen. 

Ese sábado, hacia el mediodía, la menor de edad acompañaba a su abuela en la tortillería, como todos los días desde que llegó de Chilpancingo, Guerrero, a pasar las vacaciones con doña Gris. De repente dijo que iría a dormir al cuarto.

Es posible, dicen, que la niña se haya aburrido por el calor que despide el comal de las tortillas o porque el espacio reducido del comercio limitó sus juegos imaginarios. "Ahí jugaba, se distraía o cantaba", comenta una trabajadora mientras señala el sitio donde solía sentarse la menor.

En dos o tres ocasiones doña Gris preguntó a los vecinos sobre su nieta. "Todo está bien, doña, está dormida y tapada", le respondieron, pero nadie se dio cuenta cuando José Alfredo irrumpió en el domicilio y le causó daño.

En la audiencia de vinculación a proceso, realizada el jueves, el Ministerio Público dijo que el agresor de la menor LM —las siglas de su nombre—, le infligió "lesiones infamantes y denigrantes", además de unas 25 heridas con arma punzocortante en cuello y brazos.

Los gritos de la niña, según datos de la investigación ministerial, fueron ahogados mediante la colocación de trapos en su boca, que le provocaron una broncoaspiración.

El cuerpo inerte y con sangre fue descubierto pasadas las 16:00 horas, de acuerdo con vecinos del lugar que acudieron en apoyo de doña Gris, y después llegaron policías preventivos y más tarde, alrededor de la 16:40 horas, arribaron paramédicos, pero sólo concluyeron que la pequeña no tenía signos vitales.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que a las 17:04 horas recibió el reporte de una menor sin vida y a partir de ese momento comenzó la búsqueda de José Alfredo, que para entonces vendía el tanque de gas robado a comerciantes ambulantes.


La detención

Cuando José Alfredo bajó del autobús, en Cuautlixco, sabía que lo buscaba la Policía y sus pasos se aceleraron hacia la casa donde vive su madre con su pareja. Dos camionetas de la Policía de Investigación Criminal (PIC), adscritas a la Fiscalía Regional Oriente, rondaban la zona porque buscaban la misma casa.

Las primeras investigaciones los condujeron a la colonia Emiliano Zapata de Cuautla, donde José Alfredo vivió con sus padres, pero los vecinos informaron a los agentes que la señora se había mudado a Cuautlixco.

Las camionetas partieron hacia ese lugar y cuando doblaban una esquina un hombre volteó a verlos y caminó más rápido, luego comenzó a correr, cuentan agentes que participaron en la detención.

Cuando lo alcanzaron sacaron la fotografía que portaban sobre el presunto responsable del crimen en Cuernavaca y decidieron llevarlo a la Fiscalía Regional Oriente para realizar los trabajos de identificación. José Alfredo llevaba consigo una navaja, parecida a la 007 pero más pequeña, no portaba identificaciones y vestía con las mismas características proporcionadas por la Fiscalía Especializada en Feminicidio y la Policía de Investigación Criminal que llevaba el caso.

En el cruce de información la PIC de Cuautla obtuvo copia de la solicitud de la carta de antecedentes no penales que tramitó José Alfredo, en cuya redacción detalla un tatuaje que tiene en la parte izquierda de la espalda con el nombre de una mujer. En la revisión corporal certificaron el grabado con el nombre femenino y así confirmaron que tenían al hombre más buscado en esas últimas horas.


Otro homicidio

En la búsqueda de antecedentes penales de José Alfredo, la PIC encontró una investigación con fecha de febrero de 2012 y número de carpeta CT-UIDD-C/585/2012, correspondiente al homicidio de un hombre cuyo cuerpo fue desmembrado y su cabeza arrojada en una zona alejada del sitio del crimen.

La víctima portaba credenciales con el nombre de Martín Gutiérrez Franco y su homicidio, según la ficha oficial, se cometió en el interior de la taquería del padre de José Alfredo, situada en la avenida Insurgentes de la colonia Emiliano Zapata, en Cuautla.

Las investigaciones de la PIC concluyeron que la noche anterior al crimen, José Alfredo y la víctima convivieron e ingirieron bebidas embriagantes, y el único que tenía llave de la taquería era el ahora imputado del homicidio de una menor de edad.

"En el interior de un negocio sin razón social, dedicado a la venta de tacos, se encontró al occiso semidesnudo, cubierto con un plástico y una bolsa negra, sin cabeza ni genitales y con un corte a la mitad del muslo derecho. 

"Posteriormente la cabeza de dicho cuerpo se localizó en una bolsa negra sobre la calle Vicente Suárez de la colonia 12 de Octubre", se lee en la carpeta de investigación.

Se informó que con esos datos, es posible que la Fiscalía General del Estado abra un nuevo proceso en contra de José Alfredo o, en caso de que las investigaciones lo permitan, libren una segunda orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado.

El jueves un juez lo vinculó a proceso, concedió cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria. José Alfredo permanecerá recluido en el Centro de Reinserción Social Morelos.



Tortura y asesinato de Nataly, presuntamente por su propia hermana

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

La tortura, el asesinato y la violación de Nataly "N", en la ciudad de Tampico, ha cimbrado a la zona sur de Tamaulipas.

Los vecinos de la colonia Del Pueblo están impactados por la forma tan brutal en que le quitaron la vida. Y lo que mayormente ha impactado es que por su homicidio se encuentra en las rejas su propia hermana, Marina "N".

El sábado 3 de agosto a las 7:00 horas fue hallado el cuerpo de una mujer envuelto en una cobija y amarrado en un "diablito". Fue identificada como Nataly "N", estaba golpeada y con signos de violencia sexual. Al desarrollarse las investigaciones fue detenida una posible sospechosa: su hermana Marina "N".

El miércoles 7 de agosto la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) informó que Marina ‘N" fue vinculada a proceso por los delitos de homicidio calificado y violación. "Derivado de los trabajos de investigación realizados por policías investigadores, fueron localizados indicios que implican a Marina "N" en los citados delitos", señaló la PGJT mediante un comunicado oficial.

El Juez de Control estableció prisión preventiva por el tiempo que dure el proceso, y seis meses de plazo para el cierre de la investigación complementaria. A pesar de que solo Marina "N" está vinculada a proceso, a través de redes sociales circulan testimonios con acusaciones contra otras dos personas que habrían sido cómplices en el homicidio de Nataly "N".



Anuncian demanda en N.York contra Testigos de Jehová por violación de menores

Compartir en:

EFE,  United States, New York, 

Una mujer y un hombre en Nueva York, que alegan haber sido abusados por líderes de los Testigos de Jehová cuando eran niños, anunciaron este lunes una demanda contra la organización religiosa, basados en una nueva ley que entra en vigor en dos días.

Heather Steele y John Michael Ewing, que presentarán demandas por separado el próximo miércoles, cuando entra en vigor la "Ley de víctimas infantiles", aseguraron que durante años soportaron haber sido molestados y violados por líderes de los Testigos de Jehová.

La "Ley de víctimas infantiles", que el gobernador Andrew Cuomo sancionó el pasado febrero, permitirá a las presuntas víctimas de abusos abrir un proceso civil hasta la edad de 55 años y presentar cargos penales hasta los 28, frente a los 23 que permitía la ley anterior.

Establece además un periodo de litigio de un año para que cualquier víctima, independientemente de su edad, tome una acción civil.

Steele aseguró en una conferencia de prensa que apenas era una niña que comenzaba a caminar, a mediados de los setenta, cuando comenzó a ser molestada sexualmente por un líder de la congregación, que además era amigo de su familia y a quien identificó como Donald Nicholson, ahora de 82 años, señala el Daily News.

"Él comenzó a abusar de mí cuando estaba todavía en pañales", afirmó la mujer, que ahora vive en Florida, que detalló que el presunto abuso comenzó con sexo oral y que la violó cuando ella tenía 10 años, agrega el rotativo.

Steele recordó además: "!ccidentalmente lo conté a mi madre. Estaba asustada de decirlo creyendo que era un secreto entre Don y yo".

Igualmente afirmó que líderes de la congregación presionaron a su familia para que no cooperara con la investigación criminal, pero ella trabajó con las autoridades hasta lograr que fuera enjuiciado y encarcelado.

Nicholson cumplió cerca de cuatro años de prisión y tras quedar en libertad se mudó a Nueva Jersey, donde, según la presunta víctima, la congregación de allí no sabía de su pasado criminal.

Mientras que Ewing, de 48 años, alega en los documentos de la demanda que fue abusado cuando tenía 14 años por un alto miembro de la organización Testigos de Jehová, lo que dice comenzó con caricias y mostrándole pornografía infantil.

El alegado abuso progresó hasta el sexo oral y anal, entre 1986 y 1989, de acuerdo con la demanda, que será presentada en la Corte Suprema de Brooklyn este miércoles.

"Estaba con él 80 horas al mes, así que tenía pleno acceso a mí. Mis padres lo amaban. Yo estaba avergonzado, así que lo dejé continuar porque no sabía cómo decírselo (a sus padres)", señaló.

Finalmente se lo dijo a sus progenitores y un tribunal de la congregación fue convocado para discutir el asunto, que resultó en que Ewing y su alegado abusador fueran excomulgados por practicar la homosexualidad, indicó.

Los líderes de la congregación nunca notificaron a la Policía, según la demanda.

"Esta demanda demuestra claramente cómo los Testigos de Jehová están más preocupados acerca de proteger su marca que acerca del bienestar y seguridad de los niños", indicó por su parte Irwin Zalkin, abogado de los demandantes, que ha presentado más de 20 demandas en EE.UU contra los Testigos de Jehová a nombre de sobrevivientes de abuso infantil.

El sistema judicial del estado ya ha asignado a 45 jueces para gestionar las miles de demandas que, esperan, sean presentadas a partir del miércoles.



Vinculan a proceso a presunto violador

Compartir en:

Cadena Noticias - Diana Campos,  Mexicali, Baja California, Mexico, 

Agentes de la Policía Ministerial adscritos a la Unidad de Investigación de Delitos contra la Libertad Sexual y la Familia cumplimentaron Orden de Aprehensión en contra de Dolores "N" por el delito de Violación. 

La hechos se registraron el pasado 04 de Julio , cuando Dolores "N" , obligo a su expareja a subir a su vehículo y la llevo hasta una parcela que se encuentra en la carretera Estatal #2 en el Ejido Michoacán de Ocampo y la agredió física y sexualmente. 

Por dichos hechos fue puesto a disposición del Juez de Control en las instalaciones de CENTRO DE Reinserción Social (CERESO) , donde en Audiencia Pública se le informaron los hechos que se le imputan y por los mismos fue vinculado a proceso, otorgándole a las partes un plazo de investigación complementaria de 3 meses e imponiéndosele la medida cautelar de Prisión Preventiva.



Dan 10 años de cárcel a hombre por violar a su ahijada

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Jaime González Zepeda fue sentenciado a 10 años de cárcel por un juez de Distrito Judicial, pues en mayo de 2018 violó a su ahijada menor de edad, informó la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

A través de un comunicado, la dependencia señaló que las pruebas recabadas y aportadas por el agente del Ministerio Público fueron determinantes para que el juez le dictara dicha condena y le jara una multa de 25 mil pesos. 

Señaló que los hechos ocurrieron en el domicilio de la víctima, ubicado en el Barrio San Miguel de este municipio, adonde Jaime llegó y tocó la puerta.

La menor atendió a su llamado, pues el sujeto era su padrino de bautizo y confirmación, situación que el hombre aprovechó para abusar sexualmente de ella. 

Derivado de estos hechos, el Ministerio Público inició las investigaciones y obtuvo una orden de aprehensión en contra de Jaime, por lo que fue aprehendido e ingresado a un Centro Penitenciario y de Reinserción Social, donde el juez, previo a proceso legal, le dictó la sentencia.