El papa habló del sufrimiento de víctimas y de la Iglesia por casos de abusos

Compartir en:

El papa Francisco habló hoy del "dolor por el daño y sufrimiento" de las víctimas y sus familias de los casos de abusos por parte del clero chileno, pero también el de las comunidades eclesiales por ello, durante el encuentro que mantuvo con los religiosos del país en la catedral de Santiago.

Francisco recordó las palabras de introducción del cardenal chileno Ricardo Ezzati, en la que se citaban las horas difíciles de turbulencias y desafíos no indiferentes que atraviesa la Iglesia chilena en estos momentos.

"Conozco el dolor que han significado los casos de abusos ocurridos a menores de edad y sigo con atención cuanto hacen para superar ese grave y doloroso mal", dijo.

Y añadió: "Dolor por el daño y sufrimiento de las víctimas y sus familias, que han visto traicionada la confianza que habían puesto en los ministros de la Iglesia y dolor por el sufrimiento de las comunidades eclesiales".

Ante los cientos de religiosos y religiosas congregados en la catedral de la capital chilena en su primera jornada oficial de la visita a este país, Francisco también lamentó que debido a estos casos de abusos, otros religiosos han tenido que vivir "el daño que provoca la sospecha y el cuestionamiento, que en algunos o muchos pudo haber introducido la duda, el miedo y la desconfianza".

"Sé que a veces han sufrido insultos en el metro o caminando por la calle", observó.

Y les dijo que pidieran a Dios "la lucidez de llamar a la realidad por su nombre, la valentía de pedir perdón y la capacidad de aprender a escuchar lo que Él nos está diciendo".

A los religiosos y religiosas chilenas les hizo notar que Chile está cambiando y que "están naciendo nuevas y diversas formas culturales que no se ajustan a los márgenes conocidos" y que a veces el clero no saben cómo insertarse en estas nuevas circunstancias.

"Podemos caer en la tentación de recluirnos y aislarnos para defender nuestros planteamientos", les advirtió.

A los religiosos, Jorge Bergoglio les indicó: "No somos superhéroes que, desde la altura, bajan a encontrarse con los 'mortales'. Más bien somos enviados con la conciencia de ser hombres y mujeres perdonados".

"El Pueblo de Dios no espera ni necesita de nosotros superhéroes, espera pastores, consagrados, que sepan de compasión, que sepan tender una mano, que sepan detenerse ante el caído y, al igual que Jesús, ayuden a salir de ese círculo de masticar la desolación que envenena el alma", añadió.

El papa incluyó en su largo discurso una invitación "a pasar de ser una Iglesia de abatidos desolados a una Iglesia servidora de tantos abatidos que conviven a nuestro lado".




Monjas católicas revelan los abusos que sufren en los conventos

"Tienes que sufrir por Jesús", una de las frases que más señalan las autoridades eclesiásticas

Compartir en:

Reuters,  Holy See (Vatican City), Holy See (Vatican City), 

Cuando las jóvenes monjas en un convento en Europa del Este le dijeron a su Madre Superiora que un sacerdote había intentado abusar de ellas, ella respondió que probablemente era su culpa por "provocarlo".

Cuando unas monjas africanas en Minnesota preguntaron por qué eran siempre ellas las que tenían que palear la nieve, les dijeron que era porque eran jóvenes y fuertes, aunque allí vivían también hermanas blancas de la misma edad.

A medida que la Iglesia Católica presta más atención al mundo cerrado de los conventos, donde las mujeres dedican gran parte de su tiempo a la oración y al trabajo doméstico, salen a la luz más episodios de abuso psicológico, emocional y físico.

Un nuevo libro, "Velo se silencio" de Salvatore Cernuzio, periodista del medio en internet del Vaticano, Vatican News, es la última revelación que proviene del interior y cuenta con la aprobación de las autoridades.

Cernuzio relata las vivencias de 11 mujeres y sus luchas con un sistema secular donde la madre superiora y las monjas mayores exigen obediencia total, en algunos casos resultando en actos de crueldad y humillación.

Marcela, una sudamericana que se unió a una orden de monjas de clausura en Italia hace 20 años, cuando tenía 19, relata cómo el adoctrinamiento era tan estricto que las hermanas menores necesitaban permiso para ir al baño y pedir productos sanitarios durante sus períodos menstruales.

"¡Siempre te estás quejando! ¿Quieres ser santa o no?", gritó la madre superiora a Marcela cuando sugirió cambios en la rutina diaria. Más tarde abandonó el convento.

A la francesa Therese le dijeron "tienes que sufrir por Jesús" cuando pidió que se le ahorraran tareas físicamente exigentes debido a una condición de la espalda.

"Comprendí que todos éramos como perros", relató Elizabeth, una australiana. "Nos dicen que nos sentemos y nos sentamos, que nos levantemos y nos levantamos, que rodemos y rodamos".

El año pasado, el padre Giovanni Cucci escribió un artículo histórico sobre el abuso en los conventos en la revista jesuita Civiltà Cattolica, cuyos textos son aprobados por el Vaticano.

Descubrió que en su mayoría era abuso de poder, incluidos episodios de racismo como en el convento de Minnesota. Cucci dijo que el problema necesita más atención, porque había sido eclipsado por el abuso sexual de niños por parte de sacerdotes.

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



El Papa bromea con que algunos lo querían muerto y planeaban un cónclave

Compartir en:

Reuters,  Holy See (Vatican City), Holy See (Vatican City), 

El Papa Francisco bromeó diciendo que algunas personas lo querían muerto y que algunos eclesiásticos habían empezado a preparar un cónclave para elegir a su sucesor, después de que se sometió a una operación de colon en julio.

Francisco hizo estos comentarios durante una reunión con miembros de los jesuitas en Eslovaquia a principios de este mes, los que fueron reportados el martes por la revista jesuita La Civilta Cattolica.

Preguntado por uno de los jesuitas sobre su salud, Francisco respondió: "Sigo vivo. Aunque algunos me querían muerto".

"Sé que incluso hubo reuniones entre prelados que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se decía. Estaban preparando el cónclave. Que así sea. Gracias a Dios, estoy bien".

Francisco, que fue elegido pontífice en 2013, fue operado el 4 de julio para corregir un estrechamiento del colon y pasó 11 días en el hospital.

El Papa dijo al grupo que no había querido operarse, pero que una enfermera le convenció. "Las enfermeras a veces entienden la situación mejor que los médicos porque están en contacto directo con los pacientes".

En una entrevista radiofónica emitida a principios de este mes, el Papa había dado las gracias a la enfermera no identificada, diciendo que le había salvado la vida. También desmintió los rumores de que estaba pensando en dimitir y dijo que llevaba "una vida totalmente normal" tras la operación. 



Papa Francisco sale del hospital diez días después de su operación de colon

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El papa Francisco abandonó hoy el hospital Agostino Gemelli de Roma, diez días después de someterse a una delicada operación de colon, y ya se encuentra en el Vaticano para reposar en su residencia, la Casa Santa Marta.

El portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni, confirmó en un parco comunicado lo que ya era un secreto a voces, después de que los fotógrafos parapetados día y noche ante la clínica asistieran a su salida: "El papa ha abandonado el hospital", informó.

Francisco, de 84 años, fue operado el 4 de julio de "una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante", en la que se le extrajo una parte del colon y que requirió anestesia general, intervención de la que ha evolucionado favorablemente.

UNA ORACIÓN POR EL "BUEN RESULTADO" DE LA OPERACIÓN

De este modo, el pontífice abandonó el hospital y puso rumbo de vuelta a casa a bordo del Ford Focus azul que suele usar en sus traslados.

No obstante, primero se detuvo a rezar en la basílica romana de Santa María La Mayor, ante el icono bizantino de la Virgen "Salus Populi Romani", uno de los más venerados de la capital y ante la que acude cada vez que debe realizar un viaje apostólico.

Ante la imagen, Francisco agradeció "el buen resultado" de su intervención quirúrgica y dedicó una oración especial a todos los enfermos, sobre todo por aquellos que ha conocido a lo largo de estos diez días de hospitalización.

Poco antes del mediodía, el papa llegaba a las murallas del Vaticano pero, antes de entrar por la Puerta del Perugino, decidió bajarse del coche, de su asiento de copiloto, y saludar a los agentes que hacían guardia y a los que le habían escoltado. Y lo hizo visiblemente contento, con una sonrisa.

DIEZ DÍAS EN EL "VATICANO III"

Francisco pone así fin a su estancia en el Gemelli, rebautizado por Juan Pablo II como el "Vaticano III" por sus numerosas hospitalizaciones. El hoy santo ironizaba sobre su "tercera casa", después de la Santa Sede y de la villa de Castel Gandolfo, la residencia estival de los papas (que Bergoglio no usa).

Precisamente del mismo modo que Wojtyla, el domingo Bergoglio cambió la ventana del Palacio Apostólico y se asomó a un balcón del hospital para rezar el Ángelus mariano, en concreto desde su décima planta, donde los papas tienen un apartamento privado.

La expectación era máxima, cientos de fieles acudieron a las puertas del centro para escucharle, y Francisco, de buen aspecto pero aún con vendas en las muñecas, vislumbró la ocasión perfecta para reivindicar el acceso universal a la sanidad.

"En estos días he experimentado lo importante que es un buen servicio sanitario, accesible a todos, como el que hay en Italia y en otros países. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos", reconoció.

Y exclamó: "No debemos perder este bien tan precioso ¡Tenemos que mantenerlo! Y para ello debemos esforzarnos todos, porque sirve a todos y requiere la contribución de todos".

UNA EVOLUCIÓN SATISFACTORIA

En cuanto a su estado de salud actual, los escuetos boletines médicos que la Santa Sede ha divulgado cada día aseguraban que el papa evolucionaba según lo previsto y seguía con el tratamiento prescrito.

En la tarde del pasado miércoles, tres días después de pasar por el quirófano, tuvo unas décimas de fiebre, aunque enseguida pasaron, y los análisis de sangre eran satisfactorios.

El jueves pasado se sometió a una serie de pruebas rutinarias, microbiológicas y a una tomografía computarizada (TAC) de tórax y abdomen, y resultaron negativas.



Papa Francisco es llevado a hospital en Roma para ser operado

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El papa Francisco fue llevado a un hospital de Roma para una cirugía programada en el intestino grueso, informó el Vaticano el domingo. El comunicado breve del domingo no indicó cuándo se realizaría la cirugía para estenosis, o constricción, pero agregó que se haría un anuncio cuando concluyera.

Apenas tres horas antes, Francisco saludó alegremente a los reunidos en la plaza de San Pedro, según la tradición dominical. Les dijo que iría a Hungría y Eslovaquia en septiembre.

Una semana antes, Francisco, de 84 años, aprovechó la misma aparición tradicional para pedirle a los reunidos una oración especial para él mismo, lo que —en retrospectiva— pudo haber sido un indicio de la cirugía programada en la Policlínica Gemelli de Roma.



Papa Francisco le vuelve a dar ''like'' a modelo 😏 y es evidenciado

Compartir en:

Multimedios,  Ciudad de México, Mexico, 

El Papa Francisco se ha vuelto tendencia en redes sociales luego de darse a conocer que de nueva cuenta le dio "like" a la foto de una famosa modelo.

La modelo evidenció en sus cuentas oficiales el "me gusta" que recibió por parte del religioso: "Al papa le gustó mi foto, ¿qué significa? ¿qué me iré al cielo?", escribió la joven.

En dicha fotografía la modelo XXX, que posee gran fama en only fans, aparece con un atrevido body negro sin ropa interior.

Y aunque para muchos es "sorpresa", para otros no. Y es que no es la primera vez que "cachan" al padre dándole me gusta a las fotos de modelos.

En una ocasión anterior, fue la modelo brasileña Natalia Garibotto quien dejó al descubierto el "me gusta" que recibió por parte del papa, y acompaño la captura con el mensaje: "Al menos me voy al cielo".

Al respecto, el Vaticano comentó desde lo ocurrido con Garibotto que desconoce al responsable de haber dado like a la fotografía, pues es un grupo de personas las que manejan las redes del Pontífice, aunque también duda de que alguna de ellas lo haya hecho por pupularidad.