Pretenden prohibir adición de vitaminas y minerales en los alimentos

Compartir en:

EFE,  Ciudad de México, Mexico, 

De acuerdo con las Encuestas Nacionales de Salud de 2006 y 2012 existe una baja ingesta de micronutrientes en la alimentación de los mexicanos, situación que constituye un importante problema de salud pública.


Entre las principales deficiencias que presentan los niños están el hierro, zinc, vitamina A, vitamina D y ácido fólico. En el caso de adolescentes y adultos, hay una baja ingesta de minerales como el hierro, el zinc, el calcio y el magnesio.


“Hay que entender que una mala alimentación no sólo está vinculada al sobrepeso y la obesidad, sino también, a las carencias de micronutrientes en nuestro cuerpo, es decir, a la falta de vitaminas y minerales esenciales. Estas deficiencias provocan graves consecuencias a la salud, el crecimiento, el aprendizaje y la productividad de las personas”, aseveró Enrique Ríos Espinosa, doctor en salud pública y especialista en nutrición humana.


Una de las estrategias que se ha implementado para controlar la deficiencia de micronutrientes en los mexicanos es la fortificación de alimentos, que implica la adición dosificada de micronutrientes a los alimentos procesados, medida que ha resultado eficaz y sostenible. Su objetivo es mejorar la salud de la población en general, sobre todo de aquellos sectores que carecen de ciertas vitaminas y minerales esenciales para la salud.


Sin embargo, pese a los resultados favorables de la adición de micronutrientes, hoy en día el gobierno mexicano pretende obstaculizar la fortificación de alimentos procesados con la modificación del artículo 161 en el decreto de Reforma a Diversas Disposiciones del Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios.


La propuesta de modificación en cuestión dice: “No se podrán adicionar nutrimentos … ni a los alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados que cumplan con los perfiles nutrimentales establecidos para el etiquetado frontal de advertencia que establezca la norma correspondiente, a excepción de aquellos que deban adicionarse de manera obligatoria”.


Durante décadas, la fortificación ha sido empleada por países industrializados como medio para enriquecer los alimentos. En México, se han utilizado estrategias de fortificación de alimentos para reducir la deficiencia de micronutrientes en poblaciones vulnerables. Por ejemplo, autoridades de salud emplearon la yodación de la sal con éxito en todo el territorio nacional, la adición de flúor en ciertas regiones del país para prevenir la caries dental, así como la fortificación a las harinas con resultados positivos, tanto que las autoridades la hicieron obligatoria.


Expertos en salud mencionan que, de aprobarse dichas modificaciones al reglamento, podrían tener consecuencias negativas para la salud de los mexicanos, donde alimentos como los cereales de caja, el yogur, la leche y sus derivados y los productos de la panificación desempeñan un papel muy importante en la contribución a la ingesta de micronutrientes.


“Hoy en día, casi ningún alimento está constituido por un sólo nutriente y, por otro lado, no hay ningún alimento que, por sí mismo, proporcione todos los nutrientes necesarios para una persona adulta. Ante este panorama, la fortificación de alimentos resulta primordial para continuar con los esfuerzos en la mejora de la salud y nutrición de los mexicanos”, mencionó Luis Fernando Hernández Lezama, miembro del Consejo Directivo del Consejo Latinoamericano de Información de Alimentos y Salud (CLIAS)






Menores podrían decidir sobre su identidad de género

Compartir en:

Cadena Noticias,  Mexico, Oaxaca, 

La diputada de Morena en Oaxaca, Magaly López Domínguez, impulsa una reforma al Código Civil del estado para permitir que los menores de edad puedan decidir sobre su identidad de género a partir de los 12 años, con o sin el aval de sus padres, La legisladora propone reformas a los artículos 137, 137 Ter y 137 de la legislación local. De esta manera, las personas que se asuman con una identidad de género diferente a su sexo no deberán esperar hasta los 18 años para dar trámite legal a su reconocimiento de género, pues les será posible a partir de los 12 años. Además, propone que el reconocimiento de la identidad de género de las personas menores de edad sea posible con la autorización de su padre, madre o de la persona que posea su guarda y custodia. En el caso de existir negativa por parte de estas personas, el menor podría acudir a la Procuraduría Estatal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Oaxaca a exigir el cumplimiento de este derecho. 

La reforma propone que la dependencia deberá prestarle asistencia legal para recurrir a la vía jurisdiccional y, en consecuencia, sean las autoridades correspondientes quienes teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior de la niñez, resuelvan sobre dicha negativa o falta de consentimiento. Tratándose de personas menores de edad, la Dirección General del Registro Civil deberá contar con personal especializado en trabajo e intervención con adolescentes, género y diversidad sexual en la adolescencia. 

La legisladora afirmó que esta propuesta de reforma a la ley se da en apego a lo establecido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que ha sostenido jurídicamente que el derecho a ser escuchado de los niños y niñas constituye, no sólo un derecho en sí mismo, sino que debe tenerse en cuenta para interpretar y hacer respetar todos los demás derechos. Señala que permitir a los adolescentes reconocer su identidad de género, garantizaría el derecho humano de igualdad ante la ley, en su vertiente de prohibición de discriminación que tutela el Artículo primero Constitucional. La propuesta legislativa fue recibida por la Diputación Permanente y se turnó a la comisión correspondiente para su dictamen. 



Comerciantes piden no prohibir comida ''chatarra'' en Yucatán

Compartir en:

El Universal,  Mexico, Yucatán, Mérida, 

La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño de Servicios y Turismo (Canacope) en Yucatán pidió no aplicar una ley que prohíba la venta de comida "chatarra" porque podría ser contraproducente y pidió primero hilvanar estrategias de salud para concientizar a los padres de familia.

"Son precisamente los padres de familia los principales responsables de la alimentación de sus hijos, así como de su desarrollo físico, por lo que estos deben vigilar que no consuman comida chatarra en exceso", opinó Jorge Cardeña Licona, presidente de la Canacope de Mérida.

Ante la posibilidad de que surja una ley que impida la venta de comida chatarra y otros productos con alto contenido de azúcar, grasas y sal, el líder de los pequeños comerciantes reconoció que esta medida podría ser contraproducente, por lo que insistió en que, en lugar de prohibir, hay que buscar alternativas para que los padres de familia ayuden a cambiar las dietas de sus hijos, ellos son los directamente responsables, acotó.

"La solución no es prohibir, pues se afectaría a tienditas y otros comercios. Hay que emplear programas nutrimentales y de actividad física para los niños. Los padres de familia juegan un papel importante respecto a la alimentación de sus hijos. Estos deben poner un freno si hay abuso en el consumo de esos productos", apuntó.

Declaró que la postura de la Canacope es que sus agremiados no se vean afectados por la medida por lo que pidió a la ciudadanía ser más conscientes en torno a moderar el consumo de este tipo de alimentos.

De hecho, señaló que la agrupación propuso una estrategia para concientizar a la ciudadanía para mejorar la alimentación de los niños y jóvenes, así como el fomento a la actividad física.

Sobre la venta de alcohol directo al público, hizo un exhorto a los ciudadanos para consumir estos productos con moderación, de modo que las autoridades no tengan elementos y datos que los obliguen a regresar a la ley seca.



Va Morena porque se prohíba comida chatarra en escuelas del país

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para que en todas las escuelas del Sistema Educativo Nacional del país, instituciones educativas públicas y privadas, así como en todo el país quede prohibido distribuir, vender, regalar o suministrar por algún medio a algún menor de edad bebidas o alimentos chatarra.

A través del diputado, Marco Antonio Andrade Zavala, Morena busca reformar diversas disposiciones de la Ley General de Salud, para prohibir la venta a menores de edad de bebidas y alimentos cuyo contenido exceda los niveles máximos de contenido energético, azúcares añadidos, grasas saturadas, grasas, sodio y nutrimentos críticos. En tanto en la misma propuesta señala que quedan exentos de estas prohibiciones madres, padres o tutores legales, dejando bajo su responsabilidad que los menores de edad sobre quienes ejercen su patria potestad puedan consumirlos.

Sin embargo, puntualizó que es importante hacer saber, tanto a padres y tutores, que "este tipo de alimentos en exceso para nuestros niños trae como consecuencia problemas de obesidad, sobrepeso, diabetes y otras enfermedades que merman la calidad de vida de quienes las consumen.

"Abonando al debate de este tema tan importante para la sociedad en México, lo que pretende mi propuesta es sumar a la discusión en la Comisión de Salud sugiriendo un texto acorde con la Ley General de Salud Vigente y sugiriendo medidas que son en beneficio de la salud de las y los mexicanos", afirmó Andrade Zavala.

El legislador por el estado de Chiapas acotó que su propuesta legislativa va en sentido de procurar la salud infantil, abonando también a la educación alimenticia que se trabaja desde el Gobierno Federal para erradicar problemas de obesidad, sobrepeso, diabetes y otras enfermedades que deterioran la calidad de vida de niñas, niños, adolescentes y población en general. "El mensaje es ayudar a proteger a nuestros niños y que tengamos a nuestros niños sanos para que ellos puedan tener un mejor mañana", destacó.

Marco Andrade refirió que Chiapas es el número uno en consumo de refrescos y también es el número uno del país en pacientes con diabetes; por lo cual, tomar medidas en este sentido es una prioridad como legislador con sus ciudadanos representados y con todas las mexicanas y los mexicanos.

Argumentó que recientemente, mediante la publicación en el Diario Oficial de la Federación del 8 de noviembre de 2019, se reformó el artículo 215 de la Ley General de Salud; y en noviembre de 2016, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud emitió la declaratoria de emergencia epidemiológica EE-2016 a todas las entidades federativas donde solicitó realizar acciones para su atención.

Asimismo, indicó que recientemente el 5 de agosto de 2020 el Congreso del estado de Oaxaca aprobó adicionar un artículo 20 Bis a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Oaxaca, con la cual se prohíbe la distribución, venta, regalo y suministro a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico. Apuntó que ante dichas modificaciones al marco jurídico en entidades federativas, ya existen en diversos Congresos locales iniciativas que pretenden prohibir la venta de estos productos en sus entidades a los menores de edad.

Por ese motivo, agregó, la presente iniciativa tiene por objeto prohibir la venta a menores de edad de este tipo de alimentos y bebidas, reforzando al debate de este tema tan importante para la sociedad en México. Marco Antonio Andrade Zavala hizo un llamado a diputadas y diputados se sumen al debate en materia y se sumen a esta iniciativa que "es en bien para todos los niños de nuestro país, que son el futuro, el porvenir de este país". La iniciativa del diputado Marco Antonio Andrade Zavala, que adiciona una fracción XII al artículo 115 y se adiciona un artículo 115 Bis a la Ley General de Salud, fue turnada por la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados a la Comisión de Salud para su análisis y dictaminación.



Secretaría de Economía registra 39 juicios contra norma de etiquetado

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

Aunque el sector privado alertó que con la entrada en vigor de la nueva norma de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados llegarán más amparos, la Subsecretaría de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía afirmó que hasta el 30 de septiembre se registraron 39 juicios de amparo contra esa normatividad.

El subsecretario Ernesto Acevedo expuso que la Norma Oficial Mexicana 051, de especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-información comercial y sanitaria, entró en vigor este 1 de octubre de 2020, pero no habrá sanción por incumplimiento hasta el 1 de diciembre próximo.

Dijo que hasta el 30 de septiembre de 2020 se tuvo conocimiento de 32 juicios de amparo notificados, más 7 juicios de amparo en proceso de notificación, lo que hace un total 39 juicios de amparo.

En entrevista con EL UNIVERSAL el funcionario explicó que tomará un tiempo la resolución de estos amparos, los cuales corresponde resolver a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y agregó que por el momento se les negó a las empresas la suspensión provisional del cumplimiento de la norma. "En algunos de esos casos los jueces han negado la suspensión, es un derecho legítimo, la ley de amparo protege a toda la sociedad, pero creo que poco a poco tienen que ir entendiendo las empresas que lo que conviene es estar de lado de la salud, de la economía nacional y el Poder Judicial, es independiente, hará sus valoraciones y resolverá conforme a derecho", comentó.

Si bien la norma entró en vigor el 1 de octubre pasado, hay un acuerdo entre las distintas autoridades en la materia "para que en el proceso de verificación no se sancione a los establecimientos comerciales que tengan productos que cumplían con la norma hasta ayer vigente".

Expuso que lo que prevén es que por un lapso "cohabitarán productos similares, idénticos pero que pueden tener el etiquetado viejo y el nuevo". El funcionario dijo que una vez que se termine ese período, es decir a partir del 1 de diciembre, si pueden ser sujetos de sanción los establecimientos que vendan productos sin el nuevo etiquetado. "La sanción va sobre quien comercialice y se puede voltear al productor, eso sería una secuencia legal probable, pero como Profeco hace inspección en el punto de venta y protegemos al consumidor final, entonces la verificación se hace ahí, en el punto de venta. La mayor parte de cadenas comerciales y empresas están acatando la nueva norma", añadió.



Canacintra Ensenada contra la Ley Chatarra en BC

Compartir en:

Cadena Noticias - Carlos Linaldi Marquez,  Baja California, Mexico, 

No se debe poner en riesgo la salud de niñas, niños y adolescentes, pero la solución a la obesidad y desnutrición no se resolverá estigmatizando a un sector de la industria, sino atendiendo todos los factores involucrados, consideró Amalia Vizcarra Berumen, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación de (Canacintra), en Ensenada, quien exhortó al Congreso del Estado a que sea sensible ante la realidad de la industria mexicana.


Al emitir un posicionamiento ante la intensión de la legislatura local de presentar una “iniciativa para prohibir la venta de comida chatarra a los menores de edad”, aseguró, que, de hacerlo a la ligera, habría un daño claro a la cadena de valor de estos productos, si no se tiene una perspectiva integral de la problemática.


El problema es multifactorial y debe ser atendido a través de políticas públicas que fomenten mejores empleos, mejor ingreso para las familias, nuevos hábitos de consumo y mayor cultura nutricional, aseveró.


Otro aspecto fundamental, apuntó, es que muchas familias pobres obtienen sus ingresos de miles de tienditas en sus casas o esquinas de colonias populares y la mayor parte de sus ventas son precisamente alimentos y bebidas industrializados.


Por ello, las y los legisladores deben promover un ejercicio de parlamento abierto en el que las partes afectadas puedan coadyuvar y dialogar a fin de generar un planteamiento integral en favor de la salud y la economía, indicó.


Se debe procurar una solución integral, no culpar a un solo sector, detrás del cual están millones de trabajadores, miles de proveedores, muchos del sector primario y una gran parte de la economía nacional, dijo.


No puede negarse la baja calidad alimentaria de algunos productos, reconoció Vizcarra Berumen, pero tampoco puede afirmarse que la cultura alimentaria de los bajacalifornianos se apegue a estándares nutricionales que prevengan enfermedades causadas por la deficiente o mala alimentación.


Hay problemas culturales, educativos, pero, principalmente económicos ante los bajos ingresos que obligan a ambos padres a trabajar para complementar el sustento; no tienen ni el dinero para comprar, ni el tiempo para preparar y vigilar la calidad nutricional de los alimentos de sus hijos, subrayó.


“Quiero ser clara, esto no es atribuible o imputable a padres de familia por falta de conciencia o responsabilidad, es producto de una falla estructural en el salario”, precisó.


De acuerdo con un monitoreo del periódico La Jornada, refirió, “…en la primera quincena de enero de 2020 la canasta básica (…) costó 99.47 pesos más que un mes antes; lo que implica un incremento de 3.47 por ciento.


Para adquirirla, una familia tuvo que desembolsar 2 mil 780.28 pesos, equivalentes a 22.56 días del salario mínimo vigente, el cual aumentó 20%, desde el primer minuto del año respecto al que regía en 2019, al aumentarse el mínimo a 123.22 pesos en el interior del país, explicó.


Ante éste escenario, manifestó la presidente de Canacintra, es clara la necesidad de fortalecer los marcos normativos del Estado y el país a la par de repensar las políticas públicas en materia de prevención y seguridad alimentaria.


Sin embargo, esto debe hacerse en coordinación los actores y sectores involucrados, en aras crear un equilibrio qué permita, por un lado, garantizar el bienestar alimentario de las familias, en especial de las niñas, niños y adolescentes, sin poner en riesgo la estabilidad económica de comerciantes e industriales.


Una Ley con esos alcances, consideró, debe atender la realidad desde una perspectiva integral que aliente el crecimiento de las empresas, la conservación y crecimiento del empleo, el desarrollo de los perfiles laborales y productividad, el mejor ingreso de los trabajadores y mejoras en su calidad de vida.


“No podemos pensar en que por decreto se elimine la pobreza familiar para mejorar la calidad de su alimentación y a su vez disponer de más tiempo para enviar a los niños perfectamente alimentados a la escuela para evitar la necesidad de consumir –ya no es la escuela y comercio formal- sino en cualquier establecimiento informal que les venda lo que los legisladores pretenden prohibir”, señaló.




Apuestas Deportivas en Linea Betway