Trump amenaza con cortar los fondos a la OMS y con una posible salida de EE.UU.

Compartir en:

EFE,  United States, Washington, 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó este lunes con cortar de manera permanente los fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) -ahora suspendidos- y con la posible salida de su país del organismo.

"Si la OMS no se compromete a importantes mejoras sustantivas en los próximos 30 días, haré permanente mi suspensión temporal de fondos a la OMS y reconsideraré nuestra afiliación al organismo", advirtió Trump en una carta al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.





Llegarán este mes hasta 2,75 millones de vacunas para luchar contra el Covid-19

Compartir en:

EFE,  Ciudad de México, Mexico, 

El Gobierno mexicano recibirá en febrero hasta 2,75 millones de vacunas de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció este lunes Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

“Ya tenemos información sobre Covax, la iniciativa solidaria de la OMS, y tenemos información de que estaríamos recibiendo en el mes de febrero entre 1,6 millones a 2,75 millones de dosis de la vacuna Astra(Zeneca)", comentó López-Gatell, encargado de gestionar la pandemia en México, un país con más de 126 millones de habitantes.

Estas entregas son parte de las 51,5 millones de dosis que México acordó a través de la plataforma Covax de la OMS.

Aunque las dosis son de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, son adicionales a las 77,4 millones de unidades que el Gobierno de México acordó de manera directa con la farmacéutica y que se envasarán en el país para el resto de América Latina.

“Esto se lo anticipo, mañana lo presentaremos en detalle, lo verán en un cuadro, pero esto es una buena noticia que nos llegó por una comunicación de la OMS al doctor (Jorge) Alcocer (titular de la Secretaría de Salud)", indicó López-Gatell.

México fue uno de los primeros países en iniciar la vacunación de su personal sanitario el pasado 24 de diciembre, pero su plan de inmunización se ha rezagado por el retraso de las entregas de Pfizer y BioNTech.

Además de los acuerdos con Covax y AstraZeneca, el Gobierno ha precomprado 34,4 millones de dosis de Pfizer, 35 millones de la china CanSino y negocia 24 millones de unidades de la rusa Sputnik V.

Hasta ahora, el Gobierno ha recibido 766.350 unidades de Pfizer, de las que ha administrado cerca de 675.200 a personal médico y a docentes del sureste del país, por lo que no cumplió su meta de tener vacunados a todos los trabajadores sanitarios de primera línea en enero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, contagiado de covid-19 desde el 24 de enero, anunció en un vídeo desde Palacio Nacional el viernes pasado que México recibiría 6 millones de dosis y en marzo "el doble" de diversas farmacéuticas.

Entre ellas, citó para este mes 870.000 de AstraZeneca que vendrán de India, 870.000 de Sputnik V y cerca de 1,5 millones de Pfizer.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, confirmó este lunes la próxima llegada de las vacunas de Covax y un segundo embarque proveniente de Argentina del principio activo de AstraZeneca para fabricar 6 millones de unidades. 


Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



Trump fanático del golf; el golf no lo quiere a él

Compartir en:

AP,  Estados Unidos, Nueva Jersey, Nueva Jersey, 

Donald Trump nunca encajó bien en el mundo del golf.

Ni como presidente de Estados Unidos ni antes, cuando cortejó a los ricos con sus hoteles y campos de golf, su gran pasión.

La gran atracción de cualquier torneo de elite es generalmente el jugador o el campo. A menos que fuese uno de sus campos, en cuyo caso él acaparaba toda la atención.

Ahora todo se está derrumbando. En la práctica, ha sido despedido. 

Twitter le cerró el acceso y encara un juicio político por “incitar a una insurrección” el miércoles 6 de enero, cuando una turba tomó el Congreso. Sufrió otro revés cuando se anunció que el Campeonato de la PGA no se jugaría en su campo de Nueva Jersey en el 2022.

La PGA, como se conoce a la Asociación de Golf Profesional, por sus siglas en inglés, decidió el domingo rescindir el contrato. Era no solo lo indicado, sino el único camino.

“Nos vemos envueltos en una situación política que no creamos nosotros”, expresó Seth Waugh, CEO de la PGA of America, en declaraciones a The Associated Press. 

El contrato con el Trump National Golf Club de Bedminster, Nueva Jersey, fue firmado en el 2014, cuando Trump hacía olas como figura de la reality TV y no desde la Casa Blanca. Al año siguiente, cuando anunció su candidatura a la presidencia, el golf empezó a sentirse un poco incómodo con su relación con él.

Sus comentarios ofensivos sobre los inmigrantes mexicanos al anunciar su candidatura en junio del 2015 obligaron a las organizaciones de golf a mezclarse en la política. La reacción fue nuevamente dura cuando Trump se presentó en el Golf Channel y dijo que el deporte lo apoyaba porque “saben que tengo razón”.

El PGA Tour (el circuito de la PGA), el LPGA Tour (circuito femenino), PGA of America y la Asociación de Golf de Estados Unidos emitieron un comunicado negándolo. Y una semana después se canceló el Grand Slam of Golf de la PGA programado en el Trump National Los Ángeles.

El malestar iba en aumento.

En una entrevista con Golf Digest del 2014 Trump dijo que era un error tratar de hacer que el golf fuese más accesible a la gente común. “Prefiero que el golf sea un deporte para gente con aspiraciones en lugar de tratar de admitir a todo el mundo, a sabiendas de que nunca van a llegar allí”, manifestó. 

“Lo más importante para nosotros”, dijo Waugh, “es proteger nuestra reputación y permitir el crecimiento del deporte, que nuestros miembros promueven a través de tantos programas buenos en sus comunidades”.

Las autoridades del golf británico se debatían en torno a la posibilidad de hacer que el Abierto Británico regresase a Turnberry desde que Trump adquirió el campo de Ayrshire, en la costa de Escocia, en el 2014. El lunes finalmente anunció que no volvería allí “hasta que nos convenzamos de que la atención estará enfocada en el torneo, los jugadores y el campo”. 

“No creemos que eso sea posible en las actuales circunstancias”, manifestó el director de R&A, la organización que maneja el Abierto, Martin Slumbers. 

¿Hay algún campo que pueda ignorar el bagaje político que lleva Trump y su comportamiento?

Siempre se aseguró de ser el centro de atención y el que manda en los torneos jugados en sus campos. 

En una ocasión, Karri Webb hizo un disparo que parecía terminaría en el agua, hasta que la pelota fue detenida por el césped. Esa noche, Trump dijo que Webb había tenido suerte y que la pelota debió terminar en el agua. Se quejó de que el césped no había sido cortado más corto y ordenó que se lo cortase más todavía. Lo rebajaron tanto que hubo que pintar el sector de verde para cubrir una mancha de tierra que dejaron.

Esto sucedió en el medio de un torneo. 

En el Campeonato Mundial de Golf de Doral, en el 2015, Rory McIlroy se molestó tanto con un disparo suyo que tiró su palo al lago. Trump contrató buceadores para que lo recuperase y montó todo un show al devolvérselo a McIlroy. Quien ya no lo necesitaba porque había conseguido otro.

“No deja pasar oportunidad alguna” de hacerse notar, comentó McIlroy. 

Hay una razón por la que Doral, un campo de la Florida con mucha presencia en el Tour desde 1962, no figura en el programa de torneos desde marzo del 2016.

No es por cuestiones políticas. Es por Trump. El tour no podía encontrar patrocinadores dispuestos a pagar 12 millones de dólares al año a sabiendas de que Trump estaría involucrado. El torneo fue a parar a México.

Por entonces, lo que complicaba la relación del golf con Trump era su ego y su elitismo. A eso se suma ahora la amenaza que representa para la democracia, la violencia y la destrucción que produjeron cinco muertes en el Capitolio, incluida la de un policía.


Desde el muro, Trump dice que NO lo van a destituir

Compartir en:

El Universal,  United States, Washington, 

En su primera aparición pública desde el asalto al Capitolio, el pasado 6 de enero, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este martes que es tiempo de "sanar".

Trump viajó a Álamo, Texas, para visitar la nueva sección de muro construida en la frontera con México. Se trata de 640 kilómetros que se completaron recientemente, en el marco de su promesa de campaña de construir un "hermoso muro" para impedir el paso de migrantes a suelo estadounidense.

"Es tiempo de paz y de calma", dijo Trump en su discurso. "El respeto a la procuración de justicia es la base de la agenda de Make America Great Again", su lema de campaña, añadió.

También se refirió al reclamo de los demócratas para que el vicepresidente Mike Pence invoque la Enmienda 25 de la Constitución y lo declare incapacitado para seguir gobernando, a unos días de que termine su gestión, el 20 de enero. "La Enmienda 25 es de cero riesgo para mí, pero vendrá para acechar a Joe Biden y a la administración de Biden", aseguró.

Sobre el muro, dijo que "es parte de una historia de éxito increíble". El mandatario colocó su firma en una sección de la valla fronteriza.

Sobre los migrantes, insiste en que "vinieron; quizá sean asesinos, quizá sean líderes de cárteles, quizá sean gente realmente mala. Los países no los querían de regreso".



Detienen en Florida al sonriente seguidor de Trump que cargaba el atril de Pelos

Compartir en:

El Universal,  United States, Washington, 

Adam Johnson, el partidario del presidente Donald Trump captado cuando cargaba el atril de la presidenta de la Cámara de Representantes de EU, Nancy Pelosi, en una fotografía de la toma del Capitolio el miércoles, fue detenido en Florida.

La Oficina del Alguacil del condado Pinellas, en la costa del centro-oeste de Florida, indicó este sábado que Johnson fue capturado en razón de una orden federal de captura.

En la foto policial de su detención aparece sin la brillante sonrisa que lucía cuando fue fotografiado el 6 de enero durante la toma del Capitolio por parte de partidarios de Trump que habían asistido poco antes a un mitin del mandatario, el cual les instó a marchar hasta el edificio que alberga las dos cámaras del Congreso.

Entre otras cosas, Trump dijo a sus seguidores que si no luchaban con fuerza, no iban a tener más "un país" y que había que dejar fuera a los débiles porque había llegado "la hora de la fuerza".

Johnson, según la ficha policial, tiene 36 años, reside en Tampa, fue detenido el 8 de enero y está a la "espera de juicio".

En la ficha no se especifican los cargos de los que es imputado.

La fotografía de Johnson con el atrio de Pelosi es una de las más publicadas de los sucesos ocurridos en el Capitolio, donde murieron cinco personas, una de ellas un policía, y numerosas resultaron heridas.

Los asaltantes causaron destrozos en la sede del Congreso y se enfrentaron a las fuerzas del orden en un episodio que algunos legisladores han definido como un intento de golpe de estado y otros como una "insurrección".

La condena ha sido prácticamente unánime y Trump ha sido responsabilizado directamente de los hechos como instigador no sólo por los demócratas, que han pedido su destitución, sino por algunos republicanos.

Trump corre el riesgo de ser sometido a un juicio político, el segundo de su mandato, antes de que el demócrata Joe Biden asuma el 20 de enero la Presidencia de EE.UU. como ganador de las elecciones del 3 de noviembre.

El actual presidente no acepta los resultados electorales y afirma sin pruebas haber sido víctima de un fraude masivo, razón por la cual el 6 de enero instó a sus partidarios a marchar al Capitolio.

Ese día en las cámaras legislativas se realizaba la certificación de la victoria de Biden, que Trump califica como un "robo".

Una vez controlada la situación, el Congreso reanudó la sesión interrumpida por el asalto y certificó a Biden como presidente electo en la madrugada del 7 de enero.

Trump, cuyas cuentas en Facebook y Twitter han sido bloqueadas para evitar incitaciones a la violencia, no asistirá a la investidura de Joe Biden.



Juicio político a Trump sólo es viable luego de terminar su mandato

Compartir en:

El Universal,  United States, Washington, 

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, envió este viernes un memorando que establece un cronograma para un posible juicio político contra el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y establece que sin un acuerdo de consentimiento unánime de los 100 senadores, para que el Senado vuelva del receso en los próximos 10 días, la Cámara Alta sólo puede recibir artículos de juicio político de la Cámara Baja después del 19 de enero.

El memorando establece que si los demócratas quieren acusar al presidente Trump, tomará tiempo de los primeros momentos de la presidencia de Joe Biden y será por un Congreso dominado por los demócratas, menciona NBC News.

El memorando de McConnell señaló que "el juicio en el Senado comenzaría después de que expire el mandato del presidente Trump, ya sea una hora después de su expiración el 20 de enero, o 25 horas después de su expiración el 21 de enero".

También se plantea la cuestión de quién presidiría exactamente el juicio de un expresidente. Las reglas de juicio político del Senado requieren que el presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts Jr., presida el juicio de un presidente en funciones, pero si tendría que hacerlo una vez que Trump ya no sea presidente no está claro, dice el documento.



Apuestas Deportivas en Linea Betway