Sufre descarga que lo deja sin piernas y rostro; su familia lo abandona

Compartir en:

Multimedios,  Mexico, Querétaro de Arteaga, Querétaro, 

Una tragedia es lo que vive un hombre luego de sufrir una descarga eléctrica lo dejó sin piernas, rostro ni familia. Adán Olmos García, de 25 años de edad, recibió una descarga eléctrica en una casa en la que estaba trabajando haciendo unos arreglos.


Afortunadamente sobrevivió, pese a los infortunios que este trágico accidente le dejó. Sumado a eso, su esposa lo dejó y se llevó a sus hijos. Han pasado dos años desde su accidente y actualmente se prepara para una nueva cirugía de rostro.


Su cuerpo se quemó en más de un 90%, sufrió cuatro paros cardíacos y sus dos piernas tuvieron que ser amputadas, la descarga eléctrica las quemó internamente.


LA HISTORIA

Olmos relató que ese día del accidente había llegado temprano a trabajar, estaba colocando loseta en el techo de una verdulería (tienda), donde trabajaba haciendo la remodelación del lugar, en Querétaro.


Estaba en la terraza, había un pozo de agua porque había llovido el día anterior él, no vio el cable.“Era un cable de alta tensión, de 6.600 WHZ y me jaló”, contó.


Su cuerpo salió expulsado y cayó en la calle. Despertó días después en una clínica, sin sus piernas, sin rostro, sin piel, envuelto en vendas. Desde los 13 años es huérfano y aunque su familia era vital para él, su esposa lo abandonó y se llevó a sus hijos.


Olmos hizo un llamado al presidente de México, Manuel López Obrador para que le ayudara. La reconstrucción de su rostros y su visión, que ha ido perdiendo, supera los 4 millones de pesos mexicanos. Con la descarga eléctrica también sufrió daños internos para los que requiere tomar medicamentos.







Apuestas Deportivas en Linea Betway