Discurso de José Woldenberg en la marcha en defensa del INE

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Este es e discurso íntegro de José Woldenberg en el monumento a la Revolución en la marcha en defensa del INE:

Estamos aquí reunidos con un solo objetivo claro y trascendente: defender el sistema electoral que varias generaciones de mexicanos construyeron, que ha permitido la convivencia y competencia de la pluralidad y la estabilidad políticas, la trasmisión pacífica de los poderes públicos y la ampliación de las libertades.

Todo eso, constituye un patrimonio común y por ello estamos aquí, ciudadanos de muy diferentes orientaciones políticas y extracciones sociales, militantes de partidos, integrantes de organizaciones sociales y personas sin filiación política que deseamos que México sea la casa que nos cobije a todos.

Estamos aquí ejerciendo nuestros derechos. El derecho a manifestarnos, a opinar, a reunirnos de manera pacífica para expresar nuestras preocupaciones y aspiraciones. Somos parte de una marea de opinión que aprecia y defiende la democracia.

Defienden el sistema electoral que varias generaciones de mexicanos construyeron

Estamos aquí reunidos con un solo objetivo claro y trascendente: defender el sistema electoral que varias generaciones de mexicanos construyeron, que ha permitido la convivencia y competencia de la pluralidad y la estabilidad políticas, la trasmisión pacífica de los poderes públicos y la ampliación de las libertades.

Todo eso, constituye un patrimonio común y por ello estamos aquí, ciudadanos de muy diferentes orientaciones políticas y extracciones sociales, militantes de partidos, integrantes de organizaciones sociales y personas sin filiación política que deseamos que México sea la casa que nos cobije a todos.

Estamos aquí ejerciendo nuestros derechos. El derecho a manifestarnos, a opinar, a reunirnos de manera pacífica para expresar nuestras preocupaciones y aspiraciones. Somos parte de una marea de opinión que aprecia y defiende la democracia.

Como país fuimos capaces de edificar una germinal democracia.


Dejamos atrás el país de un solo partido, de un presidencialismo opresivo, de elecciones sin competencia ni opciones auténticas, de poderes constitucionales que funcionaban como apéndices del Ejecutivo, de medios de comunicación mayoritariamente oficialistas, para abrirle paso a la expresión y recreación de la diversidad política, a elecciones libres, disputadas y creíbles, a Congresos plurales, gobiernos de diferente orientación, pesos y contrapesos en el entramado estatal y sin duda una espiral virtuosa que amplió el ejercicio de las libertades.

Y para que ello fuera posible se requirió de movilizaciones, luchas, denuncias, acuerdos -muchos acuerdos y sobre todo conformar normas e instituciones electorales capaces de ofrecer garantías de imparcialidad y equidad a la diversidad de fuerzas políticas que modelan el país. Ocho reformas se llevaron a cabo entre 1977 y 2014 y los resultados están a la vista.

Fue necesario edificar autoridades electorales autónomas, tribunales capaces de desahogar la aguda conflictividad, construir condiciones equitativas de la competencia, puertas de entrada y salida para las distintas corrientes políticas que cristalizaron en partidos, y de manera paulatina, pero sistemática nos acostumbramos a la diversidad, a las contiendas competidas, a las alternancias en los ejecutivos, a los congresos plurales y a los mecanismos de diálogo, negociación y acuerdo que los mismos reclamaban.

Quiero llamar su atención sobre un solo hecho: la alternancia constitucional y pacífica (subrayo, pacífica) del poder presidencial ocurrió, por primera vez en México, gracias a ese proceso democratizador. En casi doscientos años de vida independiente, nuestro país nunca lo había logrado.

"Buena parte de lo edificado se quiere destruir desde el gobierno"

Esa democracia se construyó con el trabajo de millones, de varias generaciones de mexicanos y mexicanas, cuyo edificio culminante fue el del Instituto Nacional Electoral. Ese gran cambio histórico no puede ser explicado sin la existencia de nuestro sistema electoral.

La titularidad del Poder Ejecutivo ha cambiado y lo ha conquistado el partido A, el partido B y el partido C. El Poder Legislativo ha recogido los cambios en las preferencias políticas de millones de mexicanos; las minorías de ayer son las mayorías de hoy y en todo el país, ese proceso se repite y se ha naturalizado a lo largo de casi tres décadas.

No llegamos a una estación final. Tampoco a un paraíso. Apenas a una germinal democracia, pero que nos ha permitido asentar la pluralidad política y que la misma pueda coexistir y competir de manera pacífica.

El problema mayúsculo, el que nos ha traído aquí, el que nos obliga a salir a las calles, el que se encuentra en el centro de la atención pública, es que buena parte de lo edificado se quiere destruir desde el gobierno.

Es necesario insistir en eso, porque significa no solo una agresión a las instituciones existentes, sino a la posibilidad de procesar nuestra vida política en un formato democrático.

México no puede volver a una institución electoral alineada con el gobierno, incapaz de garantizar la necesaria imparcialidad en todo el proceso electoral. Nuestro país no merece regresar al pasado porque lo construido permite elecciones auténticas, piedra angular de todo sistema democrático.

México no puede destruir las destrezas profesionales, los conocimientos adquiridos y el compromiso de los funcionarios que integran los servicios profesionales electorales.

México no puede centralizar todos los procesos electorales en dos instituciones descomunales, no solo porque somos-según la Constitución- una república federal, sino porque ni el INE ni un solo Tribunal podrán realizar con eficiencia lo que hoy encuentra cauce y solución en 32 entidades soberanas.

Otra vez intento ilustrar lo que digo con evidencias.

Desde la última reforma electoral en 2014, se han disputado en los estados y la Ciudad de México, 55 336 cargos de elección popular, entre ellos 55 gubernaturas, 93 legislaturas y 5932 ayuntamientos.

Tan solo el año pasado, los institutos estatales registraron 275 424 candidaturas locales. Con tales números, ¿es deseable y posible concentrar, centralizar y administrar ese universo político en una sola institución?

Por eso, México no puede deshacerse sin contemplaciones del entramado federalista en materia electoral sin perder en eficacia y confianza. Tampoco de los tribunales en materia electoral porque siguen siendo necesarios para desahogar el permanente litigio que acompaña nuestras elecciones.

México no merece una reforma constitucional en materia electoral impulsada por una sola voluntad por más relevante que sea. Hay importantes lecciones en el pasado: las reformas que fueron fruto de

voluntades colectivas forjadas con los métodos probados y comprobados del diálogo y el acuerdo.

México no puede ni debe trasladar el padrón electoral a otra institución porque el INE ha cumplido con creces en la elaboración de un listado confiable, cuyas credenciales se han convertido de facto en cédulas de identidad ciudadana.

México viviría conflictos evitables, innecesarios, interminables y costosos si las normas electorales no son producto del consenso de las principales fuerzas políticas del país.

Quienes estamos hoy aquí, ciudadanos, todos en el ejercicio de nuestros derechos, sabemos, porque lo vivimos, que en nuestro país laten diferentes formas de pensar, distintos intereses y cuerpos valorativos, diversas plataformas políticas e ideológicas, y que solo desde el autoritarismo más ciego se puede aspirar a homogeneizar esa riqueza de expresiones. Por el contrario, nosotros valoramos esa diversidad porque creemos que en ella radica parte de la riqueza de nuestra nación y por eso estamos obligados-sí: obligados- a garantizar su expresión, coexistencia y competencia civilizada.

Y es en ese horizonte en el cual elecciones auténticas, libres, equilibradas, resultan insustituibles. Nuestro futuro no puede ser resultado de la seducción por un pasado que en buena hora fue desterrado.

Las próximas citas electorales deben contar con las mismas garantías que las del pasado inmediato: padrón confiable, equidad en las condiciones de la competencia, imparcialidad de los funcionarios profesionales, conteo pulcro de los votos, resultados preliminares en la noche y por supuesto que ganadores y perdedores sean definidos por el voto de los ciudadanos y solo por ellos.

Hacemos un llamado a todos los grupos parlamentarios-sí, a todos- sin exclusiones ni excepciones, los que conforman las Cámaras del Congreso Federal y de los 32 congresos en las entidades, a que defiendan lo edificado en materia democrática y no conduzcan a nuestro país a una etapa venturosamente superada: la del autoritarismo que se auxiliaba de autoridades electorales a modo.

El día de hoy refrendamos nuestro profundo compromiso con la democracia y por ello defendemos un sistema electoral que nos cobija a todos y que permite la coexistencia de la diversidad y la substitución de los gobiernos por vías pacíficas y participativas.

 Ese es el México que queremos: un México para todos, un México cuya diversidad cuente con un formato para su convivencia y competencia.

Por ello decimos:

No a la destrucción del INE.

No a la destrucción de los institutos locales.

No a la destrucción de los tribunales locales.

No a la pretensión de alinear a los órganos electorales a la voluntad del gobierno.

No al autoritarismo.

Si a la democracia.

Sí a un México democrático.

Monumento a la Revolución, 13 de noviembre de 2022

José Woldenberg





Alista Senado debate y aval de Plan B de reforma electoral

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El pleno del Senado de la República alista para la sesión de este miércoles iniciar el debate y eventual aprobación del llamado Plan B de la reforma electoral promovida por el presidente López Obrador, ello en medio del rechazo del llamado Bloque de Contención, organizaciones ciudadanas y activistas que se oponen a afectar la estructura y autonomía del INE.

En la Gaceta Parlamentaria se publicó hoy el dictamen en segunda lectura emitido por las Comisiones Unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos, Segunda, el que contiene minuta con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, de la Ley General de Partidos Políticos y de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, y expide la Ley General de los Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Por tratarse de una reforma a leyes secundarias se requiere sólo de mayoría simple para su aprobación. Morena cuenta con 60 sufragios sumados a los de sus aliados del PVEM con 6; PT con 5 y PES con 4 legisladores. Es decir 75 votos en total de los actuales 127 escaños.

Respecto a la oposición conformada por el PAN con 20; PRI con 13; Movimiento Ciudadano con 12 votos; PRD con 3 y Grupo Plural con 4 sufragios, lo que suma un total de 52 votos.

El dictamen incluye modificaciones a lo avalado en San Lázaro donde se precisa que independientemente del tipo de elección, convenio de coalición o de candidatura común y términos precisados en el mismo, cada uno de los partidos políticos aparecerá con su propio emblema en la boleta electoral, según la elección de que se trate.

El dictamen corregido en comisiones del Senado elimina la transferencia de sufragios a los partidos que no alcancen 3 por ciento de la votación nacional.

Además, suprimieron la opción de que los partidos puedan retener fondos que no ejercieron en un periodo presupuestal, para aplicarlo al siguiente año.

Agrega que los votos se sumarán para el candidato de la coalición y contarán para cada uno de los partidos políticos para todos los efectos establecidos en esta Ley; y establece que “en ningún caso se podrá transferir o distribuir votación mediante convenio de coalición”.

La reforma presidencial prevé medidas como reducir la estructura del Instituto Nacional Electoral (INE) y acortar la duración de los procesos electorales.

Junto con el dictamen en la Gaceta Parlamentario se publicaron seis votos particulares que presentaran en el debate los senadores del PRI, Beatriz Paredes, Claudia Ruiz Massieu; del PAN, Damián Zepeda e Indira Rosales; del PRD uno Miguel Ángel Mancera; y de Movimiento Ciudadano 2 votos de Noé Castañón.




Video: De 2014 a la fecha, hemos vivido 330 procesos electorales limpios

Cuidemos al INE

Compartir en:

Cadena Noticias - César Esparza Ramón,  Baja California, Mexico, 

El fin de semana, tanto Claudio X. González, empresario que impulsó la coalición Va por México, como Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), arremetieron contra la Reforma Electoral de AMLO, cuyo Plan B encontrará destino a favor o en contra en el Senado de la República. 

El Consejero Presidente hizo un llamado a defender, cuidar y robustecer la democracia, a través del Instituto Nacional Electoral, dijo textual en un video:

"Las elecciones locales de 2023 van a ser nuevamente un referente en la historia democrática del país, procesos confiables, en los que la ciudadanía puede tener certeza de sus resultados. 

El sistema electoral que tenemos, nos ha permitido celebrar 330 procesos de 2014 a la fecha, en los que se han renovado los poderes públicos en paz, generando un inédito número de alternancia, del que se han beneficiado todos los partidos políticos, en lo que es, el mayor periodo de gobernabilidad política y estabilidad de nuestra historia. 

Todo ello se ha logrado gracias a una coordinación estrecha entre el INE y los OPLE, a un Padrón Electoral confiable, a la autonomía e independencia de las autoridades electorales, a su presencia permanente a lo largo y ancho del país y a un servicio profesional electoral, de excelencia, todos ellos son los pilares de nuestra democracia que hay que aquilatar, defender y robustecer. 

No vale la pena, poner en riesgo esta construcción colectiva, con reformas apresuradas, aprobadas sin una mínima lectura y análisis, procesadas de madrugada y de espaldas a la sociedad y basadas en datos falsos, en visiones prejuiciadas sobre el funcionamiento de nuestro sistema electoral y filias y fobias o peor aún, rencores personales. 

Son tiempos en los que nos corresponde a todos defender nuestra democracia, hoy gozamos de elecciones confiables que ya no son un problema, cuidemos las conquistas democráticas, que hoy permiten la renovación pacífica y democrática de los poderes, perder eso, sería sencillamente, perder la democracia."

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadenanoticiasmx | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



AMLO ordena quitar blindaje a minipartidos para corregir el Plan B

Verde reconoce error, niega haber negociado cambios. Córdova advierte riesgos

Compartir en:

El Heraldo de México,  Ciudad de México, Mexico, 

Desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó corregir los “errores” en su Plan B de reforma electoral que los diputados de Morena, PT y Verde Ecologista agregaron antes de aprobarla y enviarla al Senado, como quitar el blindaje a partidos políticos para no pierdan su registro nacional aunque no alcancen 3 por ciento mínimo de la votación total.

"Ya los mismos legisladores se han comprometido a quitar esos añadidos. Como le llaman en el periodismo: ‘el duende que hizo sus travesuras’. Pero bueno, se va a corregir”, dijo.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, explicó que los diputados hicieron tres cambios, de los cuales dos se van a eliminar de la minuta y uno se está considerando mantener.

Por su parte, el Partido Verde en la Cámara de Diputados rechazó que hayan negociado con Morena los cambios.

“Dicen que era un favor para el Partido Verde y les decimos a los de la prensa que mienten, porque está muy claro que desde 2009 el Partido Verde ha estado muy distante de la franja de votación de aquellos partidos que pierden el registro y que no existe peligro en perderlo. Desde ese año el PVEM ha obtenido 6.5%, 6.8, 6.0, el 4.7 y 5.4, respectivamente”, dijo el coordinador Carlos Puente.

Ayer Lorenzo Córdova, presidente del INE, hizo un llamado a los senadores para revisar a detalle el llamado Plan B para evitar que se genere un problema donde no lo hay.

“De aprobarse en sus términos la reforma que aprobó la mayoría de la Cámara de Diputados en la madrugada del 7 de diciembre, se puede poner en riesgo la calidad técnica de las elecciones en nuestro país y con ello la gobernabilidad democrática que hemos conseguido”, señaló.   

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadenanoticiasmx | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



Reforma electoral es la menos racional y responsable que se haya visto: Córdova

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, señaló que la reforma electoral es la menos racional y responsable que se haya visto, y que de aprobarse pone en riesgo la gobernabilidad del país.

El consejero presidente del INE puntualizó que le corresponde al Senado “corregir el rumbo” con prudencia y visión de Estado, a fin de evitar que la organización de comicios se ponga en riesgo.

“De aprobarse en sus términos la reforma que aprobó la mayoría de la Cámara de Diputados en la madrugada del 7 de diciembre pasado, se puede poner en riesgo la calidad técnica de las elecciones en nuestro país y, con ello, la gobernabilidad democrática que hemos conseguido”, advirtió.

Córdova apuntó que se lastima la base de profesionalismo, certeza y calidad técnica que caracteriza a la organización de comicios mediante el Servicio Profesional Electoral.

La eliminación de plazas para profesionales, la fusión de estructuras, aumentar el número de boletas y disminuir los tiempos para la capacitación son medidas que no contribuyen a la certeza de los procesos electorales, enfatizó el funcionario.

Lo anterior, durante su participación en la firma del Convenio General de Coordinación y Colaboración entre el Instituto Nacional Electoral y los Organismos Públicos Locales de Coahuila y el Estado de México.

Además de la complejidad del proceso electoral en Coahuila y el Estado de México, señaló que también será la antesala de las elecciones federales de 2024, por lo que es previsible que se conviertan en comicios particularmente competidos.

“En 2023 enfrentaremos otros desafíos y algunos de ellos incluso podrían alterar la estructura y funcionamiento del actual modelo electoral”, apuntó.

Lamentó que la elección de 2024 se realice en un país caracterizado por la polarización y la intolerancia, a unos meses de la modificación de las leyes electorales.

Destacó que en ocho años y medio no ha ocurrido ningún conflicto post electoral; es decir, que ha sido el periodo más largo de estabilidad política y gobernabilidad en la historia del país.

Córdova Vianello sostuvo que el INE, como institución rectora del sistema nacional de elecciones, ha incrementado sus niveles de confianza entre la ciudadanía, con 76% de aprobación.

Sin embargo, mencionó que se han enfrentado a diferentes dificultades como las presiones presupuestales desde 2017; difusión de noticias falsas en redes sociales; campañas de desprestigio y descalificación impulsadas desde el poder e incluso amenazas personales.

Por su parte, el secretario ejecutivo del INE, Edmundo Jacobo, coincidió en que, de concretarse en sus términos, la reforma electoral pone en jaque la organización de las elecciones.

“Lo que está en juego es la credibilidad del resultado electoral y con ello,la estabilidad política de este país”, alertó.

Pese a los “ataques infundados” contra la autoridad electoral, el secretario ejecutivo sostuvo que siguen trabajando en favor de la democracia.

“La reforma electoral en curso, en sus términos, pone en serio predicamento esas reglas y con ellas, la credibilidad de nuestro resultado”, subrayó.

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadenanoticiasmx | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



Morena y oposición arrinconan a Monreal; piden se defina sobre Plan B

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Senadores de oposición emplazaron al líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal Ávila, a que se defina y vote en contra del plan B de la reforma electoral, en congruencia con el discurso que ha enarbolado.

Los coordinadores del PAN, PRI, MC, PRD, el Grupo Plural y el priista Miguel Ángel Osorio Chong, integrantes del bloque de contención, señalaron que este es un momento crítico para México, pero también “son momentos de definiciones personales” que se relacionan con el rumbo del país.

“Ricardo Monreal está en este supuesto, lo he venido escuchando en sus discursos y planteamientos que en el fondo hablan de un país democrático, de libertades y ahora mi llamado, el personal, es que en congruencia, para esta iniciativa, para esta minuta, actúe de la misma manera en que se ha venido expresando. (…) Creo que tiene que definir si lo que ha venido expresando lo va a reflejar en un voto por las libertades, por la democracia del país”, resaltó Osorio Chong.

Clemente Castañeda, coordinador de MC, coincidió en que Monreal Ávila tiene que definirse y aseguró que vivimos un momento que no se puede soslayar, “y no es un momento menor, es más, yo diría que no hemos tenido un momento similar en lo que va de este sexenio.

“Hay momentos de definición en la vida política y pública, sin duda este es uno. Hoy está de por medio la viabilidad democrática del país y él, no tengo la menor duda, es un demócrata; la circunstancia y el momento le exigen y lo obligan a comportarse como tal, si es un hombre que está a la altura del momento, no tengo ninguna duda que lo que aquí se ha puesto sobre la mesa, nuestros argumentos, nuestro planteamiento, será bien recibido por el líder de la mayoría”, dijo.

El bloque de contención acordó impedir que se dispensen trámites o que se pretenda convocar a un periodo extraordinario de sesiones para avalar el plan B, que es “un atentado y retroceso para la democracia”.

Al destacar que esta es la primera reforma electoral en la época moderna de México que se promueve desde el poder para mantenerse en el poder, los coordinadores de la oposición afirmaron que se tiene que seguir el trámite legislativo normal y dar el tiempo suficiente para que la minuta se analice, se debata y vote de manera responsable, sin prisas, en el siguiente periodo ordinario de sesiones, en febrero 2023.

En contraste, el vocero de la bancada de Morena en el Senado, César Cravioto, se pronunció por que se agilice el proceso legislativo y confió en que la reforma se apruebe la próxima semana en el pleno y descartó alguna ruptura o voto en contra de los senadores del oficialismo.

Comentó que en su bancada “todos tenemos que ir a favor, es un tema prioritario para el fortalecimiento de la democracia, para el proyecto de la Cuarta Transformación. Son de las iniciativas donde todos tenemos que ir a favor”, insistió.

Fuentes del Senado señalan que se prevé que las comisiones se reúnan el próximo lunes para analizar y aprobar el dictamen, a fin de que sea discutido y votado el próximo 14 de diciembre.