Piden prohibir la venta de muñecas sexuales con aspecto infantil en EE.UU.

Compartir en:

EFE,  Estados Unidos, Florida, Miami, 

Una organización no gubernamental con sede en Florida ha reunido más de 100.000 firmas para pedir que las muñecas sexuales con apariencia de menores de edad se prohíban en todo EE.UU., una campaña que tiene como abanderada a una madre que encontró a la venta en internet una hecha a partir de una fotografía de su hija.

"¿Sabía usted que los depredadores sexuales pueden comprar en línea muñecas sexuales infantiles para llevar a cabo sus fantasías de violar niños", se pregunta la Coalición de Rescate Infantil en una petición para recolectar firmas en la plataforma Change.org 

En todo Estados Unidos, salvo en Florida, Kentucky y Tennessee, es legal importar esas muñecas, poseerlas y hasta venderlas, de acuerdo con esta organización que busca con su campaña que el Senado apruebe un proyecto de ley cuyo trámite está estancado desde 2017 o saque otra legislación con el fin de prohibirlas en todo el país.

Hasta hoy más de 106.00 personas han firmado en respaldo de la campaña y algunas de ellas han donado además dinero a través de Change.org para financiarla. 

Además del médico Michael Bourke, que ha tratado delincuentes sexuales encarcelados en EE.UU. durante una década, la campaña cuenta con el testimonio de "Terri", una madre estadounidense.

"Terri" recibió el 12 de agosto pasado por Facebook un mensaje de un amigo que le compartió unas imágenes de una muñeca sexual a la venta por Amazon que, según dice, tiene un increíble parecido con su hija "Kat", de ocho años, que es modelo infantil y tiene cuentas en redes sociales desde las que promueve servicios comunitarios. 

La madre cree que para hacer la muñeca, que tiene un precio de casi 600 dólares, se inspiraron en una fotografía de "Kat" en la que aparece con el pelo recogido en una cola de caballo y con mechas sueltas a los lados de la cara, vestida con ropa deportiva, las piernas desnudas y cruzadas, y medias cortas de rayas.

Esa fotografía acompañó el diario en el que Terri contó que su hija se contagió de COVID-19 y fue sometida a distintos tratamientos para vencer la enfermedad con el fin de ayudar a otras personas en su misma situación. 

"No quiero ni imaginar al depravado que haya usado la foto de mi hija para crear algo tan feo y diabólico que pueda ser usado por pedófilos", dijo Terri, quien se pregunta cómo puede ser legal algo así en EE.UU.

Terri se puso en contacto con Amazon y logró que se retirara el anuncio y el producto de la muñeca, pero dice haberla visto en otros lugares de comercio electrónico, según contó al canal NBC6 de Miami, que la entrevistó en exclusiva. 

Terri recurrió además a la Coalición de Rescate Infantil, con sede en Boca Ratón (Florida), para promover la aprobación de leyes que impidan la venta de esta clase de muñecas en EE.UU. y que quienes lo hagan sean acusados y multados.

La Coalición de Rescate Infantil utiliza la tecnología para evitar que los niños sean víctimas de delitos sexuales. 

Según señala en su página web, ha desarrollado el llamado "sistema de protección de nuestros niños" (CPS), que permite conocer dónde se está descargando y compartiendo contenido sexual explícito con niños como protagonistas. 





Detenida por negligencia sexual, su hija de 12 años se embarazó de uno de 24

Compartir en:

Milenio,  Ciudad de México, Mexico, 

Una mujer fue arrestada después de que su hija de 12 años diera a luz a un niño, luego de una relación que mantenía con Juan Miranda-Jara, un joven de 24 años, quien al parecer se sorprendió cuando fue arrestado el 14 de julio mientras acompañaba a la niña al hospital. 

 De acuerdo con la policía de Tulsa, la madre Desiree Castañeda y otros miembros de la familia sabían de la relación de la víctima con Juan Miranda-Jara , de 24 años , quien al parecer se sorprendió cuando fue arrestado el 14 de julio mientras acompañaba a la niña de 12 años al hospital donde ella dio a luz.

"La investigación reveló que la madre y familiares de la víctima conocían la relación entre la víctima y Miranda-Jara. La familia permitió la relación y hay fotos de la familia haciendo un baby shower para la víctima y el sospechoso", comentó la policía en una publicación de Facebook. 

La madre fue acusada de permitir el abuso y negligencia sexual infantil, mientras que el padre de la víctima está tras las rejas con una sentencia de 12 años de prisión por un caso no relacionado de violación en primer grado, dijeron los policías. 

Miranda-Jara fue acusado de violación en primer grado de una menor cuando se presentó en el Hospital Hillcrest en el centro de la ciudad con la víctima en pleno trabajo de parto. 

Cuando se le preguntó, supuestamente admitió que era el padre del niño que estaba por nacer. “Entraron como lo haría cualquier otra pareja; emocionada de dar a luz a su hijo recién nacido ”, dijo el oficial Danny Bean a la estación local. Miranda-Jara incluso publicó en su perfil de Facebook que estaba en una relación con la niña, dijo la estación. 

Las fotos de Miranda-Jara y la víctima en el baby shower también se publicaron en su página, dijo FOX23. 



Denuncian red de abuso infantil y pornografía en escuelas de Baja California

Compartir en:

El Universal,  Baja California, Mexico, 

En escuelas públicas y privadas de al menos siete entidades del país han operado grupos delictivos dedicados a la explotación sexual infantil organizada, en los que participan maestros, directivos, personal administrativo y de intendencia que han abusado de niños dentro y fuera de los planteles, y los han videograbado con fines de pornografía en línea.

De acuerdo con el informe Es un secreto. La explotación sexual infantil en las escuelas, elaborado por la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia, A.C. (ODI), que ha acompañado y litigado casos de este tipo en por lo menos 18 escuelas, “se trata de patrones delictivos marcados por acciones organizadas entre varios adultos y perpetradas de manera masiva dentro de un plantel escolar”.

Las entidades donde se han documentado y litigado estos casos son la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Baja California, Morelos, San Luis Potosí y Oaxaca. Sin embargo, el informe refiere un centenar de casos más en los cuales hubo denuncias de abusos a menores en escuelas, pero se desconoce si hubo detenidos, si se siguen investigando o si quedaron impunes.

La ODI ha documentado, a lo largo de las últimas dos décadas, los casos con más de un centenar de menores entre las víctimas de estos grupos. El informe indica: “Numerosos preescolares y primarias han sido capturados y utilizados como espacios para la comisión de delitos de explotación sexual infantil en línea”.

El documento, coordinado por la maestra Margarita Griesbach Guizar y presentado por los académicos y activistas Karina Ansolabehere, Maite Azuela, Lydia Cacho, Denise Dresser, Manuel Gil Antón, José Guevara, Lorenzo Meyer, Juan Martín Pérez y Luis Daniel Vázquez, refiere con detalles un problema de dimensiones mayores en materia de explotación sexual infantil, pederastia y pornografía en las escuelas públicas y privadas de México.

La narrativa de lo que se oculta en las aulas, en los patios, en las oficinas de los directores de escuelas de todo el país es que: “De manera consistente, niños y niñas describen ser penetrados con jeringas con agua, con popotes o con papeles sucios, incluso manchados con excremento”.

También describen ser ahorcados u obligados a lastimar a otros compañeros y compañeras; además, “niños y niñas refieren ser grabados o fotografiados”.

El material realizado por las bandas de delincuentes, habilitados como profesores, nunca fue encontrado ni tampoco se investigó —por parte de la entonces Procuraduría General de la República (PGR)— a quienes trabajan o financian la red de pornografía infantil.

Estudiando con el enemigo

En el Jardín de Niños Andrés Oscoy, en Iztapalapa, los padres de familia y vecinos nunca imaginaron el terror que vivieron cientos de alumnos durante años.

Sólo 30 familias denunciaron. En 2011, la PGR contactó a la ODI para solicitar apoyo legal para las víctimas, todas de entre tres y cinco años de edad.

“De las testimoniales de 19 niños y niñas de entre tres y cinco años se detecta que nombran a 10 personas como agresores directos, que incluyen desde a la directora del plantel y maestras hasta al personal de intendencia, e incluso al hijo adolescente de uno de los maestros”.

Las narraciones de los preescolares sobre el infierno que vivieron exponen que las agresiones se registraron en diversos sitios del plantel. “La mayoría de los niños y niñas refiere que fueron agredidos en un baño. Sin embargo, otros mencionan la oficina de la dirección y un cuarto de drenaje”, así como lugares abiertos, como el patio o un salón.

Por meses o años nadie en la Secretaría de Educación Pública (SEP) se enteró de lo que ocurría en esta escuela ni investigó o cuestionó que 10 de sus funcionarios estuvieran dedicados a la explotación sexual infantil.

Al menos 13 de los niños refieren tocamientos y actos de violación equiparada. Tres de ellos describen haber sufrido violación, 11 dicen haber sido golpeados, algunos narran que adultos se exhibían ante los alumnos o que exhibían la agresión en contra de un pequeño frente al grupo. Varios describen actos sexuales entre adultos que toman lugar durante la agresión.

“Entre las narraciones de las víctimas, algunos refieren ser amarrados o amordazados y una niña dice haber sangrado. Además de altos niveles de violencia, las víctimas refieren dinámicas y rituales grotescos”, que eran hechos pasar como juegos.

También lee: Guerrero despliega acciones para erradicar la violencia contra niñas y mujeres indígenas

El “Caso A”: rituales, juegos e impunidad por filtraciones de las autoridades

En 2008, la ODI representó el caso de una niña de cinco años por abuso sexual en un preescolar privado, que por seguridad de las víctimas y por no ser información pública se denomina en el informe como “Caso A”.

“La pequeña menciona a hasta seis adultos involucrados (...) y refiere que el abuso se comete en contra de ella junto con otros compañeros y compañeras. Describe prácticas ritualistas, el uso de disfraces y puestas en escena”. La narrativa del caso es atroz.

Sin ningún tipo de trámite, control en los accesos del plantel o vigilancia por parte de las autoridades de la SEP, la niña fue sacada de la escuela en un coche y trasladada junto con otros compañeros a una casa en la que había adultos extraños. La menor describió eventos de sedación y en una ocasión, por lo menos, refirió la presencia de bebés como víctimas del abuso.

El caso no llegó a juicio. Imprudentes o deliberadas filtraciones de la entonces Procuraduría de Justicia del Distrito Federal obligaron a la familia a desistir de denunciar por temor a represalias. No son casos aislados.

La forma de operar de estos grupos de explotación sexual infantil se repite. En 2011, la ODI recibió numerosas denuncias de abuso sexual en el preescolar público Laura Elena Arce Cavazos, en Cuautitlán, Estado de México. Ante la procuraduría mexiquense, se acusó a seis adultos como agresores de niños.

“Describen ser victimados en diversos espacios de la escuela”. Son los patrones delictivos, con saña inaudita. Tres niños muestran cortadas en las piernas que, dicen, fueron infligidas por algún maestro con un cuchillo durante la agresión. Tres de los 10 declarantes describen que les tomaban fotografías o video.

El infierno en las aulas de la CDMX

En la “Ciudad innovadora y de derechos” que presume el gobierno capitalino, los casos, las historias y el terror para los niños se repiten. En 2018, la ahora Fiscalía General de la República (FGR) contactó a la ODI para atender el caso de un preescolar público en la capital del país. Por tratarse de una investigación aún activa, sólo lo identifican en el informe como “Escuela B”.

Nuevamente, abusos masivos a plena luz del día, en el patio de la escuela, en el baño o los salones; 16 niños y niñas describieron a más de un adulto presente en el momento del abuso.

En total, 11 adultos que laboran en la escuela son mencionados, incluyendo a la directora, a varias maestras, personal de intendencia y, paradójicamente, hasta un supervisor pedagógico. Todos, empleados de la SEP; todos, juntos, abusando de menores de entre tres y cinco años.

El tráfico de niños trasladados de una escuela a otra o a domicilios particulares se repite como práctica común de estos grupos. Dos menores declararon que en el momento de la agresión se encontraban presentes niños y niñas que no eran de su escuela. Una decena de niños, lo mismo que en otros casos, refiere cómo los sacaban de la escuela, los subían a automóviles y los llevaban a casas donde eran abusados.

En el caso de la “Escuela B”, los menores “refieren ser obligados a realizarse tocamientos entre los propios niños y niñas, sufrir agresiones físicas y presenciar la exhibición de un adulto frente al grupo, o incluso observar actos sexuales entre dos o más adultos”.

También en este caso cuatro menores describen la presencia de cámaras.

“Si bien este dato puede no ser relevante para el niño o niña que carece de comprensión sobre temas de explotación sexual digital, es un elemento sumamente importante para entender posibles explicaciones de lo sucedido”, añade el informe.

La explotación y abuso sexual infantil por pedido en línea implica que el perpetrador que solicita y dirige el acto se encuentra físicamente distante de las víctimas. Comúnmente, el material se consume desde su hogar, incluso en un país distinto al lugar en el que se comete el abuso.

Sea a través de contacto directo con el agresor sexual o a través de un intermediario, el perpetrador indica qué actos desea que sean producidos por el agresor o los agresores en contacto con los menores. El abuso sexual infantil es comúnmente transmitido en vivo por medio de redes sociales comerciales encriptadas.

Además de estos casos, el informe documenta otros ocurridos desde 2001 hasta la fecha en escuelas de la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Baja California, Oaxaca, Morelos y San Luis Potosí, que podrían involucrar a un número mucho mayor de víctimas y en donde se desconoce si los profesores e involucrados fueron sentenciados o están libres dando clases.

Margarita Griesbach Guizar, directora de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia, A.C., mencionó a EL UNIVERSAL que en México, en este tipo de casos, prevalece la desarticulación entre policías y fiscalías, la falta de preservación de evidencias; no hay investigación criminal, existen filtraciones de las procuradurías, fragmentación de la investigación, falta de adecuación para la infancia y exclusión de la víctima.

“No me atrevo a decir si es una red, muchas redes o simplemente un nuevo modus operandi de una nueva forma de criminalidad. Lo que queda claro es que estamos frente a criminalidad compleja y que, ante ello, se requiere de una investigación con una mirada amplia para entender lo que está pasando en México con estos delitos.

“Yo sí creo que la incompetencia es el mejor amigo de la corrupción y la impunidad, porque lo que nos pasa una y otra vez, tanto con la investigación criminal como con la intervención de la SEP, es que hay incompetencia en términos de profesionalización en la selección de docentes, en los expedientes, en el resguardo institucional, o es doloso y hay encubrimiento”, concluyó.



Arman operativo por supuesto cadáver; era una muñeca inflable

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

La aparición de un presunto cadáver embolsado movilizó a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la privada Punta Lomas, al norte de la ciudad de Mérida, Yucatán.

Vecinos de esa zona residencial ubicada entre las comisarías de Temozón Norte y Tixcuytún alertaron a los cuerpos policíacos al considerar, en primera instancia, que se trataba de un macabro hallazgo.

De acuerdo con versiones recabadas, el ‘cuerpo’ había sido dejado por unas personas que rentaban una casa dentro de ese fraccionamiento por lo que se organizó un operativo de búsqueda en el que participaron también elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) e incluso se dispuso el sobrevuelo el helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública.

Toda la movilización acabó cuando los peritos forenses revisaron el contenido de la bolsa y descubrieron que nunca hubo ningún cuerpo humano, sino que se trataba de "una muñeca sexual inflable".

Incluso los vecinos de la zona al darse cuenta de que no había ningún macabro hallazgo sino del objeto inflamable mostraron su disgusto por gente que "realiza esas bromas de mal gusto", ya que incluso ante la posibilidad de que fuera un cadáver se acordonó y cerró el área por varias horas.



Restauranteros de San Diego usan muñecos para mantener la Sana Distancia

Compartir en:

Cadena Noticias - Alicia Huerta,  Estados Unidos, California, San Diego, 

De forma curiosa los restaurantes de San Diego buscan el lado positivo a las cosas y de esta manera guardan la distancia entre las mesas de sus locales,  convirtiéndolos a la vez en un atractivo para los comensales que van llegando poco a poco tratando de recuperar la nueva normalidad. 

En una cafetería de la zona de Hillcrest en San Diego, dónde venden deliciosos panes artesanales ensaladas y sándwiches, los clientes tienen que compartir la mesa con personajes de lo más simpáticos incluyendo una gallina, todo sea por volver a salir y sentir que estamos recuperando nuestra vida.



Florida aprueba ley que prohíbe muñecos sexuales con forma de niños

Compartir en:

EFE,  Estados Unidos, Florida, Miami, 

La Legislatura de Florida aprobó este viernes un proyecto de ley que prohíbe la venta y tenencia de muñecos sexuales inflables con forma "anatómica" de niños y la envió al gobernador Ron DeSantis para su firma.

"Estas muñecas de silicona anatómicamente reales son increíblemente similares a las de los niños humanos reales con el único propósito de la gratificación sexual", manifestó la senadora Lauren Book, promotora de la ley.

La demócrata señaló que "al igual que ver pornografía infantil disminuye las inhibiciones de los depredadores infantiles, también lo hacen estas muñecas sexuales infantiles que no tienen lugar en el estado de Florida".

El proyecto contó con el apoyo bipartidista en ambas cámaras, de mayoría republicana.

La senadora, que ha denunciado la existencia de 42 millones de sobrevivientes de abuso sexual infantil en el país, es fundadora y directora ejecutiva de la organización sin ánimo de lucro Lauren's Kids.

La organización busca prevenir el abuso sexual infantil y ayudar a los sobrevivientes en su proceso de recuperación.

El Congreso de Estados Unidos ha considerado una prohibición a nivel nacional de las muñecas, y Canadá tiene una vigente.

"Recientemente las muñecas sexuales infantiles realistas han sido importadas a los Estados Unidos como maniquíes", señaló el representante de la Cámara Mike Gottlieb.

Indicó que "muchos consideran que estas muñecas alimentan el interés por la pornografía infantil y alientan a los niños depredadores".



Apuestas Deportivas en Linea Betway