Avistan tres ovnis en Tijuana

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Desde el pasado 1 de diciembre se han reportado más avistamientos de ovnis en la zona norte y centro de nuestro país. Se trata de extraños objetos voladores con forma de esfera de apariencia metálica de color plateada, si es vista de día, o muy luminosa con tonalidades entre blanca y naranja, si es en la noche; en ambos casos, llama la atención de testigos que toman sus dispositivos móviles y comienzan a fotografiar o hacer videos.

La noche del domingo 9 de diciembre, Christian Jaramillo, al transitar por el Bulevar 2000 de Tijuana, Baja California, se topó de frente con tres objetos voladores muy luminosos de un tamaño considerable que estaban a baja altitud que le llamaron poderosamente su atención y que no escuchó que emitieran algún sonido.

"El testigo se orilló sobre la carretera, puso sus intermitentes, bajó de su vehículo y comenzó a hacer fotos a estos misteriosos objetos voladores, en total hay dos videos y tres fotografías", nos afirmó el investigador Dino de Labra, quien nos compartió estas imágenes que notamos que los objetos están por arriba de las lámparas del alumbrado público y que estuvieron, según el testigo, por cerca de 15 minutos en el mismo lugar para después desaparecer.

De Labra nos afirmó que este sitio, desde abril de 2016, es uno de los puntos calientes donde un número considerable de personas afirman haber sido secuestradas por extraterrestres, quienes les han hablado de los grandes cambios planetarios que se avecinan para nuestro mundo y les han proporcionado una serie de símbolos que por el momento no tienen alguna explicación, pero también es la zona donde diversas personas refieren mirar constantemente como extrañas luces bajan y pareciera que exploran el terreno.






Ovnis en Coahuila

Compartir en:

 Los 3 mil 180 kilómetros que conforman la zona fronteriza entre México y Estados Unidos se han convertido en un área de avistamientos de Ovnis que presentan diversos tamaños, formas y colores.

Medios de comunicación han abordado con una gran seriedad, ya sea en Tijuana y Mexicali en Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua; Monterrey, Nuevo León, así también en la ciudad de Saltillo y Monclova en Coahuila, ciudades donde son constantes los avistamientos de extraños objetos voladores.

Hace unos días en el municipio de Ramos Arizpe, Coahuila, fueron observadas extrañas luces de color amarillo que se movían —según los testigos— de un lado para otro en el cielo e incluso, generaban ruidos. 

Las versiones periodísticas afirman que estas extrañas luces se desplazaban de una sierra a otra a mediana altura. "Las luces se desplazaban en ocasiones a velocidades bajas, pero luego, aunque se escuchaban ruidos, estos objetos no se aparecían a simple vista; otras sí son visibles y los ruidos que provocan, son también percibidos por los animales".

Lo que se preguntan todos los vecinos es si estos ruidos vienen del interior de la Tierra o es generado por el paso de esas luces, un fenómeno que al menos en México, se presenta por primera vez.

En entrevista vía telefónica Iván Escamilla, conductor del programa de televisión Adimensional, aseguró que "la comunidad está sorprendida, son casos que se vienen presentando desde hace unos meses. Nosotros realizaremos en la zona Vigilancias Ovni para tratar de obtener imágenes. Por el momento no hay fotos ni videos, todo se queda en relatos, es un pueblo pequeño y muy apartado de la ciudad, pero ahí estaremos", aseguró tajantemente el reconocido investigador.



La crisis alienígena

Compartir en:

El fenómeno Ovni no se limita exclusivamente a lucecitas que se aparecen en diversos lugares con variadas formas, diversos tamaños y colores que constantemente son presentadas en las redes sociales y después retomadas en programas de televisión e internet, para informar a sus respectivos auditorios.

Este tema va más allá con un gran contexto histórico que, al menos para México, viene desde hace dos siglos con casos extraordinarios.

Los textos con sus conclusiones se han convertido en clásicos como sucedió en la década de los 60, 70 y 80, donde existía un gran interés en el tema.

Lo malo de esto es que desde principios de la década del 2000 no se ha publicado un texto de investigación "In Situ" que viene de la mano por la crisis editorial en nuestro país y la falta de interés de las grandes editoriales por apostarle a escritores mexicanos sobre este tópico, es decir, sólo le apuestan a aquellos escritores reconocidos extranjeros y que sabe, habrá ganancias.

Me queda claro que mucho de este pensamiento fue gracias a libros que no presentaban ninguna investigación seria sino que hablaban de cosas sin ningún sustento como los "perros extraterrestres de Sadam Hussein" o peor aún, que sobre el "cerro del Chiquihuite había una gran nave alienígena", hechos que nunca se lograron corroborar.

Hace falta realmente crear y fomentar una cultura de los Ovnis en México con libros que nos ayuden a comprender la realidad de este fenómeno, a entender su raíz, el desarrollo de las investigaciones, así como las conclusiones a las que cada autor haya llegado.

El fenómeno Ovni es un gran tema que ha sido rechazado por las editoriales cuando algunas de ellas se han posicionado gracias al fenómeno Ovni y los misterios.



Plato volador en tormenta de arena

Compartir en:

Se han cumplido cinco años de la Gran Oleada Ovni que se registró en Ciudad Juárez, Chihuahua, la cual arrojó evidencias muy importantes de objetos voladores con forma de disco e, incluso, esas imágenes le dieron la vuelta al mundo.

Fueron los medios de comunicación internacionales quienes —con sus investigaciones periodísticas— llevaron una estadística de la presencia de estos misteriosos objetos.

En primera instancia se afirmó que eran parte de proyectos secretos del gobierno mexicano contra la delincuencia organizada, para después afirmar que eran producto de labores militares de Estados Unidos en territorio nacional.

Algo que desde luego, no tenía ningún sustento, ya que al momento de preguntar tanto al aeropuerto como a las autoridades policiacas y militares negaron rotundamente que se trataran de acciones de inteligencia.

Una de las imágenes con la que se dio a conocer esta intensa Oleada fue cuando el 15 de junio de 2012 se registró una tormenta de arena que alcanzó ráfagas de 90 kilómetros por hora.

Un fenómeno que mantuvo en jaque a las autoridades municipales y estatales, ya que atendieron 37 casos de emergencia en medio de todo eso. En el cielo fue observado un objeto volador muy luminoso con forma de disco, algo que no había sido visto tan de cerca de las casas en esta ciudad fronteriza.

Semanas más tarde, los investigadores se dieron cuenta que se trataba de una lámpara del alumbrado público del lado de la Unión Americana que recientemente se había instalado, pero este hecho fue el detonante para que se reunieran decenas de jóvenes interesados en los Ovnis.