Los memes que dejó el Super Bowl LV

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Tom Brady y los Buccaneers han ganado el Super Bowl LV, partido que no se salvó de los tradicionales memes.






Bruce Arians espera mantener a varios jugadores que serán agentes libres

Compartir en:

NFL,  Estados Unidos, Florida, Tampa Bay, 

Después de ganar el Super Bowl LV, la próxima tarea para los jefes de los Tampa Bay Buccaneers es retener gran parte del talento que ayudó a levantar un Trofeo Lombardi para repetir la carrera.

Chris Godwin, Shaquil Barrett, Lavonte David, Rob Gronkowski, Ndamukong Suh y Leonard Fournette son solo algunos de los Bucs de renombre que llegarán a la agencia libre en un mes.

Hablando en 95.3 WDAE Radio el jueves antes del evento de la Fundación de la Familia Arians del viernes, "Cócteles Happy Hour con los Arians", el entrenador Bruce Arians dijo que espera que el encanto de potencialmente ganar otro campeonato pueda llevar a la mayoría de esos agentes libres de regreso a Tampa.

"Si está cerca, creo que nuestros muchachos realmente quieren quedarse", dijo Arians, a través de Greg Auman de The Athletic.

Los Bucs tienen un tope salarial en forma sólida en comparación con gran parte de la liga. La NFL acaba de elevar el límite mínimo a $ 180 millones, lo que podría ayudar a algunos veteranos a encontrar dinero en el mercado abierto.

Arians cree que si los Bucs pueden hacer ofertas competitivas, mantendrán a muchos de sus agentes libres.

"Normalmente es el dinero ... si está cerca, creo que nuestros muchachos realmente quieren quedarse", dijo. "Ellos saben que tienen algo especial. No creo que ninguno de ellos quiera irse. No me involucro en los dólares. Solo les hago saber que los queremos de vuelta".

Para jugadores como Suh y Gronk, la pregunta es si el atractivo de otra carrera de Lombardi con Tom Brady superará a los dólares que otros equipos podrían arrojarles.



Vincent Jackson, ex receptor de Chargers, fue encontrado muerto en un hotel

Compartir en:

NFL,  Estados Unidos, Florida, Tampa Bay, 

Vincent Jackson, ex receptor de Pro Bowl, fue encontrado muerto en una habitación de hotel en el área de Tampa el lunes, según las autoridades locales. Tenía 38 años.

Jackson se había alojado en Homewood Suites en Brandon, Florida, desde el 11 de enero, dijo la Oficina del Sheriff del condado de Hillsborough en un comunicado emitido el lunes por la tarde, antes de que lo encontraran muerto aproximadamente a las 11:30 a.m. del lunes.

El descubrimiento siguió a un esfuerzo de la policía para localizar y hablar con Jackson solo cuatro días antes como resultado de un informe de personas desaparecidas presentado por miembros de la familia de Jackson. Las autoridades encontraron a Jackson en Homewood Suites y hablaron con él, evaluando su bienestar antes de cancelar el caso de personas desaparecidas.

No hubo signos aparentes de trauma con respecto a la muerte de Jackson, según la oficina del alguacil.

"Me duele el corazón por los muchos seres queridos que Vincent Jackson deja atrás, desde su esposa e hijos hasta la nación de los Bucaneros que lo adoraban", dijo el sheriff Chad Chronister en el comunicado. "El Sr. Jackson era un hombre devoto que puso a su familia y comunidad por encima de todo. Dejando el deporte a un lado, tocó innumerables vidas a través de su Fundación Jackson In Action 83. Compartimos la pasión por apoyar a las familias militares, y hace tres años, Jackson estaba nombrado diputado honorario por la Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough para reconocer su dedicación a la comunidad. No solo los fanáticos del futbol americano de todo el país lo extrañarán profundamente, sino también la gente del condado de Hillsborough que cosechó los beneficios de sus generosas contribuciones".

Jackson jugó 12 temporadas en la NFL, y pasó siete con los San Diego Chargers antes de mudarse al este para jugar sus últimas cinco campañas con los Tampa Bay Buccaneers. El receptor de 6 pies 5 pulgadas hizo tres Pro Bowls (2009, 2011, 2012) y registró seis temporadas de recepción de 1,000 yardas en su carrera. Se retiró en 2018.



Tom Brady 'enloqueció'; arrojó el trofeo del Super Bowl a un yate

Compartir en:

Estados Unidos, Florida, Tampa Bay, 

Total, si se hunde tiene otros seis en sus vitrinas. Tom Brady es el amo absoluto de la NFL, el jugador más ganador y eso le permite algunos lujos, como arrojar el trofeo Vince Lombardi a bordo de un yate en la celebración de los Tampa Bay Buccaneers, que el pasado domingo conquistaron el Super Bowl LV, el segundo de su historia.


Fue hasta este miércoles que los Bucs pudieron tener un festejo por su triunfo, aunque sin la acostumbrada afluencia de público ni congregaciones por la pandemia del coronavirus. Decidieron celebrar a bordo de algunas lujosas embarcaciones con champagne por la bahía de Tampa y fue entonces que Brady "se descontroló" ante el asombro de sus propios compañeros.


En el yate que recibió el "pase de anotación de TB12" estaban, entre otros, uno de sus receptores favoritos, Mike Evans, quien celebra la actitud alocada del mariscal de campo, mientras alguien más grita "Mierda" al ver volar el trofeo.


Esa es una pregunta que muchos aficionados se hacen tras lograr su séptimo campeonato de la NFL y la respuesta, al menos al momento, es que Tom Brady volverá para la próxima campaña, en la que recibirá 25 millones de dólares tan solo como salario base con Tampa Bay.




El espontáneo del Super Bowl se comprará una jirafa con ganancias de apuestas

Compartir en:

EFE,  Estados Unidos, Florida, Tampa Bay, 

El hombre que saltó al campo de juego durante el Super Bowl, la final de la liga nacional de fútbol americano, y corrió hasta la zona de marcación, piensa en comprarse una jirafa con el dinero que ganó con las apuestas, que cifró en unos 375.000 dólares.

Yuri Andrade, de 31 años, le dijo al canal WPEC-TV de la cadena CBS que los 15 segundos que duró su carrera por el campo del estadio Raymond James de la ciudad floridana de Tampa, donde los Buccaneers locales derrotaron el pasado domingo a los Chiefs de Kansas City por 31-9, fueron el mayor “subidón” de adrenalina de su vida.

Después de haber burlado a los equipos de seguridad y llamar la atención del público en el estadio y de las millones de personas que contemplaron el Super Bowl por televisión desde todo el mundo, Andrade fue detenido, pasó una noche en la cárcel y al día siguiente salió en libertad bajo fianza de 500 dólares.

Este hombre de Boca Ratón (Florida), que le dijo a la policía que se dedicaba a los negocios internacionales, enfrente una acusación por invasión de un lugar con acceso prohibido para el público.

Según contó al canal televisivo, la idea fue de un famoso youtuber, Vitaly Zdorovetskiy, que tiene un historial en este tipo de intrusiones en eventos deportivos de magnitud, lo que en inglés se denomina “streaking”.

En las corridas de toros a los que saltan al ruedo buscando unos minutos de fama se les conoce como “espontáneos”.

Zdorovetskiy le dijo al canal que es la quinta vez que logra que una persona se cuele en el campo de juego durante un Super Bowl, el evento deportivo más grande de Estados Unidos.

Andrade dijo que los casi 375.000 dólares que ganó por las apuestas sobre si un “streaker” lograría colarse en el Super Bowl los va a usar para comprarse una jirafa.

El “espontáneo” del Super Bowl llevaba puesto un traje de baño de una pieza de color rosa neón y con corte tanga y encima un calzón negro que logró bajarse mientas forcejeaba con la policía para mostrar las nalgas.

Según medios estadounidenses, esa prenda es del dueño de una página web pornográfica, cuyo nombre estaba impreso en la parte delantera de la prenda, pero dijo que no recibió dinero por llevarla, aunque sí le pagaron la entrada a la final.



Tom Brady, el éxito hecho rutina

Compartir en:

AP,  Estados Unidos, Florida, Tampa Bay, 

Todo el crédito a Tom Brady. O echarle la culpa.

Cuando se trata del jugador más laureado del Super Bowl, todo depende de una perspectiva personal.

Crédito al quarterback, a sus 43 años, por un nivel de supremacía en el deporte profesional más popular de Estados Unidos que no tiene parangón.

Échenle la culpa de que la tarea de coleccionar anillos de campeón sea algo rutinario.

Crédito a Brady por ser el gran responsable de la dinastía de Nueva Inglaterra en el fútbol americano profesional.

Échenle la culpa por quizás destruir toda posibilidad de que los Patriots vuelvan pronto a la cúspide por su decisión de marcharse.

Hay que darle crédito por su brazo, su sagacidad, su liderazgo y, más que todo, por guiar a los Buccaneers al campeonato de esta temporada, cómo los convenció que era posible. O simplemente su aura que hizo que su viejo socio Rob Gronkowski, el fornido running back Leonard Fournette y el atribulado receptor Antonio Brown quisieran jugar en Tampa.

Y échenle la culpa a Tom Brady por amargar tantas fiestas de Super Bowl de gente que simplemente no pueden alentar a alguien con más campeonatos que Michael Jordan.

“Es el mejor jugador de fútbol americano de todos los tiempos. Puedo decirle a mis hijos que pude jugar con ese hombre”, dijo Fournette, quien fue dado de baja por los mediocres Jaguars de Jacksonville y terminó coronándose campeón en el otro extremo del estado de Florida.

Crédito a Brady.

No fue el mejor quarterback en la NFL esta temporada — excepto cuando necesitaba serlo. Hasta le interceptaron tres pases en el campeonato de la Conferencia Nacional en Lambeau Field.

Con 43 años, su talento no es el mismo. No alcanza el nivel de Peyton Manning al final de una carrera que le llevó al Salón de la Fama. Ni siquiera cerca. Este no fue el típico Brady de las nueve comparecencias y seis victorias de Nueva Inglaterra en el Super Bowl.

Pueden culpar a Brady por envejecer. Pero, incluso a su edad, sigue siendo un jugador dominante por su determinación por ganar y transmitir eso a todos los que le rodean.

“El equipo se tenía una enorme confianza”, resaltó.

Otro crédito de Brady.

“Conseguimos entrar en sintonía en el momento ideal”, dijo.

Más crédito para Brady.

″¿Cómo que sabíamos que esto iba a pasar esta noche? Terminamos jugando el mejor partido de toda la temporada”, afirmó.

Al lograrlo, particularmente con una defensa que hizo lucir mal a su rival Patrick Mahomes — visto como el posible sucesor de Brady en el panteón de mariscales de campo de la NFL — los Bucs dieron al traste con tantas expectativas.

En las actuales circunstancias, un Super Bowl con categoría de clásico hubiera sido muy oportuno, algo similar al juego de 2018 en el que los Eagles de Filadelfia vencieron a los Patriots de Brady.

De todas formas, en medio de una pandemia de coronavirus en la que la NFL se las arregló para culminar la campaña, un duelo más reñido entre Brady y Mahomes hubiera sido más entretenido. Y ofrecido una cierta catársis.

Pero el resultado final de 31-9 queda debiendo. Eso quizás sea culpa de Brady.

Se puede asignar crédito o culpa mientras Brady siga activo, y ya llave más de dos décadas haciéndolo. Asegura que quiere seguir en la bolsa hasta los 45 años. Lo que hay que reconocerle, sin importar que usted aliente o desprecie al jugador más exitoso de la NFL, hay que admirarle.

Admirar su fortaleza. Su fiabilidad. Su maestría como quarterback. Y lo principal, su longevidad.

Cuando Jordan se retiró definitivamente, no era la máquina de ganar campeonatos que Brady es ahora mismo. Lo mismo pasa con Tiger Woods, quien ganó un Masters a la misma edad actual de Brady, y ahora es la sombra del temido golfista que todos prefieren recordar.

No es el caso de Brady.

Volverá por más en la temporada de 2021.

“Claro que sí, vamos a volver”, dijo Brady.

No vale echarle la culpa por eso, nada más darle el crédito.



Apuestas Deportivas en Linea Betway