Malos hábitos de alimentación aumentan durante pandemia

Especialistas piden acercarse para iniciar un plan alimenticio

Compartir en:

Cadena Noticias - Ana Laura Wong,  Mexico, Baja California, Tijuana, 

La mala alimentación ha predominado durante la pandemia del COVID-19, por ello, aumentaron los problemas de obesidad en Tijuana, explicó Isabel Calvo Higuera, Médico con especialidad en Nutrición Clínica.

La especialista del Hospital General de Tijuana, dijo que se ha constatado un aumento de pacientes en consultorios públicos y privados, por ello, es importante que las personas se acerquen con médicos para asesorarse e iniciar con un plan alimenticio para evitar mayor afectación en la salud. 

"Hacer conciencia de la buena nutrición que debemos de tener en el mundo definitivamente cuando hablamos de mala nutrición podemos enfocar desde una desnutrición a obesidad", expresó Calvo.





Pacientes con diabetes podían vivir menos si no se tratan de forma adecuada

La mala alimentación en menores es un factor para que presenten enfermedades cardiovasculares

Compartir en:

Cadena Noticias,  Mexico, Baja California, Tijuana, 

De no tratarse la diabetes de forma correcta, las personas podrían vivir hasta diez años menos debido a que son más propensos a sufrir un infarto que un paciente que lleva de manera adecuada su padecimiento, dijo durante una conferencia de prensa la doctora internista, Adriana Vega. 

"Un paciente con diabetes puede morir diez años antes de que su edad programada por algún infarto. El infarto puede presentarse desde el momento del diagnóstico de la diabetes hasta todo el tiempo de la enfermedad", declaró la doctora durante la conferencia con motivo a "El Día Mundial de la Diabetes". 

Si bien dijo que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en pacientes con este padecimiento, señaló que este escenario se puede evitar si se trata de forma adecuada la diabetes. "Un paciente controlado puede vivir y tener una vida productiva sin ningún problema". 

En ese sentido mencionó que la mala alimentación en menores de edad es un factor para que presenten enfermedades cardiovasculares en el futuro.

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



Obesidad infantil empeoró en tiempos de COVID-19

Padres de familias son corresponsables de la alimentación en menores de edad

Compartir en:

Cadena Noticias - Ana Laura Wong,  Mexico, Baja California, Tijuana, 

La pandemia del COVID-19 ha afectado a la población infantil, sobretodo aquellos menores que tienen problemas de obesidad o sobrepeso. 

La Médico con especialidad en Nutrición Clínica, Isabel Calvo Higuera, explicó que en esta semana la mayoría que acudió a la clínica fueron menores de preescolar y primaria. 

Agregó que los padres de familia son quienes seleccionan mal los alimentos, por lo tanto los menores no tienen control de lo que ingieren.

"Importante hacer una mejor selección y saber cuando poder intercambiar un alimento por otro por eso debe acudir al experto para hacer una intervención temprana para evitar una enfermedad", detalló la médico en nutrición.

La especialista dijo que al retomar los buenos hábitos alimenticios es mucho más sencillo en menores de edad que con personas adultas.

"Los adultos tienen más excusas, va a venir otra pandemia con más diabetes e hipertensión", concluyó Calvo.

Visita y accede a todo nuestro contenido | www.cadenanoticias.com | Twitter: @cadena_noticias | Facebook: @cadenanoticiasmx | Instagram: @cadena_noticias | TikTok: @CadenaNoticias | Telegram: https://t.me/GrupoCadenaResumen |



Personas que tuvieron COVID deben mejorar su alimentación

Compartir en:

Cadena Noticias,  Mexico, Baja California, Tijuana, 

Las personas que han padecido y superado el Covid deben de mejorar sus hábitos alimenticios para fortalecer su sistema inmunológico y se prevengan de un nuevo contagio, mencionó el médico cirujano José Bruno Roldán Melo.


El director de la Clínica Melo, señaló que entre los alimentos que ayudan al fortalecimiento del sistema inmunológico y del circulatorio están los antioxidantes.


Entre este tipo de alimentos, dijo que están los vegetales y frutas verdes que son bloqueadores de los radicales libres que oxidan las células.

Comentó que vegetales como el ajo y el brócoli ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y pueden evitar recaídas de enfermedades respiratorias si se consumen todos los días o frecuentemente.


El médico refirió que las amígdalas son la primera barrera del sistema respiratorio por lo que para limpiarlas es recomendable hacer gárgaras con bicarbonato de sodio.


Aconsejó además el consumo de vitaminas D y C, hacer ejercicio y seguir utilizando el cubrebocas y el constante lavado de manos.



Canacintra Ensenada contra la Ley Chatarra en BC

Compartir en:

Cadena Noticias,  Baja California, Mexico, 

No se debe poner en riesgo la salud de niñas, niños y adolescentes, pero la solución a la obesidad y desnutrición no se resolverá estigmatizando a un sector de la industria, sino atendiendo todos los factores involucrados, consideró Amalia Vizcarra Berumen, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación de (Canacintra), en Ensenada, quien exhortó al Congreso del Estado a que sea sensible ante la realidad de la industria mexicana.


Al emitir un posicionamiento ante la intensión de la legislatura local de presentar una “iniciativa para prohibir la venta de comida chatarra a los menores de edad”, aseguró, que, de hacerlo a la ligera, habría un daño claro a la cadena de valor de estos productos, si no se tiene una perspectiva integral de la problemática.


El problema es multifactorial y debe ser atendido a través de políticas públicas que fomenten mejores empleos, mejor ingreso para las familias, nuevos hábitos de consumo y mayor cultura nutricional, aseveró.


Otro aspecto fundamental, apuntó, es que muchas familias pobres obtienen sus ingresos de miles de tienditas en sus casas o esquinas de colonias populares y la mayor parte de sus ventas son precisamente alimentos y bebidas industrializados.


Por ello, las y los legisladores deben promover un ejercicio de parlamento abierto en el que las partes afectadas puedan coadyuvar y dialogar a fin de generar un planteamiento integral en favor de la salud y la economía, indicó.


Se debe procurar una solución integral, no culpar a un solo sector, detrás del cual están millones de trabajadores, miles de proveedores, muchos del sector primario y una gran parte de la economía nacional, dijo.


No puede negarse la baja calidad alimentaria de algunos productos, reconoció Vizcarra Berumen, pero tampoco puede afirmarse que la cultura alimentaria de los bajacalifornianos se apegue a estándares nutricionales que prevengan enfermedades causadas por la deficiente o mala alimentación.


Hay problemas culturales, educativos, pero, principalmente económicos ante los bajos ingresos que obligan a ambos padres a trabajar para complementar el sustento; no tienen ni el dinero para comprar, ni el tiempo para preparar y vigilar la calidad nutricional de los alimentos de sus hijos, subrayó.


“Quiero ser clara, esto no es atribuible o imputable a padres de familia por falta de conciencia o responsabilidad, es producto de una falla estructural en el salario”, precisó.


De acuerdo con un monitoreo del periódico La Jornada, refirió, “…en la primera quincena de enero de 2020 la canasta básica (…) costó 99.47 pesos más que un mes antes; lo que implica un incremento de 3.47 por ciento.


Para adquirirla, una familia tuvo que desembolsar 2 mil 780.28 pesos, equivalentes a 22.56 días del salario mínimo vigente, el cual aumentó 20%, desde el primer minuto del año respecto al que regía en 2019, al aumentarse el mínimo a 123.22 pesos en el interior del país, explicó.


Ante éste escenario, manifestó la presidente de Canacintra, es clara la necesidad de fortalecer los marcos normativos del Estado y el país a la par de repensar las políticas públicas en materia de prevención y seguridad alimentaria.


Sin embargo, esto debe hacerse en coordinación los actores y sectores involucrados, en aras crear un equilibrio qué permita, por un lado, garantizar el bienestar alimentario de las familias, en especial de las niñas, niños y adolescentes, sin poner en riesgo la estabilidad económica de comerciantes e industriales.


Una Ley con esos alcances, consideró, debe atender la realidad desde una perspectiva integral que aliente el crecimiento de las empresas, la conservación y crecimiento del empleo, el desarrollo de los perfiles laborales y productividad, el mejor ingreso de los trabajadores y mejoras en su calidad de vida.


“No podemos pensar en que por decreto se elimine la pobreza familiar para mejorar la calidad de su alimentación y a su vez disponer de más tiempo para enviar a los niños perfectamente alimentados a la escuela para evitar la necesidad de consumir –ya no es la escuela y comercio formal- sino en cualquier establecimiento informal que les venda lo que los legisladores pretenden prohibir”, señaló.




Pretenden prohibir adición de vitaminas y minerales en los alimentos

Compartir en:

EFE,  Ciudad de México, Mexico, 

De acuerdo con las Encuestas Nacionales de Salud de 2006 y 2012 existe una baja ingesta de micronutrientes en la alimentación de los mexicanos, situación que constituye un importante problema de salud pública.


Entre las principales deficiencias que presentan los niños están el hierro, zinc, vitamina A, vitamina D y ácido fólico. En el caso de adolescentes y adultos, hay una baja ingesta de minerales como el hierro, el zinc, el calcio y el magnesio.


“Hay que entender que una mala alimentación no sólo está vinculada al sobrepeso y la obesidad, sino también, a las carencias de micronutrientes en nuestro cuerpo, es decir, a la falta de vitaminas y minerales esenciales. Estas deficiencias provocan graves consecuencias a la salud, el crecimiento, el aprendizaje y la productividad de las personas”, aseveró Enrique Ríos Espinosa, doctor en salud pública y especialista en nutrición humana.


Una de las estrategias que se ha implementado para controlar la deficiencia de micronutrientes en los mexicanos es la fortificación de alimentos, que implica la adición dosificada de micronutrientes a los alimentos procesados, medida que ha resultado eficaz y sostenible. Su objetivo es mejorar la salud de la población en general, sobre todo de aquellos sectores que carecen de ciertas vitaminas y minerales esenciales para la salud.


Sin embargo, pese a los resultados favorables de la adición de micronutrientes, hoy en día el gobierno mexicano pretende obstaculizar la fortificación de alimentos procesados con la modificación del artículo 161 en el decreto de Reforma a Diversas Disposiciones del Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios.


La propuesta de modificación en cuestión dice: “No se podrán adicionar nutrimentos … ni a los alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados que cumplan con los perfiles nutrimentales establecidos para el etiquetado frontal de advertencia que establezca la norma correspondiente, a excepción de aquellos que deban adicionarse de manera obligatoria”.


Durante décadas, la fortificación ha sido empleada por países industrializados como medio para enriquecer los alimentos. En México, se han utilizado estrategias de fortificación de alimentos para reducir la deficiencia de micronutrientes en poblaciones vulnerables. Por ejemplo, autoridades de salud emplearon la yodación de la sal con éxito en todo el territorio nacional, la adición de flúor en ciertas regiones del país para prevenir la caries dental, así como la fortificación a las harinas con resultados positivos, tanto que las autoridades la hicieron obligatoria.


Expertos en salud mencionan que, de aprobarse dichas modificaciones al reglamento, podrían tener consecuencias negativas para la salud de los mexicanos, donde alimentos como los cereales de caja, el yogur, la leche y sus derivados y los productos de la panificación desempeñan un papel muy importante en la contribución a la ingesta de micronutrientes.


“Hoy en día, casi ningún alimento está constituido por un sólo nutriente y, por otro lado, no hay ningún alimento que, por sí mismo, proporcione todos los nutrientes necesarios para una persona adulta. Ante este panorama, la fortificación de alimentos resulta primordial para continuar con los esfuerzos en la mejora de la salud y nutrición de los mexicanos”, mencionó Luis Fernando Hernández Lezama, miembro del Consejo Directivo del Consejo Latinoamericano de Información de Alimentos y Salud (CLIAS)