Le roció solvente y aceite para prenderle fuego, por defender a una viejita

La familia del agresor amenaza a su hija de 15 años

Compartir en:

El Universal,  Mexico, Querétaro de Arteaga, Querétaro, 

El pasado sábado 4 de septiembre a una mujer le prendieron fuego cuando intentó detener la agresión de un sujeto contra una adulta mayor. A la fecha, Olivia Sánchez, la afectada, permanece hospitalizada con quemaduras de segundo y tercer grado en la mayor parte de su cuerpo, mientras que el agresor permanece prófugo.

Paulina Sánchez, familiar de Olivia, denunció que la hija de 15 años, de la mujer agredida, ha recibido amenazas por parte de los parientes del agresor, identificado como Antonio “G”

Paulina Sánchez narró que Olivia, acompañada de su hijo de 10 años, regresaba a su casa, en La Cañada, cuando vio que un hombre golpeaba a una adulta mayor, por lo que defendió a la mujer; sin embargo, el agresor le roció solvente y aceite para luego prenderle fuego.

La familiar de la víctima precisó que Olivia, de 46 años de edad, tiene quemaduras en toda la parte derecha de su cuerpo. Añadió que ya fue sacada de “código rojo”, para pasar a “código amarillo”; su estado de salud es grave, pero estable.

Olivia es madre soltera de cuatro hijos, es una mujer analfabeta de escasos recursos, dedicada a trabajos esporádicos, explicó la familiar.

En tanto, en la Fiscalía General del Estado [FGE] le comentó a la familiar de Olivia que el caso se trató como homicidio, pero le recomendaron quitar la denuncia para que pueda ser abordada como feminicidio.

Actualmente Olivia se encuentra internada en el Hospital General de la ciudad, presenta quemaduras en el rostro, pecho y oído.

Paulina Sánchez explicó que ya se presentó la denuncia correspondiente, con la carpeta de investigación 2680023; sin embargo el agresor huyó.

A través de sus redes sociales, la Fiscalía informó que fueron dos y no una las mujeres quemadas por el sujeto sospechoso.

“El imputado, quien se encuentra plenamente identificado, peleaba con un familiar. Las dos mujeres y más integrantes de la familia, intentaron disuadir el enfrentamiento, cuando el agresor utilizó aceite caliente y una botella con solvente, provocando las quemaduras”, dijo.





Niño de 6 años sufre muerte cerebral tras ingerir bebida energética

Compartir en:

El Universal,  Mexico, Tamaulipas, Matamoros, 

Francisco, un pequeño de seis años, murió tras consumir una bebida energética en esta frontera, luego que desde hace seis días se encontraba en estado de coma en el Hospital Alfredo Pumarejo.

Jessica Cervantes, madre del menor, se negaba a desconectarlo de las máquinas que lo mantenían con vida, tras quedar inconsciente.

El pasado sábado 16 de abril, el menor estaba de visita en la casa de su abuela cuando bebió de un vaso que se encontraba en la mesa que contenía bebida "Monster".

Se informó que el menor consumió esta bebida y de forma inmediata, comenzó con malestares.

Al ingresar al hospital, se diagnosticó al menor con intoxicación y posteriormente, muerte cerebral.

“Agradezco a todas las personas que se acercaron a ofrecernos su apoyo, desgraciadamente mi niño ya no aguantó más, ahorita pues vamos a ver lo de los gastos funerarios para darle su cristiana sepultura”, dijo la madre.



Renace en Vive Latino Malena Ríos, saxofonista sobreviviente de ataque con ácido

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Con los nervios a flor de piel por tocar ante miles de personas en el Vive Latino, María Elena Ríos Ortiz, saxofonista mixteca sobreviviente de un ataque con ácido en septiembre de 2019, interpretó piezas musicales al lado de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio.

Fue a través de Rocco, el cantante de la banda que se inició hace 36 años en ritmos como el ska y el rock, que María Elena fue invitada al festival en el Foro Sol de la Ciudad de México; es uno de los primeros que se ha llevado a cabo tras el aislamiento por la pandemia por Covid-19.

En octubre de 2021, Malena colaboró en la reedición de Chacahua, una canción que la Maldita dedica a los pueblos afromexicanos, inspirándose en una comunidad oaxaqueña que da nombre a la canción.

Desde entonces, entre la saxofonista y la banda ha crecido una amistad que se consolidó ayer en el Escenario Indio, donde la oaxaqueña participó en la ejecución de Chacahua y Kumbala, canción con la que culminó el concierto de La Maldita Vecindad.

Antes de subir al escenario, Malena explicó en entrevista con EL UNIVERSAL que decidió usar un atuendo color "verde ácido", para manifestar su renacimiento, tras el ataque que sufrió y por el que aún recibe tratamiento médico.

"Tuve la idea de expresar que mi música está renaciendo del ácido y que soy yo y mi estado actual, una secuela de la violencia ácida", dijo.

Antes de la intervención de la saxofonista, Rocco reiteró la exigencia del freno a la violencia y la justicia.

Asimismo, a través de sus cuentas de redes sociales, Malena agradeció la oportunidad que le brindó la Maldita Vecindad de participar en el concierto y de llevar su exigencia ante el público del Vive Latino.

No obstante, exige a las autoridades locales que se ejecute la aprehensión del quinto implicado en su caso, Juan Antonio Vera Hernández, hijo del presunto autor intelectual del intento de feminicidio con ácido que sufrió, Juan Antonio Vera Carrizal.




Olivia, mujer quemada con aceite y ácido, quiere que su agresor vea como la dejó

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Olivia Ibarra Sánchez, mujer a la que un hombre le prendió fuego en el rostro y las extremidades al defender a una adulta mayor que era golpeada, dice que teme por su integridad. Además, debe enfrentar la falta de recursos para comprar los medicamentos que le recetaron para seguir con su tratamiento.

Olivia ocupa una pequeña habitación, en un lugar que desea permanezca desconocido, por su seguridad y la de sus familiares. Está acostada. La cubre una cobija roja. Sus muñecas están vendadas. Su oreja derecha fue reconstruida por los médicos. No se mueve, sólo platica. Lo que quiere es que se conozca su historia, quiere justicia.

Su rostro es flanqueado por un cabello rojizo, luce algunas canas en la frente. El cuarto permanece en penumbras. Las luces se encienden sólo por unos minutos, para no lastimar los ojos de Olivia, quien narra con voz débil y pausada lo ocurrido el 4 de septiembre.

“Ese día venía de trabajar a las cinco de la tarde. Llegué a mi casa y empezaron a gritar. Ya estaban peleándose. Les dije ‘ya párenle, dejen de pegarle a esa señora, ya está grande de edad, no se puede defender’. No quisieron y aventaron el aceite del sartén, me cayó a mí, a una de mis cuñadas y a una de sus hijas en sus pies.

“En eso el muchacho drogado, traía su bote con el que se drogaba y me lo aventó en la cara. No me dí cuenta cómo lo encendió o qué pasó. No me acuerdo de nada. Me echaron mucha agua y salí corriendo. Mi niño gritaba ‘ya quemaste a mi mamá’... hasta ahí me acuerdo”, comenta la mujer.

Luego, dice, recuerda que estaba sentada en la calle, mientras su hijo la quería tapar porque estaba muy quemada. Estaba esperando una ambulancia, pero tardaba en llegar. El dolor que sentía era mucho. La ayuda médica tardó en hacerse presente y cuando lo hizo atendió primero a la otra mujer quemada. La otra mujer, señala Olivia, es la hermana del agresor, pero en su caso fue dada de alta rápidamente, pues sus quemaduras no eran tan severas.

Dice que cuando llegó al hospital le pusieron una inyección y perdió el conocimiento. Despertó al otro día en una habitación oscura. Un doctor le preguntó si ya se tranquilizaría.

Olivia asegura que no es la primera ocasión que tiene conflictos con el agresor, pues cada ocho días hay riñas entre los miembros de esa familia. En su casa hay sólo mujeres, su esposo murió hace dos años.

Su hijo menor, de 10 años de edad, está con una de sus tías. Sus otros hijos ya están casados y pronto la visitarán. Su hija no ha podido ir a verla porque está embarazada.

Tras ser dada de alta, Olivia dice que debe seguir un tratamiento con diferentes pomadas que debe aplicarse en la piel. Sin embargo, el problema es comprarlas, pues son costosas y ni ella ni su familia pueden adquirirlas. Hasta el momento, el único apoyo que ha tenido es de su familia. Ninguna organización se ha acercado para brindarle acompañamiento o apoyarla con sus medicamentos y gastos.

Empleada en una tortillería, Olivia menciona que su jefe está enterado de su situación y de su estado de salud.

“Le tengo que echar ganas para salir adelante. Le he dicho a mi hijo que le voy a echar ganas. Mis otros hijos ya están casados, pero tengo todavía uno que tengo que sacar adelante y quiero un buen camino para él, no como los tíos”, precisa.

Los médicos no le han dicho en cuánto tiempo se recuperará, pero ella quiere que sea pronto, quiere regresar con su hijo, volver a trabajar, recuperar su vida, aunque no será igual.

Olivia dice que tiene una sensación en el pecho, un sentimiento, pero no sabe porqué. Lo relaciona con que su hermano está enfermo y no ha podido visitarlo. Dice que el día que fue atacada pensaba visitarlo, pero no pudo ir y no le han dicho cómo se encuentra, pero tiene “una sensación muy fea”.

Precisa que quiere que se conozca su caso, que se vea su rostro con las heridas, con las lesiones con las cuales tendrá que vivir el resto de su vida. Quiere también que el agresor y su familia vean las consecuencias del ataque, para que no se lo haga a nadie más, para que ninguna otra mujer o persona vuelva a padecer este suplicio.

Gasas, jabón quirúrgico, vendas, pomadas para las quemaduras, así como otros medicamentos para el dolor, son necesarios para Olivia en este momento.

Isaura Ibarra Sánchez, hermana de Olivia pide justicia. La agresión a su consanguínea cambió a la familia.

“Yo, como familiar, pido justicia. Nos llevamos esta sorpresa. Nadie en la familia había pasado antes por esto, y ahorita que lo estoy viviendo sí es difícil para nosotros. Pido justicia y pido ayuda para las medicinas de mi hermana para que pueda salir adelante”, afirma.

Isaura recuerda que Olivia, hasta antes de la agresión era una mujer luchona, alegre. “Luego a veces tenía pleitos con sus cuñadas. Pero siempre ha sido bien trabajadora. A ella no se le dificulta nada sacar a sus hijos adelante. Es lo que pido, que sea la misma de antes, pues ahora está muy delicada de salud. Ahorita me la dieron de alta en el hospital, pero me dijeron que está delicada de salud. Las quemaduras son muy profundas”.

También pide a las autoridades una orden de restricción para el atacante, pues tienen miedo de una nueva agresión.

Olivia e Isaura se quedan en la pequeña habitación. Piden que se apague la luz al salir. Las dos hermanas y una joven, también familiar, se quedan en la oscuridad. Olivia ha tenido que reingresar al hospital, pero ahora es para tratar las heridas de las quemaduras, para evitar que haya alguna infección.



''No esperaba salir sin él'': Muere menor tras visita al dentista

Compartir en:

Multimedios,  Ciudad de México, Mexico, 

Lo que parecía una "inofensiva" visita al dentista, terminó en tragedia para una familia que perdió a su hijo de 3 años, luego de que el menor muriera tras una reacción alérgica al tratamiento.

Abiel Valenzuela Zapata, de 3 años de edad, acudió al dentista para curar una dolorsa infección en las encias, en la cual se requería retirar algunos de sus dientes. Ante esto, y después de varias opiniones, la familia acudió a Tiny Teeth Pediatrics Dentistry, sin embargo, nada salió como lo esperado.

Reportes policiales indican que luego de recibir la primera inyección el menor de edad lloró por unos largos minutos, por lo que debió ser calmado por su progenitora, Nancy Valenzuela.

Durante el procedimiento, mientras el profesional trabajaba con la mandíbula inferior, el pulso del menor comenzó a bajar y la mejilla se hinchó de forma excesiva.

Ante esto, el odontólogo procedió a realzarse reanimación cardiopulmonar, pero su estado de salud empeoró y tuvo que se trasladado hasta un centro hospitalario, donde falleció al cabo de unas horas.

''No esperábamos salir de allí sin un hijo. Como madre, sientes que le fallaste porque no hiciste nada para protegerlo'', comentó Nancy Valenzuela, madre del menor.

“Se cree que el niño tuvo una reacción inesperada a la medicina proporcionada durante el curso de sus procedimientos dentales”, indicó Trevor Macy, portavoz de la policía de Wichita.

Por su parte, la familia señaló iniciará proceso legal contra el consultorio, acusando fallas en los protocolos. Sin embargo, desde el lugar aseguraron que las sustancias para sedar están en regla y son utilizadas en decenas de niños a diario, añadiendo que una posible alergia debió haber sido advertida de antemano por la madre.



VIDEO: Queman rostro de turista con bebida flameante en Cancún

Compartir en:

Milenio,  Mexico, Quintana Roo, Cancún, 

Una turista de Baltimore, Estados Unidos, resultó con quemaduras de segundo y tercer grado tras un accidente con cocteles flameados en el bar Las de Guanatos, ubicado en la Plaza de Toros en Cancún.

 Los hechos ocurrieron el 4 de abril, pero hasta hace unos días la mujer hizo la denuncia en redes sociales; además de advertir que “emprenderá acciones legales contra el establecimiento”. 

El accidente ocurrió alrededor de las 22:00 horas cuando, en compañía de otros amigas y amigos, fue alcanzada por el fuego producido cuando el barman manipulaba las bebidas.

 "Esto fue en Las de Guanatos en Cancún, México. Solo he compartido mi publicación durante menos de una hora y han eliminado la información y contenido de su página.

 Ayúdenme, por favor, a hacer que esto se vuelva viral. Quiero la atención de los medios. Quiero justicia por lo que estas personas me hicieron," público Marissa Daniel.

 La estadunidense compartió un video de 45 segundos donde se aprecia el momento del incidente, cuando su rostro se cubre por las llamas.

 "He sufrido quemaduras de segundo grado en todo el lado izquierdo de la cara, el brazo izquierdo y la oreja izquierda.

 Incluso perdí parte de mi cabello. El personal reaccionó muy mal a la situación. No me ofrecieron ayuda ni asistencia; simplemente me miró sin palabras", publicó en su cuenta de Facebook. 

La turista visitó Cancún durante la temporada del Spring Break y afirmó que buscará justicia para que este hecho no ocurra con otros visitantes.

 “Este trágico evento nunca debió haber ocurrido y podría haberse evitado fácilmente si estas personas no hubieran sido tan descuidadas con sus acciones.

 Rezo para que esto no le pase a nadie más aquí". 

Las autoridades locales y los representantes del establecimiento no se han pronunciado sobre estos hechos.