Derrota del PRI, final de un declive que comenzó con Casa Blanca y Ayotzinapa

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Con un candidato presidencial en el tercer puesto y sin ganar ninguna de las gubernaturas que estaban en juego, las elecciones mexicanas dejan un PRI más débil que nunca como resultado de un declive cuyo comienzo se pude encontrar en dos casos: la "Casa Blanca" de Peña Nieto y el de Ayotzinapa.

El primero, que se inició cuando salió a la luz en 2014 la compra de propiedades a contratistas del Gobierno por parte del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, fue solo el comienzo de una espiral de casos de corrupción que salpicaron a decenas de personajes del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El segundo, ocurrido en septiembre del mismo año, representa la violencia implacable que se ha agravado en todo el territorio nacional, dando pie a cifras históricas de asesinatos y desaparecidos y poniendo en evidencia el fracaso de la política de seguridad del PRI.

"En México se suele decir que nunca pasa nada, y que nadie paga la consecuencias de los actos, y esta elección demuestra que no es cierto", dice a Efe el politólogo Mario Campos, profesor de la Universidad Iberoamericana.

El hecho de que el candidato del PRI, José Antonio Meade, haya quedado el domingo en tercer lugar detrás del izquierdista Andrés Manuel López Obrador y el conservador Ricardo Anaya "es muy revelador del desgaste y reclamo social que se fue gestando y acumulando a lo largo de estos seis años", asevera el también periodista.

En febrero de 2014, la portada de Time exhibía a un confiado Peña Nieto bajo el título "Saving Mexico" (Salvando a México). La noche de ayer, en la conferencia en la que Meade reconoció la victoria de López Obrador, el rostro del candidato reflejaba la resignación por una derrota que las encuestas auguraban desde hace meses.

De acuerdo con Campos, entre estas dos imágenes se ha producido el "desgaste de la marca PRI", que tan bien funcionó para un partido que ha acaparado el Gobierno del país desde 1929, a excepción de dos sexenios (2000-2006 y 2006-2012).

"El tema de la corrupción desbordó a los priistas", aporta a Efe el analista Alfonso Zárate, quien apunta que en los últimos años se ha visto cómo la clase gobernante "ha utilizado el poder para enriquecerse".

Las urnas, argumenta, expresan el rechazo a todas las acciones cometidas por los gobernadores que fueron elogiados como la "nueva generación del PRI" y que han acabado implicados en hechos de corrupción, como Javier Duarte o Roberto Borge, exgobernadores de Veracruz y Quintana Roo, respectivamente.

La pérdida de influencia del partido oficialista en los estados es indiscutible.

Según los datos oficiales del Instituto Nacional Electoral (INE) con un avance de 57 % en el conteo de votos, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de López Obrador se habría llevado cinco de los nueve gobiernos estatales que estaban en juego.

El Partido Acción Nacional (PAN) habría ganado en dos y Movimiento Ciudadano se habría impuesto en uno.

La única oportunidad del PRI está en Yucatán, donde la situación está muy reñida entre Mauricio Vila del PAN, con 31 %, y Mauricio Sahuí del PRI, con 28 %.

El presidente del PRI, René Juárez, dijo ayer al conocer el resultado de los comicios que ahora al partido le toca hacer una "autocrítica madura y responsable".

¿Es el final del PRI o, al menos, del PRI tal y como lo conocemos? "Los resultados electorales para el PRI constituyen un verdadero desastre; nunca había tenido desde su fundación resultados tan adversos", subraya Zárate.

El analista defiende que ahora el destino del partido va a "depender mucho de qué grupo tome el control después de la salida de Peña Nieto", así como de si López Obrador obtiene resultados positivos en su gestión, que se iniciará el próximo 1 de diciembre.

Para Campos, el peso del PRI va a quedar "muy disminuido", ya que Morena puede "absorber sus cuadros" de poder en los diferentes estados.

Pese a esto, "es un error dar por muerto al PRI, porque históricamente ha demostrado que es capaz de regenerarse", como ocurrió después de las dos victorias del PAN en 2000 y 2006, cuando parecía que estaba muy golpeado.

"Y sin embargo, regresó", concluye el politólogo.





Las fechas clave de las siguientes semanas post electorales

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Además de los resultados oficiales, en las próximas semanas se darán a conocer los informes de fiscalización y sanciones del Instituto Nacional Electoral (INE), así como las impugnaciones y sus resultados. Estas son las fechas clave de los siguientes días:

Resultados

4 de julio: Los cómputos distritales que arrojan los resultados oficiales comienzan alrededor de las 8 am y terminan el siguiente domingo, 8 de julio.

8 de julio: Se publica el resultado oficial de la elección.

Procedimientos del INE

Del 2 al 31 de julio de 2018: El INE entrega un informe de cómo se desarrolló la contabilización del voto en las mesas de escrutinio y cómputo el día de la elección.

Del 2 de julio al 15 de agosto de 2018: Se publican los informes sobre el origen, monto y aplicación del financiamiento para la observación electoral en los 30 días siguientes a la Jornada Electoral.

31 de julio de 2018: El INE emite un dictamen consolidado y proyecto de resolución de los informes de campaña.

Del 20 al 23 de agosto de 2018: Se declara la validez de la elección de diputados y senadores de representación proporcional, conocidos como plurinominales, y se asigna a cada partido los escaños que le corresponden.

6 de septiembre: Es la fecha límite para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial (TEPJ) de la Federación es el responsable de entregar la constancia de mayoría al presidente electo.

Del 12 al 25 de octubre de 2018: Se publican las sanciones que el INE impondrá en materia de fiscalización.

Tomas de posesión

A nivel local, cada entidad federativa tiene una fecha de inicio de actividades distintas para gobernadores, congresos locales y ayuntamientos.

1 de septiembre: 128 senadores y 500 diputados inician labores legislativas en el Congreso de la Unión.

1 de diciembre: el Presidente electo inicia su gobierno.

Impugnaciones

Cuatro días después de haberse dado a conocer los resultados oficiales, los candidatos y partidos políticos tienen tres opciones para impugnarlos:

1) Juicio de Revisión Constitucional Electoral, este juicio es para impugnar las calificaciones de los comicios locales y resolver las controversias que surjan de ellos.

2) Recurso de Reconsideración, es un recurso de utilidad para que los candidatos se quejen de las asignaciones de diputados y senadores de representación proporcional —aquellos por los que no se vota directamente—, realizada por el Consejo General del INE.

3) Juicio de inconformidad, es el medio de impugnación que en la etapa de resultados y declaraciones de validez, los partidos políticos y los candidatos, puedan impugnar los resultados de las elecciones federales: los cómputos, declaraciones de validez y entrega de las constancias, ya sea por error aritmético, nulidad de casillas, nulidad de toda la elección o cuestiones de elegibilidad de candidatos.

El TEPJ pondrá en línea un sistema de consulta en tiempo real de todas las impugnaciones que se den en el país, en los primeros días de julio, sin especificar aún la fecha exacta.



¿Qué sigue tras el triunfo de AMLO?

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El holgado triunfo de Andrés Manuel López Obrador –producto del enojo social contra la clase política– le concede una amplia legitimidad para conducir los cambios que ha propuesto. Sin embargo, el bono democrático no puede ejercerse para venganzas, frivolidades y pobrezas semejantes, señalan articulistas que colaboran en las páginas de EL UNIVERSAL.

A partir de ahora, agregan, comienza el reto de la reconciliación y de escuchar a todas las voces. Estiman que la victoria del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia desencadenará un cambio en la correlación de fuerzas de los grupos de poder, pero queda por ver si su triunfo es una victoria para México o solo una muestra adicional de alternancia democrática.

A continuación sus respuestas:

Alberto Aziz, investigador del CIESAS.

Dicen que ya le tocaba y que la tercera fue la vencida. Unos insisten en que el país cambió de tal manera que tuvo el contexto necesario para ganar; otros consideran que México ha llegado a un límite muy grave en violencia, corrupción e impunidad, que las opciones de continuidad estaban derrotadas desde el principio. Lo cierto es que AMLO tuvo una estrategia exitosa y sus opositores fracasaron. Así fue el mandato de las urnas, ahora comienzan los retos…

Alfonso Zárate, analista político.

López Obrador logra una victoria histórica que le otorga una legitimidad incuestionable. El resultado de las urnas confirma el tamaño del enojo social con un gobierno que fracasó en lo que más le importa a los mexicanos y le permitirá conducir un quiebre en aspectos medulares: el modelo económico, el perfil de la clase gobernante y el estilo personal de gobernar.

Andrew Selee, director del Policy Migration Institute

La elección de hoy marca un cambio en la correlación de fuerzas de los grupos de poder en México, entran nuevos actores, salen otros y también se quedan muchos. El PRI finalmente colapsa, una muerte muchas veces anunciada pero nunca antes cumplida, y nace un nuevo partido hegemónico (un poco al estilo del PRI de los años 30). Habrá que ver si en estos tiempos del pluralismo, se puede replicar el centralismo del pasado o hay que construir algo diferente y más incluyente. Reconocer y responder a este pluralismo, este México de muchas voces y muchas visiones del futuro, será el gran desafío del nuevo presidente.

Arnoldo Kraus, médico y escritor.

PRI, PAN y PRD son los responsables de las enfermedades que padece México. AMLO no ganó por serendipia; su tenacidad y la contumacia de los partidos en el poder sembraron el camino. Cambiar es imprescindible.

Carlos Heredia, profesor del CIDE.

El hartazgo contra el PRI y la esperanza de cambio llevaron a AMLO a la Presidencia. No debemos volver al país de un solo hombre. El dilema no es con o contra AMLO, sino la recuperación del interés público, para construir gobierno y ciudadanos una sociedad incluyente, preparada y sana, cimentada en la justicia, el desarrollo y la paz.

Catalina Pérez Correa, División de Estudios Jurídicos del CIDE.

Esta elección abre la oportunidad de darle una salida institucional a la crisis que vivimos en México. El nuevo gobierno entra con una legitimidad social inmensa. Debe aprovechar el respaldo social para hacer los cambios necesarios y corregir los errores de los gobiernos anteriores. En materia de seguridad tiene el enorme reto de revertir la militarización, la impunidad y el uso faccioso de las procuraciones de justicia para construir instituciones civiles eficientes y autónomas que sirvan a la ciudadanía.

Gabriel Guerra, analista político.

Si alguien nos hubiera dicho que para las 8 de la noche ya tendríamos idea clara del ganador y que antes de la medianoche tendríamos la jornada concluida, no lo hubiésemos creído.

Los perdedores reconocieron al ganador, con entereza, con gallardía y elegancia. El INE hizo (y muy bien) su trabajo. El presidente de la República fue lo que anhelábamos: un demócrata.

Y el ganador fue generoso e incluyente en su discurso. En este país me siento hoy muy orgulloso de ser mexicano.

José Ramón Cossío, ministro de la SCJN.

La afluencia y el contento democrático han sido ejemplares este 1 de julio. Después de las celebraciones, vendrá lo más difícil. Reparar con buena política los agravios y las rencillas, para encontrar causa común. También, hacer buena administración para mejorar nuestra lastimada convivencia. Victoriosos y derrotados, deben encontrar lo mejor de sí para detener la lucha. La democracia habló tal como la diseñamos. El bono democrático no puede ejercerse para venganzas, frivolidades y pobrezas semejantes. Se votó por el cambio. Que lo haya con instituciones, razones y libertades.

Jorge Islas, académico de la UNAM.

Esta elección fue histórica y ejemplar. La gente votó por el cambio. La voluntad popular decidió darle a AMLO una amplia legitimidad, lo cual le permitirá impulsar su plan de gobierno, tendiente a transformar a la nación. Por otro lado, Meade y Anaya reconocieron la contundencia de los resultados, señal de que aún queda civilidad política y esperanza por mejorar nuestra democracia.

Lourdes Morales, coordinadora de la Red pora la Rendición de Cuentas.

Tal y como lo pronosticaban la mayoría de las encuestas serias, es decir, aquellas que se dieron a la tarea de publicar metodología y muestra, Andrés Manuel López Obrador será el próximo presidente de México. Por primera vez, un candidato identificado con la izquierda llega a la silla presidencial. Su victoria, con un amplio margen de 30 puntos, le otorga una legitimidad incuestionable. Andrés Manuel encabezará un país herido por la desigualdad, la corrupción, la inseguridad y la violencia. Tres aspectos son destacables: en primer lugar, la compra masiva de votos, el enorme costo de nuestra joven democracia, los huecos de nuestro sistema electoral y las campañas sin propuestas, fueron enfrentados por una ciudadanía que exigió, de manera pacífica y organizada, un relevo en la clase política. En segundo lugar, el proceso electoral más violento se tradujo en una jornada con incidentes menores, en la que los principales contrincantes aceptaron la derrota. En tercer lugar, el nepotismo y la opacidad fueron castigados en las urnas. El bono democrático está ahorita en la cancha de una coalición sui géneris que abarca desde la extrema izquierda hasta la derecha evangelista. Las expectativas son altas y no son ciegas. Inicia una nueva oportunidad para participar y exigir como sociedad el gobierno que merecemos.

Luis Herrera Lasso, consultor en temas de seguridad y política exterior.

Después de una campaña de denostaciones, promesas huecas y hechos violentos, culmina el proceso electoral con una jornada nutrida y pacífica. AMLO logra su anhelo debido al fracaso político de priistas y panistas. Queda por ver si su triunfo es una victoria para Mexico o solo una muestra adicional de alternancia democrática.

Manuel Gil Antón, profesor del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México

Cuando ha sido parte de la vida jugar futbol, ese abrevadero de ética a juicio de Camus, quizá la principal lección es que es más difícil saber ganar que saber perder. Detener la soberbia, dar su sitio a quienes, derrotados, hicieron posible el partido. Reconocer que la alegría por el triunfo es breve, sin dejar de ser honda, y el siguiente partido es otra cosa. Ganar una elección es un reto: tener más votos, y tantos como ahora, implica un compromiso muy fuerte. Porque, bien a bien, el triunfo electoral es solo el primer paso, y no basta, para ejercer el poder de otra manera. Hay, entre muchas, una propuesta central del próximo presidente de México: separar el poder económico del político. Urge.

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común

Debemos festejar unas elecciones celebradas con orden y en libertad. A Andrés Manuel, le reconozco su amplio triunfo, deseo haga un buen gobierno y nos vaya bien a todos. Considero que deberá escuchar a las distintas voces que en nuestro país se expresan, abrir las puertas a la unidad y a la participación. En Causa en Común seguiremos trabajando por la seguridad y la justicia, sumando con las autoridades, criticando lo que creamos que está mal y proponiendo soluciones.

Miguel Carbonell, investigador del IIJ-UNAM

Combate a la corrupción, atención a asuntos económicos y lucha contra la impunidad son tres de los muchos temas que deberá atender AMLO tan pronto se siente en la silla presidencial. A ellos debemos sumar muchos otros, que consumirán la energía y el tiempo del futuro Presidente y de todo su equipo de gobierno. Ojalá no nos fallen.



El mundo felicita a López Obrador por su victoria en "elecciones históricas"

Compartir en:

EFE,  Ciudad de México, Mexico, 

Jefes de Estado y de Gobierno mundiales enviaron hoy sus felicitaciones a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por su victoria en unas "elecciones históricas" con las México ha dado un hasta ahora inédito giro a la izquierda.

EEUU y Canadá, sus vecinos del norte, fueron de los primeros en enviar un mensaje de felicitación a López Obrador, que, de acuerdo al Instituto Nacional Electoral (INE), obtuvo entre 53 % y 53,8 % de los votos, lo que llevó a sus oponentes a admitir su derrota incluso antes de que se conozcan los resultados oficiales.

"Felicidades a Andrés Manuel López Obrador por convertirse en el próximo presidente de México. Estoy muy deseoso de trabajar con él", escribió el presidente de EEUU, Donald Trump, en Twitter, donde resaltó que "hay mucho que hacer que beneficiará" a ambos países.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se mostró "impaciente" por trabajar con él para "fortalecer" la relación entre sus países, "amigos cercanos y socios de larga data", y "crear un crecimiento económico que beneficie a muchos y avanzar en los derechos humanos y la igualdad".

Desde Europa, el presidente ruso, Vladimir Putin, valoró sus "relaciones de amistad con México y confía en su desarrollo" tras la victoria de AMLO, al que pidió que "preste la debida atención" a la cooperación bilateral.

También Pekín felicitó a López Obrador, "bajo cuyo liderazgo México logrará nuevos logros en su desarrollo nacional y continuará jugando un papel importante en los asuntos internacionales y regionales", dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores chino, que recordó que México y China son "buenos amigos" y "socios estratégicos globales".

Alemania, por su parte, mostró su deseo de mantener "la cooperación estrecha y de amistad" con México a la espera de que la canciller, Angela Merkel, felicite personalmente a AMLO, según el portavoz del Gobierno.

A primera hora, España también había expresado su voluntad de profundizar los lazos de amistad entre ambos países "para construir juntos un futuro de prosperidad y estabilidad", al igual que Japón, que aseguró que estará "pendiente de las políticas económicas y comerciales del nuevo Gobierno" mexicano.

En Latinoamérica, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, consideró que la victoria de AMLO supone el triunfo "la verdad por encima de la mentira y se renueva la esperanza de la Patria Grande".

El de Ecuador, Lenín Moreno, se mostró deseoso de ambos países sigan "estrechando lazos y aunando esperanzas", tras desear sus "mejores augurios para el hermano pueblo azteca".

Mientras, el mandatario de Bolivia, Evo Morales describió el triunfo como "contundente" y destacó que AMLO "escribirá una nueva página en la historia de dignidad y soberanía latinoamericana".

Cuba también quiso felicitar al nuevo presidente mexicano por unas "elecciones históricas", el mismo calificativo usado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que reconoció la "amplia participación" y saludó que los otros candidatos aceptaran rápidamente la victoria de AMLO.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, mostró su deseo de que López Obrador "mantenga las excelentes relaciones" entre los dos países, en la misma línea que su colega salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, para "fortalecer los profundos lazos de amistad en función del bienestar" de ambos pueblos.

Por su parte, Argentina abogó porque ambos países trabajen para "construir una América Latina estable, integrada y democrática", escribió la Cancillería en Twitter.

En México, tanto el presidente saliente, Enrique Peña Nieto, como Vicente Fox y Felipe Calderon quisieron desear éxito al nuevo mandatario y destacaron la solidez de la democracia mexicana.

"Tenía otras opciones como preferencia, sin embargo democráticamente el pueblo de México ha decidido y decidido para bien", escribió Fox, mientras Calderón deseó que "gobierne con sensatez y honestidad, atento a lo que hagan sus subordinados".

También el jefe de la diplomacia mexicana, Luis Videgaray, mostró su felicitación al destacar que ha llegado "la hora de la reconciliación. El futuro presidente debe contar con el apoyo de todos. México va primero". 



Arrasa AMLO con 55% de votos

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Con resultados preliminares del Conteo Rápido del Instituto Nacional Electoral (INE), el candidato Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, obtuvo el triunfo en la elección presidencial en su tercera postulación al cargo, con un rango de votación de entre 55% y 56%.

Los resultados del conteo, basado en una muestra estadística, prevén que la asistencia ciudadana en urnas será de entre 62.9% y 63.8% de la Lista Nominal de Electores (LNE), conformado por 89.1 millones de ciudadanos, informó anoche el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, al dar a conocer las estimaciones de votación.

Por la tendencia irreversible y el nivel de asistencia en urnas, en su mensaje, al dar a conocer el Conteo Rápido en cadena nacional de radio y televisión, Córdova festejó: "¡Muchas felicidades a México!".

Las estimaciones arrojaron que el segundo lugar fue para el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, quien logró entre 22.1% y 22.8 % de los sufragios.

En el tercer sitio quedaría, según lo previsto, José Antonio Meade, con votación de entre 15.7% y 16.3%.

El candidato independiente Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón "El Bronco" alcanzó un rango de votación de entre 5.3% y 5.5%.

A las 00:30 horas de este lunes el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) arrojaba, para la elección presidencial y con 11.3% de las actas capturadas, 50% de los votos para López Obrador, 25% para Anaya Cortés y 15% para Meade Kuribreña, en tanto que Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón contaba con 6% de los votos hasta esa hora registrados.

Fue, añadió Córdova, "una auténtica fiesta ciudadana en la que los mexicanos reivindicamos nuestro compromiso con la democracia".

Tras su mensaje, al cierre de la sesión permanente del Consejo General del INE que se instaló durante todo el día para dar seguimiento a la jornada electoral, hizo un reconocimiento a los candidatos a la Presidencia que contendieron y planteó que viene "la reconciliación nacional".

Hizo un reconocimiento, "desde ahora, [al] compromiso y lealtad de las reglas del juego democrático de todos los candidatos, honrando su calidad de demócratas y reconociendo la plural decisión de los ciudadanos".

El mensaje dio pie a un cierre de sesión entre aplausos de los representantes de todos los partidos políticos, funcionarios del INE e invitados, que se despidieron entre abrazos.

Durante el día, Córdova agradeció especialmente al millón 400 mil ciudadanos que fungieron como funcionarios de casilla y que la noche de este domingo aún seguían en el escrutinio y cómputo de casillas, pues el Conteo Rápido es sólo un ejercicio muestral y no oficial.

Los resultados de este ejercicio estadístico fueron dados a conocer ayer domingo en cadena nacional, a las 23:00 horas, cuando Córdova detalló las estimaciones de votación que por su precisión estadística —el margen error es de 5%— se espera se confirmen con los cómputos distritales, que iniciarán el miércoles y terminará el domingo 8, cifras que serán los primeros resultados oficiales.

La jornada fue considerada un éxito por el INE, debido al nivel de participación, la baja cifra de incidencias, aunque el fantasma de la violencia política sí estuvo presente, por lo que el Consejo General guardó un minuto de silencio por los políticos que han sido asesinados durante el proceso electoral.

Pese a los resultados contundentes que arrojó el Conteo Rápido, Córdova pidió esperar a la resolución definitiva y a cargo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a más tardar el 6 de septiembre.



Maduro dice que con López Obrador "la verdad triunfa sobre la mentira"

Compartir en:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, felicitó hoy a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por su victoria en las elecciones presidenciales mexicanas y se mostró satisfecho de que haya triunfado "la verdad por encima de la mentira".

"Con él triunfa la verdad por encima de la mentira y se renueva la esperanza de la Patria Grande", dijo Maduro en su cuenta de Twitter tras conocerse la victoria de AMLO por más del 50 por ciento de los votos, según los primeros datos del Instituto Nacional Electoral (INE).

Tras felicitar "al hermano pueblo mexicano y a su presidente electo, @lopezobrador_", Maduro exclamó: "Que se abran las anchas alamedas de soberanía y amistad de nuestros pueblos".

El holgado triunfo de López Obrador, que supone un histórico giro a la izquierda en México, llevó a sus oponentes a admitir su derrota incluso antes de que se conozcan los resultados oficiales.

"Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés superior", apuntó López Obrador tras declararse ganador de la contienda.

De acuerdo con una muestra de unas 7.700 actas de votación del Instituto Nacional Electoral (INE), López Obrador obtuvo entre 53 % y 53,8 % de los votos.