El Valencia derrota al Celta con Néstor Araujo de titular

Compartir en:

TUDN,  España, Valencia, 

El Valencia dio otro golpe de autoridad como local y derrotó al Celta de Vigo por la mínima diferencia, en un duelo ríspido que definió Carlos Soler en los últimos momentos del encuentro.

Se transpiraba adrenalina en el terreno de juego. Las llegadas eran contadas y la velocidad se reducía ante los espacios cerrados por ambos conjuntos. Cuando alguno lograba rebasar los muros de contención, los arqueros hacían su aparición.

Fue cerca del final cuando Carlos Soler aprovechó un balón dentro del área y remató fuerte para dejar sin opción de más al portero del Celta.

Los dirigidos por Celades llegaron a 37 unidades para ubicarse en el cuarto lugar general, a la espera de una derrota del Getafe.

Celta de Vigo, donde milita el mexicano Néstor Araujo, quien fue titular, está en el sitio 17 con misma cantidad de puntos, cerca del descenso.





Debuta JJ Macías en España con el Getafe; ingresó al minuto 67 ante Valencia

Lo hizo por Sandro Ramírez en la segunda parte

Compartir en:

Medio Tiempo,  Ciudad de México, Mexico, 

El delantero mexicano, José Juan Macías cumplió su sueño de debutar en Europa, al ingresar de cambio en el segundo tiempo en el duelo entre el Getafe y el Valencia. 

El atacante azulón fue enviado a la cancha por el técnico Míchel al minuto 67, ingresando por Sandro Ramírez. 

El delantero mexicano, José Juan Macías cumplió su sueño de debutar en Europa, al ingresar de cambio en el segundo tiempo en el duelo entre el Getafe y el Valencia. El atacante azulón fue enviado a la cancha por el técnico Míchel al minuto 67, ingresando por Sandro Ramírez.

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |




El Celta se estrena en 2021 y agrava la crisis del Elche

Compartir en:

EFE,  España, Pontevedra, Vigo, 

El RC Celta logró este viernes su primera victoria de 2021 ante el Elche (3-1), un triunfo, con protagonismo del goleador Santi Mina, que aleja al equipo gallego de la zona de descenso y agrava la crisis de resultados del club alicantino, que acumula dieciséis jornadas sin ganar un partido de liga.

El Elche sorprendió al inicio del partido con una fuerte presión, un buen comienzo que se concretó con un potente disparo desde la frontal del argentino Lucas Boyé que desvió a córner Rubén Blanco.

La respuesta celeste fue inmediata: una rápida transición de Santi Mina desde su propia área hasta la rival, contra que finalizó con un lanzamiento de Nolito y una gran parada de Edgar Badía.

El trabajo incansable de Raúl Guti en la zona de creación hacía daño al Celta, con Denis Suárez sin espacios y con los centrales Murillo y Araujo teniendo que arriesgar en la salida de balón. Sin embargo, el Celta aprisionó al Elche, pese a que esa fase de dominio solo tuvo un tiro lejano de Brais Méndez.

Cerca de la media hora de partido, los contratiempos llegaron para Jorge Almirón con la lesiones de Josan y Mojica, dos fatalismos sucesivos que trastocaron los planes del conjunto alicantino, pese a que minutos después de esas bajas rozó el gol con una volea de Raúl Guti.

El infortunio visitante continuó poco después con un doble resbalón defensivo, primero de Cifuentes y después de Verdú, que propició un contraataque celeste, una clara ocasión que malgastó Santi Mina, que, tras un pase de Nolito, optó por buscar a Aspas en vez de lanzar a portería, una decisión que desesperó a Coudet en el banquillo.

El Celta transmitió la sensación de que con más ritmo en su ataque podría desarmar al Elche. Y, al borde del descanso, lo logró en poco más de un minuto con dos goles. Aspas apareció para asociarse con sus compañeros. El Elche se extinguió en un suspiro.

El primer gol nace en un pase de Aspas a Nolito, que asiste para el tanto de Santi Mina; el segundo gol se inicia con un nuevo pase de Aspas a Nolito, que asiste para que culmine Brais Méndez.

La sociedad Aspas-Nolito abrió la segunda mitad con una nueva oportunidad que inquietó a Badía, un inicio esperanzador del Celta deslustrado al momento por un grave error defensivo que facilitó un gol del Elche.

Con la intención de evitar un córner, el portero Rubén Blanco se lanzó al suelo para meter la pelota en el campo, un acción que acabó en un regalo para Carrillo. Solo tuvo que centrar y Rigoni marcó.

Ese gol espabiló al Elche y desorientó al Celta durante muchos minutos. El equipo visitante se apoderó de la pelota, empujó hacia atrás al conjunto gallego, pero apenas formalizó todo su dominio con ocasiones, más allá de un disparo lejano de Josema.

Contra el pequeño dominio del Elche, Eduardo Coudet refrescó su ataque con Solari. Y al poco de aparecer en el campo, el argentino destapó la vulnerabilidad defensiva del conjunto de Jorge Almirón.

Un pase largo y raso de Araujo llegó a Solari, que corrió e inventó desde la banda derecha un buen centro para que Santi Mina, pese al marcaje de Cifuentes, certificase la victoria gallega con una gran remate, un latigazo que exhibe la enorme riqueza ofensiva del Celta, consolidado en la zona media de la clasificación.



El Celta sorprende al líder y Suárez lo rescata

Compartir en:

EFE,  España, Madrid, Madrid, 

Al borde del final, el Celta logró lo que nadie había conseguido en las últimas ocho jornadas de la Liga, restó al Atlético de Madrid dos puntos y aplacó la pegada de Luis Suárez, cuando el conjunto rojiblanco ya sentía suyo un triunfo, construido por el goleador uruguayo y frustrado por Ferreyra (2-2).

El fichaje invernal argentino regresó a LaLiga Santander con un protagonismo que quizá no intuía, como el goleador a última hora y decisivo del 2-2 que reduce la diferencia que sostenía el Atlético en el liderato. Aún es relevante, pero ya no tanto. Son ocho puntos sobre el Barcelona y el Real Madrid, que aún pueden ser once.

La puesta en escena del Celta fue imponente. A la presión alta que lo transforma en un equipo atrevido, agobiante y concluyente cuando la desarrolla con la eficacia con la que lo hizo en el primer tiempo en el Wanda Metropolitano añadió el buen manejo de la pelota, la precisión y la contundencia que en otras ocasiones no ha tenido, porque tampoco dispuso de demasiadas ocasiones frente a Jan Oblak.

Suyo fue el primer tramo. Sin discusión. Al Atlético no sólo lo minimizó, sino que lo devoró con esos mecanismos tan visibles, tan inherentes al proyecto de Eduardo Coudet, que lo postulan para robar la pelota cuanto más cerca mejor de la portería contraria y que lo proponen para desafíos mayores por ambición, como este lunes.

Al minuto 12 vencía por 0-1 -y no resultó nada extraño- con una acción de las que se enseñan en cualquier escuela de fútbol como un modelo: la apertura a la banda, el buen centro de primeras desde la derecha de Hugo Mallo y el desmarque y el remate en plancha, a un metro de Jan Oblak, del certero Santi Mina entre Felipe y Giménez.

Hubo mérito del Celta en todo eso, en todo el primer tiempo de claro color celeste, ganador del duelo que planteó entonces con la presión, pero también muchas deficiencias en el Atlético, demasiadas para un equipo de su calibre, impensables en algunos jugadores de su talla, como Lodi o Felipe (fue cambiado al descanso por Torreira), por ejemplo, aunque hubo otros muchos más, con concesiones que ya ha deslizado en algunos de sus partidos más recientes, aunque los gane.

Hay datos que lo describen más allá de un puntual momento este lunes: tres de sus últimos cuatro choques los empezó con el marcador en contra y en las últimas diez citas ligueras, incluida ésta, ha encajado nueve goles. En las diez primeras, en cambio, sólo recibió dos tantos. Lo ha ocultado con su contundencia ofensiva. Le sobra.

Porque el Celta fue mejor, sí, todo el primer tiempo, pero ni siquiera tal superioridad le bastó para irse al descanso al frente del marcador. La razón es evidente: el Atlético -o en concreto Luis Suárez- tiene una eficacia tremenda en ataque, juegue como juegue, aunque no aparezca casi por el área rival, no haya tenido ninguna ocasión o el partido apunte a todo menos al gol rojiblanco. No necesita casi nada para anotar goles.

Y no lo necesita porque tiene futbolistas que marcan las diferencias en un instante, en este caso en la última jugada del primer acto. Uno es Marcos Llorente, aunque su circunstancial posición de carrilero derecho apague muchas de sus cualidades. Suyo fue el centro perfecto por la banda. Y otro, sobre todo, por encima del resto, es Luis Suárez. Suyo fue el remate, desde el suelo y al primer toque. La revisión del VAR, por milímetros, validó la ajustada posición del ‘9’. Era el 1-1.

El empate era lo mejor del Atlético. Y el empate fue lo peor para el Celta. Y cuando pasa eso, ya parece que no hay más margen en el Wanda Metropolitano. No se lo dio entonces el líder de la Liga, que surgió del intermedio para ganar, como hace 15 días ante el Valencia, pero finalmente no lo consiguió, ni siquiera con el 2-1.

A los cinco minutos del segundo tiempo, en la siguiente aparición de Luis Suárez. Dos ocasiones, dos goles. La segunda a centro al primer toque de Lodi, al que le había dado el pase antes Kondogbia, en su estreno atlético como titular liguero, en el que también fue clave para salvar el 2-2 ante Iago Aspas y en el que fue omnipresente en el segundo tiempo en el medio centro.

Pero, de pronto, al borde del 90, Facundo Ferreyra cambió la historia repetitiva de las últimas jornadas, con el 2-2. Esta vez no bastó con la pegada de Luis Suárez.



Igualdad, pocas ocasiones y tablas entre Granada y Celta

Compartir en:

EFE,  España, Granada, Granada, 

El Granada y el Celta empataron 0-0 en el Nuevo Los Cármenes, lo que propicia que los andaluces acumulen tres jornadas sin ganar, aunque siguen séptimos en la tabla, y eleva a cinco partidos seguidos sin vencer la mala racha en liga de los vigueses, a los que sirvió de poco la reaparición de Iago Aspas tras varias semanas lesionado.

Fue un partido igualado, con dominio alterno, más ocasiones en el segundo tiempo que en el primero y que estuvo marcado por varias buenas intervenciones del meta Rubén Blanco para salvar a los célticos, sin que nunca contendiente se marchara disgustado con el empate final.

El cuadro gallego tuvo más posesión de balón merced a buscar acciones ofensivas más elaboradas en una primera parte equilibrada, en la que los locales mostraron un juego mucho más directo, aunque no hubo ocasiones claras para ningún conjunto.

El meta portugués Rui Silva sólo tuvo que intervenir en un disparo lejano de Fran Beltrán, acción a la que respondió el Granada con potentes tiros también desde fuera del área del brasileño Robert Kenedy y de Fede Vico que no encontraron portería por poco.

Un chut del francés Dimitri Foulquier hizo trabajar a Rubén Blanco, que despejó el esférico con ciertos apuros, mientras que la última acción destacada del primer tiempo fue en el otro área con una falta lanzada por Brais Méndez que no llegó a rematar por centímetros el mexicano Néstor Araujo.

Nada más comenzar el segundo tiempo tuvo el Celta una clarísima opción para marcar con un tiro franco de Manuel Agudo ‘Nolito’. No acabó con el balón en las mallas porque tocó lo justo el zaguero portugués Domingos Duarte para que se marchara a córner.

El choque se abrió más tras el descanso, replicando el Granada a la opción celeste con otra buena llegada desde atrás de Foulquier y con un ajustado disparo del venezolano Darwin Machís, acciones que obligaron a lucirse a Rubén Blanco para evitar el gol.

El técnico del Celta, el argentino Eduardo Coudet, hizo debutar a la hora de juego a su compatriota Augusto Solari, último fichaje invernal de su equipo, para intentar reactivar a los suyos tras tomar el mando del partido los granadinos.

El meta visitante volvió a salvar a los suyos en un durísimo disparo de falta de Kenedy y ante un cabezazo flojo de Domingos Duarte, mientras que Hugo Mallo rozó el gol para el Celta con un tiro en franca posición para marcar que desvió un defensa local.

En los últimos minutos regresó el equilibrio, con los dos equipos buscando el triunfo, pero sin arriesgar más de lo justo para no perder el punto que se aseguraban con una igualada que ambos dieron por buena.



El Valencia detecta un nuevo caso de positivo por covid-19

Compartir en:

EFE,  España, Valencia, 

El Valencia anunció este lunes que las pruebas a las que ha sido sometido la plantilla tras el partido de la Liga de este domingo en el campo del Atlético de Madrid y antes del que jugará el miércoles en la Copa del Rey en el campo del Sevilla han dado un resultado positivo en coronavirus.

El club explica en su comunicado que la prueba ha sido un test de antígenos “que deberá confirmarse en la prueba PCR a la que ha sido sometido el jugador, al igual que el resto de jugadores y ‘staff’ técnico”.

El jugador ha regresado inmediatamente de la ciudad deportiva de Paterna a su domicilio en el que permanece aislado “al igual que sus contactos estrechos”.