Sí hay vacunas contra Hepatitis para menores

Compartir en:

Cadena Noticias - Coco Castillo,  Mexico, Baja California, Tijuana, 

Sector Salud de Baja California asegura contar con vacuna contra hepatitis para menores de edad, ante lo cual exhorta a los padres de familia a darse la oportunidad de llevar a sus hijos a la Jurisdicción de Salud o Centros de Salud más cercano para su aplicación.


El Coordinador y Promotor de Programas de la Jurisdicción de Salud, Abdón Montoya Ponce, desmintió que tengan escasez de este biológico, el cual puede ser aplicado a los menores.


Reconoció que al ser ciudad fronteriza, Tijuana es considerada como una entidad de alto riesgo por tener mucho flujo migratorio, población flotante y condiciones inadecuadas, situaciones que aumentan el peligro de tener un brote.


Es por ello en que insistió a los padres de familia a ser responsables y acudan a los Centros de Salud y Jurisdicción para la aplicación de todos los biológicos que están disponibles, de acuerdo a la edad y reforzamiento que requieran, para que al contar con esquemas completos de vacunación, se pueda garantizar mejores condiciones de salud de nińas y nińos de la entidad. 

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |





Tres de cada 10 casos de hepatitis están asociados a obesidad y diabetes

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Aproximadamente tres de cada 10 casos de hepatitis B y C que se presentan en el mundo están asociados a obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas que dañan al hígado, lo que puede derivar en cáncer, alertó este lunes una especialista.

En el marco del Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora cada 28 de julio, la oncóloga María del Mar García Ortega, enfatizó en que la hepatitis es una enfermedad que generalmente se relaciona con el virus que causa la enfermedad o con el alcohol.

"Sin embargo, la diabetes, el sobrepeso, las enfermedades del corazón y el hígado graso, pueden derivar no solo en hepatitis, sino en cáncer de hígado", aseveró la experta.

La hepatitis, explicó, es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del hígado y tiene varias vertientes: A, B, C, D y E.

Destacó que la C es una de las más peligrosas ya que no causa síntomas y puede vivir en el cuerpo de una persona hasta dos o tres décadas sin que ésta la detecte y, debido al diagnóstico tardío, es causante del 25 % de los casos de cirrosis y cáncer de hígado.

"Los pacientes se dan cuenta cuando ya han desarrollado insuficiencia hepática, y es cuando presentan síntomas", lamentó.

La OMS estima que unos 500 millones de personas padecen la infección por el virus de la hepatitis B o C de forma crónica.

En México, se estima que cada año se presentan unos 7.265 casos, de los cuales, 6.268 mueren.

ENFERMEDAD ESTIGMATIZADA

García Ortega destacó que uno de los retos que tiene esta enfermedad es que desaparezca el estigma que se tiene sobre ella.

Sobre todo, dijo, porque muchas veces se piensa que es un padecimiento que suele afectar a personas alcohólicas o que tienen ciertas prácticas de riesgo como uso de agujas o relaciones sexuales sin protección.

Lo cierto, dijo, es que en poco más de 30 % de los casos esta afección se desarrolla debido a que la grasa que tiene el hígado a su alrededor, lo que provoca que éste se inflame y genere cicatrices en este órgano.

"Esto causa un daño similar al que causa el alcohol", puntualizó.

Indicó que aunque la vacunación ha sido una pieza fundamental para evitar contagios.

Sin embargo, la creciente epidemia de obesidad y diabetes en el mundo y, especialmente en México, son una amenaza para los pacientes.

La obesidad en México se ha convertido en un problema de salud pública pues el 71 % de mexicanos adultos la padece, mientras que en la edad infantil afecta a tres de cada 10 pequeños.

Mientras que la diabetes rebasa las 13 millones de personas y, de seguir así, para 2045 se estima que habrá 22 millones de diabéticos.

Señaló que es urgente que la población haga conciencia sobre la importancia de llevar una vida sana y controlar su peso, además de que si ya se vive con una enfermedad crónica, se mantenga bajo control para evitar complicaciones.

Además pidió a la población evitar situaciones de riesgo como relaciones sexuales sin protección, evitar compartir agujas y evitar el consumo de alcohol porque "todo eso pone en riesgo a su hígado".

Finalmente, urgió a contar con programas de detección oportuna y tener identificados a los pacientes que son población en riesgo.

Hay que "hacer pruebas de detección y que se garantice el acceso a terapias a los pacientes que no tienen seguridad social, ya que los tratamientos son muy caros", lamentó.



Alertan de nueva cepa de Hepatitis E | Ratas infectan a humanos

Compartir en:

Excélsior,  Ciudad de México, Mexico, 

Una rara hepatitis E (HEV), cuya cepa pertenece a las ratas y no a los humanos, ha puesto en alerta a los habitantes de China.

Once personas que viven en Hong Kong fueron diagnosticados con esta enfermedad que fue transmitida a través de los roedores, según científicos de la Universidad de Hong Kong (HKU).

Pero no queda ahí, ya que de acuerdo al microbiólogo Siddharth Sridhar podría haber muchos más casos positivos de hepatitis E en otras partes del mundo.


Por el momento no saben a ciencia cierta cómo fue transmitido, si porque las ratas contaminan los alimentos o hay otra especie involucrada.

El primer caso se dio en 2018 en un hombre de 56 años, quien sufrió de fiebre, ictericia y agrandamiento del hígado. 

''De repente, tenemos un virus que puede saltar de las ratas callejeras a los humanos. Creímos que era un incidente único, un paciente que estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado”, dijo Sridhar.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la hepatitis E se transmite por medio de agua potable contaminada con materia fecal.

Sin embargo, el último paciente (un hombre de 61 años), quien contrajo la enfermad recientemente, afirma que no tuvo contacto con ratas y su excremento, por lo que los médicos no están muy seguros de cómo se contrae.

'' Necesitamos vigilancia continua en el público para controlar esta infección inusual. Realmente espero que las autoridades de salud pública den el primer paso y observen cuánto están realmente expuestas sus poblaciones a la hepatitis E de la rata”, concluyó el especialista.






Terapia mejora calidad de vida de pacientes con VIH

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Una buena noticia para los pacientes con VIH: México ya cuenta con una terapia que combina, en una sola toma, tres medicamentos, además de que tiene menos efectos secundarios.

En los inicios del tratamiento antirretroviral, las personas con VIH tomaban entre 20 y 30 comprimidos diarios. Ahora esta innovación consta de una sola tableta con una serie de características diferenciadoras que reflejan 30 años de investigación. "Este medicamento logra que se consiga antes la supresión de la carga viral y, por ende, se logre un mejor control de la infección", comenta Ruby Chirino, directora médica de la biofarmacéutica Gilead México.

La tableta combina tres medicamentos. Éstos son: bictegravir (50 mg), emtricitabina (200 mg) y tenofovir alafenamida (25 mg). Este esquema de tableta única ya está autorizado para el mercado mexicano y recomendado para el inicio y optimización del tratamiento antirretroviral de las personas que viven con VIH, de acuerdo con la Guía del Manejo Antirretroviral de las personas que viven con VIH que publica la Secretaría de Salud.

Terapia potente con alta eficacia

Ruby Chirino destaca que otra de las virtudes de esta terapia es que también es útil en el tratamiento de la hepatitis B, en cuyo caso puede detener la replicación del virus. Por su parte, Fernando Silva, gerente del área médica, asuntos públicos y regulatorios en Gilead México, destacó que "hoy el VIH es una condición crónica que requiere el cuidado de la persona a largo plazo. Será un individuo que tomará medicamentos por muchos años. Y, pensando en esta situación, se han desarrollado nuevas terapias pensando en la alta eficacia de la supresión del virus y obviamente en tener menos efectos secundarios que permitan que la persona que vive con VIH tenga un menor impacto en el organismo, cuidando su salud a largo plazo", dice Ruby Chirino.

Añade que esta terapia permite dar un inicio rápido al tratamiento a personas que están recién diagnosticadas sin que haya necesidad de hacer estudios más complejos, además de que sea segura para la salud renal y de los huesos. que pueden ser afectados por otras terapias.

Aún no hay cura, pero...

Fernando Silva aclaró que todavía no existe la posibilidad de neutralizar o esterilizar al virus del cuerpo humano. Cuando una persona se contagia desafortunadamente el virus hace un reservorio, es decir se queda guardado. Con la terapia retroviral se mantiene abatido. Por eso la carga viral es un reflejo de control. Si la carga está detectable indica que el virus se está activando, y las estrategias para una esterilización o una cura del virus, todavía no existe, pero con la terapia retroviral innovadora se puede tener un control del virus muy simplificado con tabletas de una sola toma al día.



Mujeres están más expuestas a contraer hepatitis C por objetos contaminados

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Realizarse tatuajes, 'piercings' o tener contacto con algún instrumento contaminado durante la manicura o pedicura elevan el riesgo en las mujeres para contraer el virus de la hepatitis C, alertó este viernes una especialista.

La hepatóloga Eira Cerda Reyes detalló en entrevista con Efe que, además, aquellas mujeres que hayan tenido alguna operación, parto complicado o aborto en México antes de 1994, también están en riesgo ya que el virus se transmite por la sangre.

"Antes de esa fecha los bancos de sangre en el país no hacían las suficientes pruebas a los donadores", señaló la también gastroenteróloga adscrita a la sección de gastroenterología del Hospital Central Militar.

La experta refirió que otros factores de riesgo son el consumo de drogas inyectadas e intranasales, así como punciones accidentales con agujas contaminadas o si se tuvo algún tratamiento de hemodiálisis o transfusión sanguínea con plaquetas antes de 1994.

Recordó que una de las principales complicaciones de esta enfermedad es la cirrosis, la cual es el resultado del daño crónico en el hígado.

Sin embargo, explicó que muchas veces las personas con esta condición pueden ser estigmatizados pues erróneamente la cirrosis es relacionada solamente con el alcoholismo "pero su origen puede estar en el virus de la hepatitis B o C".

Esta complicación se ha convertido ya en la séptima causa de muerte en las mujeres a nivel nacional, por lo que es importante, dijo, tomar conciencia al respecto.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que 71 millones tienen infección crónica de hepatitis C y cada año mueren unas 400.000 personas por esta afección.

En Latinoamérica, aproximadamente 10 millones de personas están infectadas, mientras en México entre 400.000 y 600.000 personas viven con este virus.

Sin embargo, 95 % de ellas no están enteradas de su condición.

La especialista señaló que se estima que cada año se presentan 19.000 casos nuevos de la enfermedad, sin embargo, el grave problema es que los médicos del primer nivel de atención no están suficientemente capacitados para diagnosticar este padecimiento.

Cerda Reyes explicó que esta es una enfermedad conocida como silenciosa porque no presenta síntomas hasta que aparecen complicaciones.

Por ello, las personas pueden vivir muchos años con el virus sin saberlo.

"No da síntomas hasta que los pacientes tienen plaquetas bajas o sangrados del tubo digestivo, se ven la piel de color amarillo o tienen inflamación en el abdomen por acumulación de agua", dijo.

La experta admitió que actualmente hay tratamientos altamente efectivos que incluso pueden curar la enfermedad hasta en un 95 % en pacientes no cirróticos.

Y en quienes ya desarrollaron cirrosis, puede detener incluso que lleguen a complicaciones.

"Antes existían antivirales pero solo se curaba un 40 % de los pacientes. Hoy contamos con antivirales de acción directa que son tratamientos de entre ocho y 12 semanas", aseguró.

Con la finalidad de hacer conciencia sobre esta enfermedad en los profesionales de la salud, el próximo 23 marzo se llevará a cabo el Primer Curso de Enfermedades Hepáticas en la mujer.

El evento, que tendrá lugar en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán" de la Ciudad de México, está dirigido principalmente a los profesionales de la salud.

Durante el evento se hablará principalmente de los aspectos generales del hígado de la mujer, las enfermedades hepáticas que se pueden desarrollar en el embarazo, la autoinmunidad, la cirrosis en la mujer, la susceptibilidad hepática al alcohol, y los fármacos y toxinas, entre otros tópicos. 



Hepatitis y cáncer de hígado, dúo letal

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El hepatocarcinoma, carcinoma hepatocelular o cáncer de hígado es un tumor maligno que se desarrolla en este órgano debido, en gran parte, a padecimientos como cirrosis, hígado graso y hepatitis B o C.

Esta enfermedad no es sinónimo de muerte si se descubre a tiempo pues, como en la mayoría de los cánceres, la detección oportuna puede salvar vidas.

Al respecto, el gastroenterólogo y hepatólogo Mauricio Castillo Barradas recalca que "dependiendo de la etapa en la que se encuentre el hepatocarcinoma, el paciente se puede recuperar.

"El cáncer de hígado es curable; lo importante es detectarlo a tiempo y en una fase temprana porque, si está en una avanzada, solamente podemos dar tratamiento paliativo", enfatiza.

El especialista agrega que, en nuestro país, el hepatocarcinoma representa el 9% de fallecimientos por cáncer. En tanto que el principal factor de riesgo para desarrollarlo es la presencia de cirrosis hepática.

Cirrosis hepática

"Por el solo hecho de tener cirrosis hepática, los pacientes tienen mayor riesgo de padecer cáncer de hígado. La cirrosis es la etapa final de una inflamación crónica persistente en la que el tejido hepático es sustituido por cicatriz", explica el especialista del Hospital Ángeles Lindavista.

De acuerdo con el gastroenterólogo, este mal puede ser ocasionado por múltiples causas como el consumo de alcohol, los virus de hepatitis B y C, la presencia de grasa en el hígado, la hepatitis autoinmune (cuando el sistema inmunológico ataca al hígado) y también por algunos fármacos que, "aunque con menor frecuencia, pueden causar inflamación crónica", indica.

Prevención

El entrevistado subraya que es fundamental evitar que el paciente llegue al desarrollo de cirrosis hepática. Por ejemplo, se deben extremar cuidados en personas con hígado graso, el cual se caracteriza por la inflamación hepática, misma que puede avanzar hacia la cicatrización y derivar en un daño irreversible.

"En cuanto al virus de hepatitis B o C, se debe identificar a quienes tienen factores de riesgo, curarlos y evitar la progresión", asevera el galeno en referencia a la potencial evolución de las hepatitis virales a cirrosis o a hepatitis crónica.

No por nada, para la conmemoración del Día Mundial contra la Hepatitis en 2018, la OMS eligió el lema Hacerse pruebas. Tratarse. Curarse.

Hepatitis B

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que la causa de la hepatitis B es el virus de la hepatitis B (VHB), el cual "altera el funcionamiento del hígado y activa el sistema inmunitario. Éste, a su vez, produce una reacción específica para combatir el virus, con la consiguiente inflamación del hígado. Un pequeño porcentaje de personas infectadas no consiguen eliminar el virus y la infección se vuelve crónica.

"El VHB se transmite por contacto con la sangre o los líquidos corporales de personas infectadas. Esto es del mismo modo que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). No obstante, el VHB es de 50 a 100 veces más infeccioso que el VIH".

En este sentido, la OMS añade en su página de Internet que el virus de la hepatitis B se transmite, principalmente, de manera perinatal (de la madre al bebé durante el parto); de un niño a otro; por inyecciones y transfusiones contaminadas; y por contacto sexual sin protección.

Hepatitis C

Castillo Barradas aclara que en México predomina la hepatitis C. De los casos que hay en la nación, el 80% pueden progresar a una hepatitis crónica y 20%, a cirrosis hepática; y de esos pacientes con cirrosis, 4% llegan a presentar cáncer de hígado por culpa del virus de la hepatitis C.

En su portal, la OMS puntualiza que este virus se contrae por medio de la sangre: la mayoría de las infecciones se producen por la exposición a pequeñas cantidades sanguíneas a través de drogas inyectables, atención sanitaria poco segura y de la transfusión de sangre y productos sanguíneos sin analizar.

Asimismo, esta institución internacional estima que, en el planeta, existen 71 millones de personas con alguna infección crónica por el virus de hepatitis C.

Retos para enfrentar la hepatitis C

Al igual que la viruela y la poliomielitis, la hepatitis C podría ser una enfermedad eliminada de nuestro país. Para ello, se necesita un plan de acción que comience con programas de información, prevención y diagnóstico, así como acceso a los costosos tratamientos con los que cuentan algunos sistemas de salud y que son la solución para muchos pacientes.

En este sentido, José Antonio Oñate, director de la Fundación Hepatos Aión, A.C., lamenta que en México las personas con esta enfermedad enfrenten barreras debido a la ignorancia y la estigmatización.

"Lo que hace falta es una buena campaña sobre la prevención y el conocimiento acerca de la enfermedad. No existe una campaña informativa que le explique a la gente qué es, cuáles son sus mitos, cuáles son sus verdades, cuál es la forma de prevenirla, de diagnosticarla, eso no existe", reconoce el ingeniero Oñate.

Considera que el segundo obstáculo es que el sistema de salud mexicano carece de un movimiento nacional para diagnosticar. Si las personas no tienen conocimiento de lo que es esta enfermedad, mucho menos sabrán del diagnóstico y la importancia de detectarla oportunamente.

Debido a ello es que las personas con hepatitis C recurren a los diversos grupos de apoyo o a las ONG, para recibir la información que no han podido obtener de su respectivo sistema de salud.

Destaca que organizaciones como la que él representa informan a los pacientes acerca de los cuidados que requieren y los especialistas a los que deben acudir.

Otro obstáculo para los enfermos con hepatitis es el alto costo del tratamiento que les puede salvar la vida. Por fortuna, "ya hay nuevos medicamentos que pueden curar la hepatitis C en muy alto porcentaje, entre el 95 y 99%.

"Pero, debido a que tenemos un sistema de salud tan fragmentado, no se han dado ni mil tratamientos a nivel nacional en un año, cuando la problemática es mucho mayor. El ISSSTE hace su esfuerzo, pero son solo unos cuantos tratamientos los que está dando. El seguro popular tiene su particularidad, entonces todo esto hace que muy pocas personas en el país tengan acceso a estos medicamentos", admite.

En cuanto a los antirretrovirales, refiere que son tan caros que muy pocas personas pueden comprarlos y su única alternativa es la seguridad social pues, aunque ya hay genéricos, todavía no tienen autorización para ser vendidos en nuestro país debido al tema de las patentes.