Villarreal calla bocas con contundente victoria

Compartir en:

EFE,  España, Castellón, Villarreal, 

Al ritmo de Manu Trigueros y de Dani Parejo, excepcionales en el Coliseum Alfonso Pérez, el Villarreal firmó un partido excelso con el que supero al Getafe (1-3) para ocupar el liderato de LaLiga de forma provisional un punto por encima del Atlético de Madrid y de la Real Sociedad.

El cuadro de Unai Emery dio una lección de fútbol sobre el césped del campo del Getafe. Consiguió eliminar todas las armas mortíferas de uno de los equipos más incómodos del campeonato con la calidad de casi todos sus futbolistas, que superaron la intensidad de los hombres de José Bordalás.

Entre todos sobresalieron Parejo y Trigueros, que dieron una clase magistral de creación y elaboración con la que anularon a un rival desquiciado por la superioridad del Villarreal desde el minuto uno. Ambos marcaron el ritmo del choque y consiguieron dejar en nada el fútbol del Getafe, que llegaba a la cita con la necesidad de sumar una victoria tras dos encuentros seguidos sin lograrlo.

Emery apostó por su equipo más liguero y con hombres más experimentados para un campo difícil como el Coliseum. Enfrente, Bordalás tuvo que poner algún parche por las bajas de sus laterales, los uruguayos Mathías Olivera y Damián Suárez. A pierna cambiada colocó en la derecha a Allan Nyom y en el otro lado al central Cabaco.

El toque del Villarreal y su juego pausado que atravesó constantemente las líneas de presión del Getafe, obligaría a Bordalás a cambiar sus piezas a la media hora, cuando ya perdía 1-2. El elegido para salir del campo por Ángel Rodríguez fue Cabaco, que mostró la imagen del Getafe, la de la desesperación. Su pelotazo enfadado dirigido hacia la grada fue un símbolo de lo que le ocurría a su equipo.

Y es que, en ese momento, el Villarreal ganaba gracias a dos acciones magníficas. La primera, la inicio Dani Parejo con un pase soberbio a la espalda de Marc Cucurella que recogió Mario Gaspar. La pelota llegó a su cabeza y sin parar la pelota se la cedió a Paco Alcácer, que no perdonó para hacer el 0-1 a los 11 minutos.

Entre medias, apareció el uruguayo Mauro Arambarri para empatar con un zapatazo marca de la casa desde 26 metros que fue un espejismo, porque un minuto después Manu Trigueros se encargó de hacer el 1-2 después de rematar un centro de Moi Gómez dentro del área pequeña.

Ese tanto desarmó por completo al Getafe, que antes del descanso apenas contó con una tímida ocasión del colombiano "Cucho" Hernández. Con Ángel sobre el campo, y tras el descanso con Jaime Mata para sumar un total de cuatro atacantes, el Getafe tampoco pudo inquietar al Villarreal. 

Menos aún tras el 1-3, casi en la reanudación y después de una jugada iniciada, como no, por Trigueros y por Parejo. El primero robó la pelota, el segundo se la envió a Alcácer y éste se la dio a Gerard Moreno para fusilar a David Soria. Quedaba media hora por delante y el tanto del internacional español cerró cualquier camino al Getafe hacia la remontada.

Los hombres de Emery simplemente mantuvieron el orden, no lucieron más sus galones y con comodidad aguantaron hasta el final para conseguir un primer puesto provisional forjado con brillo, control y bajo la dirección de Trigueros y Parejo, los artífices de una victoria coral.





Debuta JJ Macías en España con el Getafe; ingresó al minuto 67 ante Valencia

Lo hizo por Sandro Ramírez en la segunda parte

Compartir en:

Medio Tiempo,  Ciudad de México, Mexico, 

El delantero mexicano, José Juan Macías cumplió su sueño de debutar en Europa, al ingresar de cambio en el segundo tiempo en el duelo entre el Getafe y el Valencia. 

El atacante azulón fue enviado a la cancha por el técnico Míchel al minuto 67, ingresando por Sandro Ramírez. 

El delantero mexicano, José Juan Macías cumplió su sueño de debutar en Europa, al ingresar de cambio en el segundo tiempo en el duelo entre el Getafe y el Valencia. El atacante azulón fue enviado a la cancha por el técnico Míchel al minuto 67, ingresando por Sandro Ramírez.

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |




El Villarreal resiste el acoso del Athletic

Compartir en:

EFE,  España, Castellón, Villarreal, 

El Villarreal se llevó un punto de San Mamés que le devuelve a posición europea en la tabla tras aguantar el acoso del Athletic durante buena de un partido que abrió un gol de Gerard Moreno pasado el cuarto de hora e igualó definitivamente Alex Berenguer al filo del descanso (1-1).

Un empate feliz para el conjunto amarillo, que llegaba desgastado de partido de Europa League. Y que, además de frenar al rojiblanco sobre el campo, le ha detenido también en su intento de empezar a enfilar hacia los puestos europeos en una tabla clasificatoria en la que, no obstante, los de Marcelino García Toral ganan un puesto para colocarse décimos.

Al Athletic se le fue la victoria en un cabezazo, solo, de Iñaki Williams al borde del área pequeña que detuvo Sergio Asenjo, bien colocado, en el minuto 73.

El arranque del partido fue una pelea táctica entre Marcelino, que mandó a su equipo a presionar al campo rival, y Unai Emery, aunque el técnico guipuzcoano no se encontraba en el banquillo, en el que le relevaba Imanol Idiakez, porque estaba sancionado.

A esta intensidad que buscaban los locales respondían los visitantes tratando de impedir ritmo a un partido apenas tres días después de la victoria del jueves en Salzburgo en Liga Europa, como buscando no cansarse demasiado de inicio.

Ese actitud inicial apenas si les dio a los leones un par de fuertes disparos alejados de Raúl García y Unai López. Al navarro se le fue un pelín alto el disparo y al donostiarra le respondió, firme y bien colocado, Asenjo.

A la presión rojiblanca, además, le encontraron los amarillos un flanco débil. El del pasillo del lateral izquierdo, que aprovechó Pedraza con un par de arrancadas que dieron sendos sustos a la defensa bilbaína.

El segundo, morrocotudo. Ya que por ahí llegó el primer gol del encuentro. Un balón suelto al borde del área consecuencia de la conducción de Pedraza que Gerard alojó junto con un disparo seco desde la frontal que rozó Yeray para hacérselo más difícil a Simón. El decimocuarto gol liguero del delantero catalán.

Consiguió dormir el choque el Villarreal, superior hasta el descanso a pesar de algún centro sin peligro y una vaselina de Raúl que ofreció sus dificultades al meta visitante.

Pero cuando parecía que los jugadores se iban a ir con el 0-1 al descanso, la primera aparición de enjundia de Muniain acabó en el empate a uno. El capitán buscó en profundidad a Yuri, que centró sobre la posición en el primer palo de Williams. El ariete no llegó a rematar, pero si Berenguer casi sobre la línea para marcar el 1-1.

El sexto gol liguero del navarro, ya máximo goleador en esa liga de su equipo.

Como en la primera acción de peligro fue del Athletic, una cabalgada de De Marcos bien vista por Unai López en la que el hoy lateral no consiguió controlar bien el pase de su compañero ya casi ante un atento Asenjo.

Respondió de nuevo el Villarreal, otra vez en una incorporación de Pedraza, aunque esta vez sin balón. Se lo cedió Gerard, que le pasó entre tres rivales para que disparara un poco alto.

Empezó a arreciar el dominio del Athletic como la lluvia que cayo durante el partido, pero al principio poco más que córneres sacaban los rojiblancos.

Más tarde sí que gozó de ocasiones, aunque se encontró con Asenjo. Primero un buen disparo cruzado desde la frontal de Berenguer despejado por el meta palentino, que se mantuvo concentrado a un cabezazo muy centrado de Williams, solo al borde del área pequeña, a muy buen centro de Berenguer.

Un par de intentos de Raúl antes de ser sustituido y un cabezazo de Muniain, que pareció ser desequilibrado por Foyth, dieron paso a unos minutos finales que, tras los cambios, que el Villarreal logró equilibrar las cosas sin que ocurriese nada de enjundia.



Emery: “Respetamos mucho al rival y a esta competición”

Compartir en:

EFE,  España, Castellón, Villarreal, 

El entrenador del Villarreal, Unai Emery, indicó en rueda de prensa que respetan mucho al Tenerife, rival al que se miden este sábado en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, así como la competición.

“Jugamos en su casa y seguro que tienen mucha ilusión de hacer bien las cosas en la Copa, vienen de no jugar y habrán preparado el partido. El año pasado se lo puso muy complicado al Athletic, respetamos mucho al rival y esta competición, por lo que sabemos que debemos hacer un partido muy completo y ser capaces de estar muy preparados para que no nos sorprendan”, advirtió.

Además destacó la mejoría del equipo tinerfeño tras la llegada del nuevo entrenador. “Con Ramis la trayectoria está siendo muy buena, se han reforzado en defensa y no encajan goles. A lo que suman que están creciendo en ataque y están aumentado su capacidad de ver puerta”, analizó.

“Ganar o perder está en adaptarnos a lo que nos exijan, en tener el control cuando podamos y ser decisivos con el balón. Ellos son peligrosos en la contra, pueden sacar la pelota de atrás con Ortolá, por lo que debemos estar listos para presionar arriba y robar. Ellos son un equipo con calidad, y que nos va a poner las cosas difíciles, agregó”.

Respecto al estado físico de su plantilla y los jugadores con problemas señaló que “estamos recuperando gente, ya tenemos reservas para no acumular fatiga, vamos a acumular muchos partidos y nos viene bien contar con más gente. Vamos a ver qué jugadores están bien, veremos cómo están Coquelin y Paco Alcácer que ya trabajan con el grupo. Con Moi estamos trabajando con precaución y Chukwueze arrastra unos problemas por lo que vamos a valorar cuando puede estar”.


Un efectivo Sevilla le gana el pulso por la ‘Champions’ al Villarreal

Compartir en:

EFE,  España, Sevilla, 

El Sevilla venció por 2-0 al Villarreal, que sufrió su segunda derrota de la temporada, le quebró una racha de 18 partidos sin perder y le ganó provisionalmente el pulso por los puestos ‘Champions’ en un partido competido, en el que los sevillistas fueron muy efectivos frente al dominio territorial de su rival.

Tras adelantarse con un gol de penalti del argentino Lucas Ocampos a los 8 minutos, al desviar con la mano su compatriota Juan Marcos Foyth un tiro de otro argentino, Marcos Acuña, el equipo de Unai Emery reaccionó, pero sin claridad arriba, lo que aprovechó el Sevilla para asestarle un golpe mortal en el segundo tiempo con un tanto del marroquí Youssef En-Nesyri y amarrar un valioso triunfo.

En un duelo directo de aspirantes a la Champions, con la cuarta plaza en liza, y también de reencuentros por el retorno a Nervión de Emery -ganador de tres Ligas Europa con el Sevilla-, ambos equipos salieron con brío, a imponer su juego y con una voluntad clara de ser protagonista, si bien la suerte sonrió pronto a los andaluces.

Así, el Sevilla se encontró con el gol a los 8 minutos, del argentino Ocampos de penalti engañando bien a Sergio Asenjo, tras un tiro a priori sin peligro de su compatriota Marcos Acuña que desvió con la mano otro argentino, Juan Marcos Foyth, y sancionado con la pena máxima por la rigurosidad de las actuales normas. 

La acción requirió la intervención del VAR y también que el árbitro Soto Grado la visionara en la videopantalla situada a pie de campo. El 1-0 propició que el Villarreal se fuera arriba con más ahínco, si cabe, y presionara muy alto, aunque sin ningún fruto.

Lo intentaron siempre de la mano del ‘cerebro’ Dani Parejo y, sobre todo, el internacional Gerard Moreno queriendo asociarse con el roteño Fer Niño y Moi Gómez, mientras que el Sevilla se defendió con seguridad y orden, trató de coger a contrapié a los amarillos y gozó de dos opciones por medio del brasileño Diego Carlos, primero en una gran jugada de Suso y luego en un cabezazo que detuvo sin apuros Asenjo.

El control villarrealense hizo que el Sevilla perdiera el mando en el campo y que el brasileño Fernando Reges viera su quinta amarilla, al llegar tarde a un balón movido por los castellonenses, con lo que se perderá el derbi del sábado contra el Betis.

El Villarreal buscó con intensidad el empate, tuvo el balón y dominó al Sevilla. Fue superior a su rival, pero sin mucha claridad en ataque, con lo que se llegó al descanso con el 1-0 de penalti de Ocampos después de un primer tiempo muy parejo y con poco fútbol. 

En la reanudación, Emery hizo un cambio valiente al retirar al mediocentro Foyth y meter en el campo al joven Jeremy Pino para pasar a un 4-4-2 con un tinte más ofensivo, y su equipo siguió queriendo llevar la iniciativa, mas sin ningún éxito.

Tanto es así que de un intento de ataque villarrealense, con un centro de Jeremy al área que solventó Diego Carlos, nació el 2-0.

El despeje providencial del brasileño lo recogió un zaguero amarillo, aunque le robó con fe e inteligencia el balón Ocampos para lanzar, con un pase magistral, una gran contra en la que el marroquí Youssef En-Nesyri no perdonó al batir a la perfección con la zurda a Asenjo y lograr su noveno tanto de la temporada, el quinto en Liga. 

El 2-0 dejó muy tocado al Villarreal, que, con ansiedad y muchas prisas, tocó a rebato, pero sin ideas nítidas para superar a la férrea y segura zaga sevillista a pesar de dominar, pero sin recompensa alguna ante un Sevilla que gestionó bien su ventaja.

Emery, con la impotencia propia del marcador adverso, se la jugó y dio entrada al nigeriano Samu Chukwueze y luego al colombiano Carlos Bacca, toda una institución en el Sevilla por los goles que marcó en su etapa, por el joven Fer Niño y el medio Trigueros.

El equipo amarillo, en especial por su banda izquierda, estuvo cerca de acortar distancias en una doble ocasión a 17 minutos del final del exbético Alfonso Pedraza, a cuyo tiro respondió magistral Bono, y de Chukwueze, en la que el marroquí, muy seguro, salvó de nuevo a los suyos.

Y ahí se acabó el gas del Villarreal, que dominó, pero sin ningún fruto, y vio impotente cómo el Sevilla, muy eficaz, ganó el pulso para endosarle su segunda derrota y desbancarlo del cuarto puesto.



El Villarreal pierde la tercera plaza y el Betis no despeja dudas

Compartir en:

EFE,  España, Castellón, Villarreal, 

El empate a uno con el que acabó el partido del Benito Villamarín, el cuarto consecutivo del Villarreal en LaLiga, motivó que el equipo de Unai Emery pierda la tercera posición en la tabla en favor del Real Madrid, pero además ese punto tampoco le sirve al Betis, ya que los del chileno Manuel Pellegrini siguen sin despejar sus dudas.

Un gol al comienzo de la primera parte de Pau Torres para el Villarreal y otro de Aitor Ruibal en los inicios de la segunda para el Betis firmaron unas tablas que no dejó satisfecho a nadie, en un partido con escasas ocasiones de gol y en el que los visitantes perdieron a tres jugadores por lesión, Vicente Iborra, el ecuatoriano Pervis Estupiñán y el francés Francis Coquelin.

Se planteó el partido para el equipo sevillano como un importante test, ante un rival que ha arrancado muy bien la temporada, en el que confirmar el trabajo que se hizo en la jornada anterior en Pamplona ante Osasuna (0-2) y que definitivamente la formación verdiblanca se asienta en la zona alta y la pelea por puestos europeos.

Pero el conjunto castellonense, que se presentó en la capital andaluza con una racha de catorce partidos seguidos sin perder, también llegó al Villamarín con el lastre de haber empatado en sus tres últimas citas en LaLiga, lo que le hacía peligrar en la tercera posición de la tabla y más después de la victoria del Real Madrid el sábado ante el Atlético.

El preparador del Betis, el chileno Manuel Pellegrini, quiere basar el éxito de su equipo en la solidez defensiva y quitarse deshonor actual de ser el mas goleado de la categoría, un propósito que se cumplió en El Sadar con la portería a cero, aunque frente al Villarreal, a la primeras de cambio todo se truncó.

Antes de que se cumplieran los cinco minutos de juego, en el primer córner botado por el equipo visitante, Dani Parejo puso el balón en el área chica y Pau Torres, muy libre de marca, cabeceó con dureza para poner el 0-1 sin que pudiera responder Joel Robles, otra vez en la portería ante la lesión del chileno Claudio Bravo. 

Se habían visto aún poco las intensiones de los dos equipos, pero el amarillo, ya con el marcador a su favor, no dejó de buscar ser protagonista con el balón y al verbiblanco le costó tener la iniciativa.

Fue el canterano Aitor Ruibal, que repetía como titular por el extremo derecho, el que se encontró con la primera posibilidad clara de hacerle daño al meta Sergio Asenjo, pero este respondió bien al fuerte remate desde dentro del área.

El primer aviso local en un partido que, conforme se acercó al descanso, sí que tuvo más presencia del Betis y también se favoreció de que el centrocampista exsevillista Vicente Iborra fue sustituido al quejarse mucho de la rodilla izquierda en el minuto 36 y muy poco después, también por lesión, el lateral izquierdo ecuatoriano Pervis Estupiñán.

Pellegrini dio entrada desde el inicio de la segunda parte al extremo Cristian Tello y al lateral Juan Miranda, pero fue Aitor Ruibal, que tuvo la mas clara en la primera parte para los suyos, el que acertó pronto con la portería adversaria con una gran volea desde la frontal del área. 

El nuevo empate llegó además muy poco antes de una nueva lesión en el Villarreal, ya que el francés Francis Coquelin, quien ya había sustituido antes a Iborra, se tuvo que marchar y ser cambiado por Jaume Costa.

Unai Emery tuvo que recomponer a su equipo de manera forzada y agotó también los cambios pronto con la entrada del delantero nigeriano Samu Chukwueze por el japonés Take Kubo con la intensión de tener más músculo sobre el terreno.

El Villarreal, pese a todo, no se quiso atrincherar ante el un rival espoleado por el gol y que contó con el paraguayo Tonny Sanabria, en lugar de Borja Iglesias, y de Joaquín Sánchez para buscar mas mordiente en el ataque, aunque el objetivo no lo consiguió frente a un adversario que no renunció a la victoria pero que tampoco tuvo la fluidez para conseguirla.



Apuestas Deportivas en Linea Betway