Suspendidos basquetbolistas de UCLA detenidos en China

Compartir en:

Estados Unidos, California, Los Angeles, 

Tres baloncestistas de la universidad estadunidense UCLA acusados de hurto en una tienda en China se disculparon el miércoles antes que el entrenador Steve Alford anunciase que estaban suspendidos por tiempo indefinido. 

LiAngelo Ball, Jalen Hill y Cody Riley fueron descritos como “buenos muchachos” por Alford en una conferencia de prensa en el campus en Los Angeles. 

El entrenador dijo que los tres no podrían lucir el uniforme, practicar ni viajar con el equipo mientras la universidad sigue determinando las circunstancias del incidente de la semana pasada en Hangzhou, China. Ball, Hill y Riley admitieron sus acciones y se disculparon y le agradecieron al presidente Donald Trump haber intervenido en su favor ante el presidente chino. 

El director atlético de UCLA, Dan Guerrero, habló también en la conferencia de prensa, pero ninguno aceptó preguntas de los reporteros. "Lo siento mucho por haber robado en tiendas en China”, dijo Ball, hermano menor del novato de los Lakers Lonzo Ball, que la campaña pasada jugó para UCLA. 

"He aprendido mi lección del gran error que cometí y estoy ciento por ciento seguro de que no voy a cometerlo de nuevo. Esto va a hacerme una persona mejor de ahora en adelante”, agregó. 

Alford no especificó qué significan exactamente las suspensiones, limitándose a decir que los jugadores van a tener que ganarse el derecho a regresar al equipo. Dijo que en algún momento pudiera permitírseles a los tres que participen en prácticas y entrenamientos.

"Tendremos una resolución en poco tiempo”, dijo Guerrero. Los jugadores fueron detenidos en Hangzhou luego de acusaciones de hurto la semana pasada, cuando el equipo estaba en China para jugar la apertura de la campaña universitaria contra Georgia Tech. El resto del equipo regresó a Los Angeles el domingo.





Mary Trump, sobrina de Donald Trump, demanda a presidente y familia por fraude

Compartir en:

Reuters,  United States, Washington, 

Mary Trump, sobrina de Donald Trump, demandó al presidente de Estados Unidos el jueves, acusando al mandatario y a otros miembros de la familia de negarle decenas de millones de dólares de una herencia.


La acción presentada en una corte estatal de Nueva York en Manhattan contra Donald Trump, la hermana de éste Maryanne Trump Barry, y el patrimonio de Robert Trump, hermano del presidente que murió en agosto, acusa a los demandados de fraude y conspiración.


Jay Sekulow, abogado de Trump, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Un abogado que representó a Robert Trump tampoco contestó una solicitud similar. Trump Barry, en tanto, no pudo ser localizada para referirse al tema.


La denuncia describe algunas de las acusaciones que hizo Mary Trump en su reciente libro "Too Much and Never Enough: How My Family Created the World's Most Dangerous Man".


Mary Trump acusó al presidente y a los otros involucrados en la acción legal ​​de "presionarla" mientras maniobraban para tomar el control de la propiedad de su abuelo Fred Trump, el padre de Donald Trump, quien murió en 1999.


"El fraude no era solo un negocio familiar, era una forma de vida", según la denuncia.


En una declaración proporcionada por su abogado, Mary Trump dijo que los acusados ​​"me traicionaron al trabajar juntos en secreto para robarme, al decirme mentira tras mentira sobre el valor de lo que había heredado y al engañarme para que diera todo por una fracción de su valor real". (Reporte de Jonathan Stempel en Nueva York.



Abuchean a Trump en visita a la capilla donde despiden a la jueza Ginsburg

Compartir en:

EFE,  United States, Washington, 

Una multitud abucheó este jueves al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su visita al Tribunal Supremo, donde hay una capilla ardiente con los restos de la jueza de esa corte Ruth Bader Ginsburg, fallecida el viernes pasado y a la que el mandatario quiere reemplazar antes de las elecciones de noviembre.


Trump y su esposa Melania hicieron una fugaz visita a la sede del máximo tribunal, en cuya escalinata principal se encuentra desde este miércoles el féretro de la célebre jueza, todo un icono del movimiento feminista en Estados Unidos.


Ataviados con sendas mascarillas, Trump y la primera dama se situaron a ambos lados del ataúd de Ginsburg y guardaron apenas un minuto de silencio, mientras los abucheos de la multitud congregada frente al Supremo se hacían más fuertes.


"¡Votemos para que se vaya!", corearon los ciudadanos una y otra vez, hasta que Trump se dio media vuelta y se adentró en el edificio judicial para marcharse.


Quienes le gritaban eran las decenas de personas que esperaban en la fila para acercarse al féretro de Ginsburg, y que cuando se acercó la limusina del presidente también exclamaron: "¡Respeta su deseo!".


Con esa frase se referían al mensaje que la magistrada dejó escrito antes de morir, en el que expresaba que su "deseo más ferviente" era "no ser reemplazada hasta que haya un nuevo presidente", tras las elecciones del 3 de noviembre.


Ginsburg, una de las cuatro jueces progresistas del Supremo, era consciente de que, si Trump la sustituye, puede inclinar firmemente hacia la derecha el equilibrio de poder en la máxima corte, donde apenas quedarían tres jueces de su tendencia ideológica frente a otros seis conservadores.


Trump ha dejado claro que no tiene intención de retrasar su nominación y de hecho planea anunciarla este mismo sábado, tras asegurar que ha reducido su lista de candidatas a cinco, todas ellas mujeres.


La mayoría republicana en el Senado ha confirmado que tiene los votos para aprobar a la nominada de Trump, incluso antes de saber de quién se trata; y aunque quedan menos de seis semanas para las elecciones, el mandatario ha insistido en que su objetivo es haber resuelto el tema para entonces.


Cientos de personas se acercaron entre este miércoles y jueves al Supremo para rendir homenaje a Ginsburg, cuyo féretro se trasladará este viernes al Capitolio, donde se convertirá en la primera mujer funcionaria de EE.UU. a la que se le concede ese honor en el Congreso, antes de ser enterrada en una ceremonia privada. 



Sobrina de Trump denuncia al presidente y su familia por supuesto fraude

Compartir en:

EFE,  United States, Washington, 

 Mary L. Trump, la sobrina de Donald Trump que recientemente ganó notoriedad tras publicar un libro sobre su familia, denunció al presidente de Estados Unidos y a sus hermanos a los que acusa de fraude y les exige una compensación.

"Para Donald Trump, su hermana Maryanne y su hermano Robert (fallecido en agosto), el fraude no era solo un asunto de familia, era su modo de vida". Así arranca la denuncia presentada por Mary L. Trump en el tribunal supremo de Nueva York, en la que solicita una compensación económica por los daños causados.

Según sostiene la denunciante, tras la muerte de su padre Fred Trump, hermano del ahora presidente, en 1981, cuando ella tenía 16 años, "Donald, Maryanne y Robert se comprometieron a velar pos sus intereses como fiduciarios" de la participación que había heredado en el negocio familiar.

"Mintieron. En lugar de proteger los intereses de Mary, diseñaron y llevaron a cabo un complejo plan para desviar fondos de sus intereses (...) y engañarla sobre el verdadero valor de lo que había heredado", recoge la denuncia.

Asimismo, sostiene que tras la muerte de su abuelo y creador del imperio Trump, Fred Trump, en 1999, los tres hermanos acosaron a su sobrina para sacarla del negocio y la amenazaron con declarar sus intereses en bancarrota.

En el escrito, de 52 páginas, también acusa al presidente y a sus dos hermanos de haberse aprovechado de la demencia que sufrió Fred Trump antes de fallecer para sacar ventaja. Según la denunciante, sus intrigas y la competición que comenzó entre ellos era similar a la de una serie de televisión.

"Finalmente, los sospechosos trabajaron juntos para consolidar su poder y mejorar sus propios intereses a expensas de cualquier otro, incluida Mary", asegura el texto depositado en el tribunal.

El pasado julio, Mary publicó un libro en el que describe al presidente como un narcisista sin principios que ha adoptado el engaño como un "modo de vida" tras haber quedado traumatizado por su padre, que le impidió "desarrollar y experimentar todo el espectro de emociones humanas".

La familia intentó sin éxito bloquear publicación de su obra, que, finalmente, vio la luz el 14 de julio. 



Trump cree que las elecciones acabará en Tribunal de EU por un fraude

Compartir en:

EFE,  United States, Washington, 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que cree que el resultado de las elecciones de noviembre acabará en el Tribunal Supremo estadounidense, y que por eso se está dando tanta prisa para cubrir la vacante que ha dejado en esa corte el fallecimiento de la jueza Ruth Bader Ginsburg. 

"Creo que esto (las elecciones) acabará en el Tribunal Supremo, y creo que es muy importante que tengamos nueve jueces", dijo Trump a los periodistas durante una reunión con fiscales generales de varios estados del país en la Casa Blanca. 

"Es mejor si (aprobamos a una nueva juez) antes de las elecciones, porque creo que este fraude que están preparando los demócratas, este fraude acabará frente al Tribunal Supremo de EE.UU.", añadió. 

Trump ha insinuado repetidamente que podría no aceptar el resultado de las elecciones del próximo 3 de noviembre si no se le declara ganador, y ha insistido en que quiere que el vencedor se sepa la misma noche de los comicios, algo improbable debido al gran volumen de votos por correo que se esperan a raíz de la pandemia. 

El mandatario mantiene además una ofensiva contra el voto por correo, al insistir en que ese método -que él mismo ha utilizado- puede favorecer el fraude, algo sobre lo que no ha aportado pruebas y que es extremadamente improbable que ocurra, como han demostrado varios estudios. 

Durante una rueda de prensa poco después en la Casa Blanca, Trump se negó a garantizar que, si pierde en noviembre, su traspaso de poder al candidato demócrata Joe Biden será pacífico. 

"Tendremos que ver lo que ocurre, usted lo sabe, me he quejado mucho de lo que está pasando con las papeletas", afirmó Trump al ser preguntado al respecto. 

Trump planea nominar este sábado a su candidata para sustituir a Ginsburg, fallecida el pasado viernes a los 87 años, y este miércoles confirmó que la jueza cubano-estadounidense Bárbara Lagoa está entre las cinco magistradas que está considerando para el puesto, aunque negó que tenga planes de reunirse con ella. 

La decisión de Trump de nominar de inmediato a una sustituta de Ginsburg ha generado polémica, porque la veterana jueza progresista dejó escrito, antes de morir, que su "deseo más ferviente" era "no ser reemplazada hasta que haya un nuevo presidente", tras los comicios. 

Sin embargo, los republicanos han dejado claro que ya tienen los votos para confirmar a la nominada de Trump en el Senado, y aunque quedan menos de seis semanas para las elecciones, el mandatario insistió en que su objetivo es haberlo resuelto para entonces. 

Si el resultado de las elecciones estuviera en disputa y no se hubiera cubierto la vacante que ha dejado Ginsburg, el Supremo contaría aún así con una mayoría conservadora de cinco jueces, frente a los tres de inclinación progresista que quedan en la corte tras la muerte de la célebre magistrada.



Trump amenaza con tumbar acuerdo para TikTok si EEUU no tiene ''control total''

Compartir en:

EFE,  United States, Washington, 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este lunes con no aprobar el acuerdo alcanzado entre Oracle y Walmart con la china ByteDance sobre TikTok si las empresas estadounidenses no tienen un "control total" sobre la sociedad resultante.


Preguntado en una entrevista en Fox News sobre la confusión de las últimas horas con respecto a la presencia de ByteDance en la nueva compañía que se creará para gestionar el negocio de TikTok en EE.UU., TikTok Global, Trump dijo que espera que la firma china se desentienda por completo.


"(ByteDance) no tendrá ningún vínculo (con la nueva empresa), y si lo tienen, no aprobaremos el acuerdo", apuntó el mandatario, quien también señaló que si Oracle y Walmart "no tienen control total" sobre TikTok Global, tampoco dará su consentimiento.


El Gobierno de EE.UU. anunció el sábado que retrasaba una semana la aplicación de medidas contra TikTok, que estaba previsto que entrasen en vigor el 20 de septiembre, después de que Trump diera su "bendición" al acuerdo preliminar con Oracle y Walmart para que pueda operar en el país.


 "He dado mi bendición al acuerdo, si lo logran sería genial y, si no, también estaría bien, pero es un gran acuerdo para EE.UU.", indicó el presidente, que poco después agregó que aprobaba el acuerdo "en concepto", pero que las negociaciones todavía continuaban.


Sin embargo, desde entonces, las partes china y estadounidense del acuerdo han dado versiones distintas sobre cómo se estructurará TikTok Global.


Según la versión de Oracle y Walmart -que controlarán el 20 % de la futura firma-, la mayor parte de la nueva empresa será de propiedad estadounidense, pero según ByteDance, ellos controlarán el 80 % restante hasta que tenga lugar su salida a bolsa con una oferta pública inicial dentro de aproximadamente un año.


La versión del acuerdo ofrecida por ByteDance, por tanto, no satisfaría las condiciones de la orden ejecutiva emitida por Trump el 14 de agosto, que forzó la operación al exigir que la empresa china vendiese su negocio en EE.UU. o dejase de operar en el país.



Apuestas Deportivas en Linea Betway