⚠️ Cruce a EUA sólo con biológicos autorizados por la OMS

Estas son las vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud

Compartir en:

Cadena Noticias,  Baja California, Mexico, 

Esta mañana el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, habló sobre la reapertura de la frontera y enfatizó el hecho de que Estados Unidos aceptará todas las vacunas que han sido autorizadas por la OMS.

A septiembre del 2021, la OMS ha autorizado las vacunas de Pfizer/BioNTech, AstraZeneca/Oxford, Janssen, Moderna, Sinopharm y la vacuna de Sinovac. Otras vacunas continúan siendo estudiadas. Además, agencias reguladoras nacionales (ARN) han autorizado otras vacunas contra la COVID-19 en países específicos.





Vacunas nasales: ¿Por qué pueden ser más efectivas que las tradicionales?

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

En esta nueva fase de la pandemia se analiza la efectividad de las vacunas administradas y se debate sobre la necesidad de dosis de refuerzo para las personas más vulnerables.

Al mismo tiempo, se sigue investigando para dar un paso más en la lucha contra la covid-19. Evitar la transmisión del virus con nuevas vacunas, o reducirla más que las actuales, disminuiría los contagios y haría que el golpe definitivo al coronavirus estuviera más cerca.

Una de las defensas más efectivas suele ser atacar donde más duele, evitando desde el comienzo la reproducción en las vías respiratorias altas.

Por ello, el desarrollo de vacunas nasales se convierte en una vía de administración con numerosas ventajas.

Como se ha mencionado con anterioridad, la acción localizada de una vacuna nasal permitiría, además del desarrollo de defensas sistémicas (totales), evitar la reproducción del virus desde el inicio del contagio.

Para poder administrarse por la vía nasal, las vacunas deben cumplir exhaustivos controles, debido al contacto directo entre la cavidad nasofaríngea y el sistema nervioso central a través de los nervios olfativo y trigémino. La barrera hematoencefálica es una protección eficaz ante sustancias y agentes patógenos.

Es necesario atravesarla para terapias dirigidas, por ejemplo, al tratar enfermedades neurodegenerativas y migrañas. Lo hacen las moléculas pequeñas, pero hay que evitar que la atraviese lo que no sea necesario. Si son vacunas y son grandes de tamaño sería suficiente, pero hay que controlarlo.

Dos decisivos avances en las próximas vacunas contra la covid para intentar poner fin a la pandemia

Por esta razón este tipo de administración conlleva trabajo extra.

Las vacunas llamadas "esterilizantes" generan inmunidad justo en el lugar por donde entra el virus: las mucosas de la nariz. Repasamos cinco de ellas, que emplean distintos enfoques para esta difícil tarea.

1. La vacuna mexicana "Patria"

La más avanzada se está desarrollando en México y ya ha superado la fase I de ensayos clínicos.

Se basa en un virus recombinante que expresa la proteína de la espícula del SARS-CoV-2. El método de producción es el tradicional con el que se produce la vacuna de la gripe, con huevos embrionados.

La vacuna ha resultado segura y genera inmunidad cuando se administra por vía intramuscular, y aún mejor cuando se administra una primera dosis por vía nasal y una segunda por vía intramuscular.

Las demás vacunas están aún finalizando los estudios preclínicos en animales.

2. La vacuna española de Luis Enjuanes

La segunda de las vacunas está siendo desarrollada en España en el laboratorio de Luis Enjuanes (CNB-CSIC). Se encuentra realizando estudios en macacos tras finalizar exitosamente los estudios en ratones.

Se trata de una emulación sintética del virus SARS-CoV-2 que carece de las partes que le confieren patogenicidad, y se está probando con administración intramuscular y nasal.

3. La vacuna francesa que protege en los pulmones

Ha sido desarrollada en el Instituto Pasteur de Francia y se plantea como un refuerzo de la vacuna intramuscular. Es una vacuna nasal basada en un vector lentiviral que expresa la proteína de la espícula de la variante delta del SARS-CoV-2.

Se ha administrado en ratones tras dos dosis intramusculares de una vacuna de ARN.

Los resultados son muy prometedores, observándose gran protección a nivel de mucosas vía IgA (los anticuerpos específicos de las mucosas) y del pulmón vía células B y T de memoria residentes.

4. La vacuna contra todos los sarbecovirus

La cuarta, desarrollada en la Universidad de Yale de EE.UU., consiste en un espray nasal que contiene la proteína de la espícula y se administra a continuación de una vacuna intramuscular.

Al igual que en el estudio francés, en ratones se generan IgA en las mucosas y células B y T residentes en los pulmones. La diferencia es que no se necesita ningún adjuvante ni vector viral y, además, produce inmunidad general contra cualquier sarbecovirus (la familia a la que pertenece SARS-CoV-2).

5. La vacuna tejana

La quinta vacuna se está desarrollando en la Universidad de Houston, EE.UU., y consiste en un espray nasal conteniendo la proteína de la espícula del SARS-CoV-2 y un adjuvante.

Al igual que las dos anteriores, resulta en protección a nivel de mucosas y pulmones en ratones.

Además de estas vacunas hay otras tantas que ya están en fase clínica (Tabla 1) utilizando diferentes plataformas, como adenovirus o virus atenuados. También se estudian otras vías de administración además de la nasal, como pueden ser la vía subcutánea u oral.

Con tantas candidatas, esperamos que pronto existan varias vacunas nasales aprobadas y podamos pensar no sólo en reducir hospitalizaciones y muertes, sino en erradicar el virus.

Como ya se hizo en su momento con la viruela, o casi se ha hecho con la poliomielitis. Así acabaremos con el baile de variantes y oleadas que nos impide planificar nuestra vida con meses de anterioridad.

*Matilde Cañelles López es investigadora científica. Ciencia, Tecnología y Sociedad, Instituto de Filosofía (IFS-CSIC), María Mercedes Jiménez Sarmiento es científica del CSIC. Bioquímica de Sistemas de la división bacteriana. Comunicadora científica, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC) y Nuria Eugenia Campillo es científica titular. Medicinal Chemistry, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC)




Vacunas nasales: ¿Por qué pueden ser más efectivas que las tradicionales?

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

En esta nueva fase de la pandemia se analiza la efectividad de las vacunas administradas y se debate sobre la necesidad de dosis de refuerzo para las personas más vulnerables.

Al mismo tiempo, se sigue investigando para dar un paso más en la lucha contra la covid-19. Evitar la transmisión del virus con nuevas vacunas, o reducirla más que las actuales, disminuiría los contagios y haría que el golpe definitivo al coronavirus estuviera más cerca.

Una de las defensas más efectivas suele ser atacar donde más duele, evitando desde el comienzo la reproducción en las vías respiratorias altas.

Por ello, el desarrollo de vacunas nasales se convierte en una vía de administración con numerosas ventajas.

Como se ha mencionado con anterioridad, la acción localizada de una vacuna nasal permitiría, además del desarrollo de defensas sistémicas (totales), evitar la reproducción del virus desde el inicio del contagio.

Para poder administrarse por la vía nasal, las vacunas deben cumplir exhaustivos controles, debido al contacto directo entre la cavidad nasofaríngea y el sistema nervioso central a través de los nervios olfativo y trigémino. La barrera hematoencefálica es una protección eficaz ante sustancias y agentes patógenos.

Es necesario atravesarla para terapias dirigidas, por ejemplo, al tratar enfermedades neurodegenerativas y migrañas. Lo hacen las moléculas pequeñas, pero hay que evitar que la atraviese lo que no sea necesario. Si son vacunas y son grandes de tamaño sería suficiente, pero hay que controlarlo.

Dos decisivos avances en las próximas vacunas contra la covid para intentar poner fin a la pandemia

Por esta razón este tipo de administración conlleva trabajo extra.

Las vacunas llamadas "esterilizantes" generan inmunidad justo en el lugar por donde entra el virus: las mucosas de la nariz. Repasamos cinco de ellas, que emplean distintos enfoques para esta difícil tarea.

1. La vacuna mexicana "Patria"

La más avanzada se está desarrollando en México y ya ha superado la fase I de ensayos clínicos.

Se basa en un virus recombinante que expresa la proteína de la espícula del SARS-CoV-2. El método de producción es el tradicional con el que se produce la vacuna de la gripe, con huevos embrionados.

La vacuna ha resultado segura y genera inmunidad cuando se administra por vía intramuscular, y aún mejor cuando se administra una primera dosis por vía nasal y una segunda por vía intramuscular.

Las demás vacunas están aún finalizando los estudios preclínicos en animales.


2. La vacuna española de Luis Enjuanes

La segunda de las vacunas está siendo desarrollada en España en el laboratorio de Luis Enjuanes (CNB-CSIC). Se encuentra realizando estudios en macacos tras finalizar exitosamente los estudios en ratones.


Se trata de una emulación sintética del virus SARS-CoV-2 que carece de las partes que le confieren patogenicidad, y se está probando con administración intramuscular y nasal.


3. La vacuna francesa que protege en los pulmones

Ha sido desarrollada en el Instituto Pasteur de Francia y se plantea como un refuerzo de la vacuna intramuscular. Es una vacuna nasal basada en un vector lentiviral que expresa la proteína de la espícula de la variante delta del SARS-CoV-2.


Se ha administrado en ratones tras dos dosis intramusculares de una vacuna de ARN.


Los resultados son muy prometedores, observándose gran protección a nivel de mucosas vía IgA (los anticuerpos específicos de las mucosas) y del pulmón vía células B y T de memoria residentes.

4. La vacuna contra todos los sarbecovirus

La cuarta, desarrollada en la Universidad de Yale de EE.UU., consiste en un espray nasal que contiene la proteína de la espícula y se administra a continuación de una vacuna intramuscular.

Al igual que en el estudio francés, en ratones se generan IgA en las mucosas y células B y T residentes en los pulmones. La diferencia es que no se necesita ningún adjuvante ni vector viral y, además, produce inmunidad general contra cualquier sarbecovirus (la familia a la que pertenece SARS-CoV-2).

5. La vacuna tejana

La quinta vacuna se está desarrollando en la Universidad de Houston, EE.UU., y consiste en un espray nasal conteniendo la proteína de la espícula del SARS-CoV-2 y un adjuvante.

Al igual que las dos anteriores, resulta en protección a nivel de mucosas y pulmones en ratones.

Además de estas vacunas hay otras tantas que ya están en fase clínica (Tabla 1) utilizando diferentes plataformas, como adenovirus o virus atenuados. También se estudian otras vías de administración además de la nasal, como pueden ser la vía subcutánea u oral.


Con tantas candidatas, esperamos que pronto existan varias vacunas nasales aprobadas y podamos pensar no sólo en reducir hospitalizaciones y muertes, sino en erradicar el virus.


Como ya se hizo en su momento con la viruela, o casi se ha hecho con la poliomielitis. Así acabaremos con el baile de variantes y oleadas que nos impide planificar nuestra vida con meses de anterioridad.


*Matilde Cañelles López es investigadora científica. Ciencia, Tecnología y Sociedad, Instituto de Filosofía (IFS-CSIC), María Mercedes Jiménez Sarmiento es científica del CSIC. Bioquímica de Sistemas de la división bacteriana. Comunicadora científica, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC) y Nuria Eugenia Campillo es científica titular. Medicinal Chemistry, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC)




Muertos COVID suman 15 millones, casi tres veces más que lo comunicado por OMS

Compartir en:

Reuters,  Ciudad de México, Mexico, 

La cifra de fallecidos por COVID-19 es casi tres veces superior a la que muestran los datos oficiales, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el más completo sobre el verdadero número de víctimas mortales de la pandemia hasta la fecha.

Según el organismo de la ONU, a finales de 2021 se habían producido 14,9 millones de muertes asociadas al COVID-19. El recuento oficial de muertes directamente atribuibles al COVID-19 y comunicadas a la OMS en ese periodo, desde enero de 2020 hasta finales de diciembre de 2021, es de algo más de 5,4 millones.

Las cifras de exceso de mortalidad de la OMS reflejan a las personas que murieron a causa del COVID-19, así como a las que perecieron como resultado indirecto del brote, incluidas las que no pudieron acceder a la atención sanitaria por otras afecciones cuando los sistemas se vieron desbordados durante las enormes oleadas de infección.

También tiene en cuenta los decesos evitados durante la pandemia, por ejemplo, debido al menor riesgo de accidentes de tráfico durante los confinamientos.

No obstante, las cifras también son mucho más elevadas que el recuento oficial debido a las muertes obviadas en los países que no informaron adecuadamente. Incluso antes de la pandemia, alrededor de seis de cada 10 muertes en todo el mundo no se registraron, señaló la OMS.

El informe señala que casi la mitad de las muertes que hasta ahora no se habían contabilizado se produjeron en India. El estudio sugiere que 4,7 millones de personas murieron allí como resultado de la pandemia, sobre todo en mayo y junio de 2021.

Pero el Gobierno indio cifró el total de muertos en el periodo de enero de 2020 a diciembre de 2021 muy por debajo de ese número, en 480.000 decesos.

La OMS dijo que aún no había examinado completamente los nuevos datos proporcionados esta semana por la India, que se ha opuesto a las estimaciones de la entidad.

La OMS dijo que podría añadir una cláusula de exención de responsabilidad en el informe, destacando la conversación en curso con la India.

En un comunicado emitido tras la publicación de las cifras, el gobierno indio dijo que la OMS había dado a conocer el informe "sin abordar adecuadamente las preocupaciones de la India" sobre lo que calificó de métodos "cuestionables".

El panel de la OMS, formado por expertos internacionales que llevan meses trabajando en los datos, utilizó una combinación de información nacional y local, así como modelos estadísticos, para estimar los totales en los casos en que los datos son incompletos, una metodología que India ha criticado.

Otros modelos también llegaron a conclusiones similares acerca de que el número de muertos a nivel mundial es muy superior a las estadísticas registradas. A modo de comparación, se cree que unos 50 millones de personas murieron en la pandemia de gripe española de 1918 y 36 millones a causa del VIH desde que comenzó la epidemia en los años 80.

Samira Asma, subdirectora general de la OMS para datos y análisis, que codirigió el proceso de cálculo, dijo que los datos son la "sangre vital de la salud pública" necesaria para evaluar y aprender de lo ocurrido durante la pandemia, y pidió más apoyo para que los países mejoren los informes.

"Se desconocen demasiadas cosas", dijo a periodistas en una rueda de prensa.



Muertos COVID suman 15 millones, casi tres veces más que lo comunicado por OMS

Compartir en:

Reuters,  Ciudad de México, Mexico, 

La cifra de fallecidos por COVID-19 es casi tres veces superior a la que muestran los datos oficiales, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el más completo sobre el verdadero número de víctimas mortales de la pandemia hasta la fecha.

Según el organismo de la ONU, a finales de 2021 se habían producido 14,9 millones de muertes asociadas al COVID-19. El recuento oficial de muertes directamente atribuibles al COVID-19 y comunicadas a la OMS en ese periodo, desde enero de 2020 hasta finales de diciembre de 2021, es de algo más de 5,4 millones.

Las cifras de exceso de mortalidad de la OMS reflejan a las personas que murieron a causa del COVID-19, así como a las que perecieron como resultado indirecto del brote, incluidas las que no pudieron acceder a la atención sanitaria por otras afecciones cuando los sistemas se vieron desbordados durante las enormes oleadas de infección.

También tiene en cuenta los decesos evitados durante la pandemia, por ejemplo, debido al menor riesgo de accidentes de tráfico durante los confinamientos.

No obstante, las cifras también son mucho más elevadas que el recuento oficial debido a las muertes obviadas en los países que no informaron adecuadamente. Incluso antes de la pandemia, alrededor de seis de cada 10 muertes en todo el mundo no se registraron, señaló la OMS.

El informe señala que casi la mitad de las muertes que hasta ahora no se habían contabilizado se produjeron en India. El estudio sugiere que 4,7 millones de personas murieron allí como resultado de la pandemia, sobre todo en mayo y junio de 2021.

Pero el Gobierno indio cifró el total de muertos en el periodo de enero de 2020 a diciembre de 2021 muy por debajo de ese número, en 480.000 decesos.

La OMS dijo que aún no había examinado completamente los nuevos datos proporcionados esta semana por la India, que se ha opuesto a las estimaciones de la entidad.

La OMS dijo que podría añadir una cláusula de exención de responsabilidad en el informe, destacando la conversación en curso con la India.

En un comunicado emitido tras la publicación de las cifras, el gobierno indio dijo que la OMS había dado a conocer el informe "sin abordar adecuadamente las preocupaciones de la India" sobre lo que calificó de métodos "cuestionables".

El panel de la OMS, formado por expertos internacionales que llevan meses trabajando en los datos, utilizó una combinación de información nacional y local, así como modelos estadísticos, para estimar los totales en los casos en que los datos son incompletos, una metodología que India ha criticado.

Otros modelos también llegaron a conclusiones similares acerca de que el número de muertos a nivel mundial es muy superior a las estadísticas registradas. A modo de comparación, se cree que unos 50 millones de personas murieron en la pandemia de gripe española de 1918 y 36 millones a causa del VIH desde que comenzó la epidemia en los años 80.

Samira Asma, subdirectora general de la OMS para datos y análisis, que codirigió el proceso de cálculo, dijo que los datos son la "sangre vital de la salud pública" necesaria para evaluar y aprender de lo ocurrido durante la pandemia, y pidió más apoyo para que los países mejoren los informes.

"Se desconocen demasiadas cosas", dijo a periodistas en una rueda de prensa.



Día Mundial de la Salud: comer más proteína vegetal y menos animal

Compartir en:

El Universal,  Ciudad de México, Mexico, 

El Día Mundial de la Salud conmemora el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948. Y, como vivimos una pandemia, aunado a un deterioro ambiental y una creciente prevalencia de enfermedades, por lo que este 2022, el tema de esta celebración es: "Nuestro planeta, nuestra salud".

Esto es porque se ven afectados por la manera en que nos alimentamos. De acuerdo a Walter Willett de la Escuela de Salud Pública de Harvard y copresidente de la Comisión Eat Lancet, la transformación a dietas saludables para el 2050 requerirá cambios sustanciales en nuestra alimentación. El consumo mundial de frutas, verduras, nueces, semillas y leguminosas deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%.

Urge una dieta sostenible

En 2019 la Comisión EAT Lancet sobre Alimentos, Planeta y Salud estableció un informe sobre dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles. Se define como dieta sostenible a aquellos patrones de alimentación que promueven nuestra salud junto con un bajo impacto ambiental además, de ser accesibles, asequibles y culturalmente aceptables, sin embargo, existe una enorme brecha entre lo que identificamos como una dieta saludable y sostenible con lo que actualmente comemos.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para 2050, la población mundial llegará a los 9.1 mil millones, lo que representa 34% más que en la actualidad. La mayoría del aumento se producirá en los países en desarrollo. Lograr un sistema alimentario sostenible que satisfaga necesidades nutrimentales de 10 mil millones de personas requiere de un cambio hacia dietas saludables, mejores prácticas en la producción de alimentos reducción de la pérdida y desperdicio de alimentos.

Más vegetales, menos animales

Si bien una dieta correcta debe incluir todos los grupos de alimentos, la evidencia actual sugiere que una disminución de productos de origen animal confiere una mejor salud y beneficios ambientales. Un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association mostró que, con sustituir solo el 3% de proteína animal por proteína vegetal, el riesgo de muerte por cualquier causa disminuyó en 10%.

Consume local y de temporada

Los productos locales, además de ser más frescos, son más económicos y amigables con el medio ambiente, tambien ayudan a preservar las tierras de cultivo y los espacios verdes. La naturaleza es tan sabia que nos ofrece alimentos ricos en nutrientes necesarios según la temporada.

Disminuye el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos es un problema mundial y se vive de manera distinta dependiendo de la economía de cada país. Se estima que en 2019 se generaron alrededor de 931 millones de toneladas de desechos alimentarios, de las cuales el 61% procedían de los hogares, el 26% de los servicios de alimentación y el 13% de la venta al por menor. En el mundo, cada persona desperdicia anualmente 74 kilos de comida; en México, 94 kilos. Se estima que un tercio de los alimentos que se producen a nivel global se desperdician.